sábado, 9 de noviembre de 2013

Chip de identificación.

Se podría considerar que hoy en día nuestra sociedad no podría funcionar sin la tecnología electrónica. Comunicación, salud, mercado, todo depende de la tecnología. ¿Sería prudente ceder nuestra identidad a la tecnología? ¿No dependemos lo suficiente de ella?

Aunque sea cierto que gracias a los avances que ha hecho la ciencia en el ámbito de la electrónica nuestras vidas son más sencillas, por culpa de esta tecnología y este progreso, hemos olvidado pequeñas y sencillas cosas como por ejemplo, escribir una carta o realizar cualquier práctica manual.

En el hipotético caso en que la tecnología dejase de funcionar nuestras vidas se verían gravemente afectadas, tan es así, que si los chips de identificación llegasen a ser una realidad, ni tan solo podríamos identificar a una persona. Si es cierto, que muchas veces los DNIs convencionales puede ser una molestia, te lo  puedes olvidar en casa y no poder entrar en un club, entre otras miles de situaciones.  Esto con el chip informático no sucedería, siempre se podría consultar la base de datos y confirmar la identidad del individuo.
El chip de identificación ya se usa con animales para poder controlar todos sus movimientos. Un chip del cual no conocemos sus límites de profanación de nuestra intimidad sería un atentado contra la libertad del ser humano.

El dinero que puede costar modernizar los documentos de identificación estaría mejor invertido si fuese destinado a la investigación médica o a desarrollar un mundo sostenible y seguro para las personas.  


Mi posición ante la modernización de los documentos de identificación es completamente neutra. Tanto los DNIs como los chips informáticos me parecen innecesarios, sinceramente creo que un mundo sin pasaportes ni DNIs sería un mundo más libre, un lugar de todos, un lugar sin discriminación. Ni un chip ni un trozo de cartón pueden decirme quien es cada uno,  mi existencia ni la de nadie debería estar supeditada a un documento. 

1 comentario:

Teresa dijo...

Muy buen trabajo, Josep. Veo un sólo error ortográfico en "En el hipotético caso en que la tecnología " donde no deberías escribir el segundo "en".