viernes, 22 de noviembre de 2013

El sexo de los ángeles

¿El sexo de los ángeles? Pero, ¿qué tipo de pregunta es esa? ¡Jamás me había parado a pensar en eso! Aunque, ahora que me pongo a pensar... ¿Qué diablos de sexo tienen los ángeles? 

En los cuadros del dormitorio de mis padres, los ángeles parecen infantes, un estilo al Niño Jesús del Pesebre, pero es cierto que no presentan signos que faciliten una posible interpretación de si son niños o niñas. 

No entiendo ese afán de asexuar a estos seres divinos que deben de haber existido durante siglos y siglos de cultura cristiana. A mi parecer, los ángeles son una especie de representación divina de las "almas", aquellas que en la Tierra encontramos en forma de persona. El caso es que, aquí abajo, las personas sí son femeninas o masculinas; todos somos descendientes de Adán o Eva. 

¿Se nos está diciendo, de alguna manera, que el alma no entiende de sexualidades ni diferencias por sexos? Sería un bonito mensaje, de ser así, dado que la humanidad ha sido y sigue siendo bastante dura e intransigente en defensa de las diferencias entre hombres y mujeres. 

Por otro lado, me vienen a la mente todos los tabúes por parte de la Iglesia, en concreto, en rechazo al sezo y las relaciones sexuales entre las personas. "¡Piensa mal y acertarás!", que dice mi abuela. Quien sabe... Puede que todos esos cuadros y pinturas de angelitos supongan, en el fondo, un bombardeo de mensajes subliminales para nosotros. 

Los ángeles están en el cielo; están en el cielo, por lo que son bondadosos; jamás hemos podido comprobar ni demostrar que pertenezcan a un sexo u otro; puede que sean, entonces, seres asexuados; si es así... ¡No pueden tener relaciones sexuales!; de esta manera, no pueden distraerse en busca del placer.

Mensaje: los ángeles, estos seres tan, tan buenos, no practican sexo. ¿No desean ustedes ser buenos también?

Quizás es algo perverso; pero, la mente humana es sumamente perversa. Si un ser humano ya es de por sí retorcido... ¡Ni que decir tiene lo que puede conseguir toda una cultura entera!

Hay que ver... ¡Lo bien que vivía yo sin cuestionarme el sexo de los ángeles, Teresa!



Marta Gallego

1 comentario:

Teresa dijo...

¡A mí no te dirijas que yo no escojo los temas de vuestros trabajos!
De todas formas, y para tranquilizarte un poco y que puedas dormir, el artículo de opinión te ha quedado muy bien, juegos de palabras incluídos (diablos-ángeles)