lunes, 30 de septiembre de 2013

Legalización de la marihuana

Al tratar este tema, la mayoría de personas lo predisponen a algo tan negativo y corrosivo en nuestra sociedad como las drogas en su puro concepto, algo no acertado.

Hoy en día, legalizar la marihuana no provocaría, en mi opinión, un desencadenamiento de adictos ni mucho menos. Es más, ayudaría a que organismos ilegales que se encargan de producir y distribuir esta planta de manera fraudulenta, desapareciesen.

En la actualidad, la marihuana ya es “legal” total o parcialmente en países como Holanda e incluso Estados Unidos (solo en algunos estados), ya sea para uso medicinal o consumo propio. Su total legalización también representaría su regularización por parte del estado en producción y sus consecuentes medidas preventivas, seguida de su correspondiente impuesto.

En otro apartado como el de “efectos” que esta conlleva al ser humano y su integridad podríamos saber más sobre sus propiedades, hoy mayormente consideradas perjudiciales, algo cuestionable. En la sociedad, ya hay substancias también consideradas drogas con gran demanda entre “nosotros” como el tabaco o el alcohol, entre otros. ¿Por qué no la marihuana?

sábado, 28 de septiembre de 2013

Legalización de la marihuana

Según muchos estudios la marihuana o cannabis es la substancia ilícita más utilizada del planeta ya sea por cuestiones medicinales, religiosas o por pura diversión. Es en este punto cuando en tramos en el debate de si se tendría que regular y restringir aún más la marihuana.

En muchas ocasiones la ley castiga de forma desmesurada algunas acciones, una de ellas seria el consumo de la marihuana. Los políticos llevan tiempo escuchando hablar del tema pero siempre se niegan a actuar, creen que si se mira hacia otro lado el problema va desaparecer y eso es totalmente erróneo  Porque llevamos demasiados años arrastrando el debate de la marihuana si llegar a ninguna solución.

Por qué no se legaliza la marihuana y con esto matamos dos pájaros con un tiro? No estoy diciendo ninguna estupidez o barbarie, no podemos negar que aunque no podamos verlo en toda España hay un consumo y una venta elevada de marihuana, y este hecho hace que la gente este desprotegida. No por el hecho de que pueda adquirir fácilmente marihuana si no por el hecho que el cliente no sabe que contiene realmente ese producto. Y entonces es cuando yo me pregunto si no seria mejor legalizar de una vez la marihuana y de esa forma el cultivo de esta misma estaría controlado y eliminaríamos los traficantes más importantes. Y tampoco se puede dejar de lado el hecho que si legalizáramos la marihuana el estado tendría una gran inyección de dinero.

Todo lo que he explicado parece fácil de hacer pero no creo que el gobierno sea el único problema para conseguir una supuesta legalizacióndetrás de este debate encontramos los prejuicios de los seres humanos. En mi pueblo como en muchos lugares te ponen una etiqueta rápidamente, sin preguntarse el porque.
Este porque es el que yo me pregunto, no entiendo el mal ver que tiene la marihuana, creo sinceramente que hay muchas otras drogas muy peores como por ejemplo el alcohol el cual no te produce ningún beneficio no como el cannabis ya que este te produce efectos relajantes entre otras cosas.


Con este fragmento no pretendo decir que la marihuana es lo mejor solo quiere explicar y hacer entender que es una droga y por lo tanto no es del todo buena para el cuerpo pero que tiene buenos aspectos y no es tan mala cómo muchos la pintan.

viernes, 27 de septiembre de 2013

Legalización del cannabis

Hipocresía, ignorancia, intereses, estas son las primeras palabras que se me pasan por la cabeza cuando escucho que la marihuana sigue siendo ilegal. Si buscas una explicación lógica de porqué la marihuana es ilegal, no se te pasa por la cabeza ninguna que no afecte el estado legal de otras drogas como el alcohol.  

El alcohol se lleva 2,5 millones de vidas humanas cada año por causas directas a su consumo, aun así, su consumo sigue siendo legal ya que mueve una gran cantidad de dinero. En cuanto a la marihuana no se conocen apenas casos de intoxicación directa y los casos que se conocen son de personas psíquicamente vulnerables a sustancias psicoactivas. ¿Cómo una droga que no produce intoxicación sigue siendo ilegal? Para intoxicarte con cannabis tendrías que consumir una dosis extremadamente elevada y dudo que la mayoría de personas tengamos acceso a tal cantidad.

Más allá de su consumo para uso recreativo, existe el uso terapéutico. Se administra muchas veces a pacientes con dolores intratables, a pacientes con estrés, pacientes con daños psiquiátricos, etc. Además el cáñamo tiene un gran uso textil muy poco aprovechado, incluso muchos historiadores culpan a grandes industrias textiles de hacer campaña contra la marihuana para que siga siendo ilegal y así eliminar su competencia. Las primeras restricciones legales en Estados Unidos fueron en 1906, justo cuando se empezó a utilizar como sustituto barato e eficiente del papel en los periódicos, da que pensar.

En Holanda el consumo de cannabis está legalizado y en España, siendo ilegal, se consume el doble de cannabis que en Holanda. Sólo te hace falta ir a una universidad de Ámsterdam y a una de cualquier parte de España y preguntar quién consume marihuana. En 2004 las Naciones Unidas estimaron que un 4% de la población eran consumidoras de cannabis, hoy por hoy, es la droga ilícita más consumida del mundo.

Sí es cierto que un consumo abusivo en la adolescencia produce daños irreparables a la función intelectual del consumidor ya que el cerebro de un adolescente es muy vulnerable. Aun así, el peligro está muy exagerado, no pierdes más coeficiente con un porro que con una buena borrachera y es bastante más habitual ver a un adolescente borracho que a uno colocado por fumar hierba.

Desde mi punto de vista, la marihuana debería estar legalizada y distribuida al igual que lo están el tabaco y el alcohol. Aparte, es un negocio redondo para el estado, los millones de dinero negro que se mueve gracias a la distribución ilegal de esta substancia podría ser una gran fuente de ingresos si llegase a ser legal. No todos los consumidores de cannabis son delincuentes, hay políticos, abogados, médicos, profesores, etc. que consumen marihuana y no son para nada una lacra social, es más, la lista de famosos y gente con éxito consumidores de cannabis es cuanto menos, sorprendente, incluso Obama ha reconocido haber consumido. 


Hay que ser respetuoso con las decisiones de cada uno, ya no sólo en el consumo de marihuana, todo ser humano adulto debería ser libre de hacer lo que quisiese con su cuerpo y antes de criticar o prohibir un estilo de vida o un hábito hay que informarse y no esconderse tras el terror que provoca ignorancia.

LEGALIZACIÓN DE LA MARIHUANA

Por lo que me he podido informar por internet, el cannabis es una droga ya legalizada en España, pero lo que no existe, es plena libertad para consumirla ni para cultivarla. Existe un límite de tres plantas que se pueden tener en una propiedad privada y del material que se saque de estas plantas no se puede sacar ningún lucro, es decir, solo es para consumo propio.  Pero aun hay más, este producto, solo se puede consumir en propiedades privadas, no en la calle o lugares públicos.

Mucha gente, habla de legalizar el cannabis, como si estuviese totalmente prohibido su consumo y demás, sin tener un mínimo conocimiento de la ley. Aun así, hay otra gente que pide la legalización por completo, es decir, que se pueda comerciar, y consumir en todos los lugares. Una idea, que no comparto, al menos completamente.

El cannabis, es una droga adictiva, que puede llegar a provocar daños psicológicos a causa de su efecto alucinante, i/o daños físicos por el consumo (cáncer, infecciones respiratorias…). Por este motivo, no es recomendable su consumo, y aún menos, que la gente se enganche solo por ver fumar a la gente en la calle y pensar que no pasa nada. Creo que con buen motivo, la ley prohíbe su consumo en lugares públicos para evitar las influencias que pueda tener una persona de las demás que fuman cannabis. A demás, también se quiere evitar los problemas que significa todo el tema de tráfico. Se quiere evitar el cannabis de mala calidad y otros problemas.

Otro caso que está permitido por la ley, es el consumo de cannabis por casos terapéuticos. Actualmente en el sistema sanitario, está muy implantado el uso de medicamentos de laboratorio y se desprecia el uso de la medicina alternativa, por este motivo, el cannabis es muy poco frecuente en las recetas. Hemos conocido casos, en que la marihuana ha ayudado a la recuperación de los pacientes, mientras que otros métodos convencionales han curado la malatía pero han destrozado otras partes del cuerpo.


Creo que la ley de la marihuana de hoy en día, está bien, porque permite el consumo de ella a los que lo deseen, pero también protege a las personas que quieren mantener-se alejadas de su consumo. 

Legalización de la marihuana

Hoy en día se vive una gran controversia respecto a este tema ya que genera diferentes puntos de vista.

Los que están a favor argumentan que actualmente el cannabis es accesible a la población, en consecuencia su legalización no tendría que significar el aumento de su consumo y, en cambio, la sociedad se beneficiaría, no solo podría ayudar al control sino también a la economía. Al ser legal se le podría poner impuestos y controles de venda, también se evitaría la monumental cantidad de dinero que se invierte en combatir el tráfico ilegal y en castigar el consumo, la legalización sacaría del mercado negro su industria. También ayudaría a reducir gran parte de la corrupción y la violencia que actualmente caracteriza a los mercados del cannabis. Desde otro punto de vista, es aconsejada para aliviar los síntomas de la quimioterapia y como calmante.

El tabaco y el alcohol son legales, están hechos de sustancias químicas y adictivas y el último provoca dependencia física, su nivel de toxicidad es mucho más alto que la marihuana. Esta no es ni adictiva ni lleva este tipo de sustancias (la adicción que se crea con la marihuana es psicológica. Las personas que prueban la marihuana estando deprimidos comienzan a relacionarla con el escape a la depresión y así la adicción se hace más grande, no tiene nada que ver con la nicotina del tabaco). No estoy diciendo que no sea nocivo para el organismo, lo es, en menor cantidad.

Por otro lado, defienden que con su legalización también tendrían que hacerlo otras drogas. Que tendría graves consecuencias para la salud y el bienestar de la población y también para la prevención del uso indebido de cannabis entre los jóvenes, que no lo verían como “algo tan malo” si es legal.


En mi opinión el consumo de cannabis por parte de una persona tendría que basarse en la libre responsabilidad, razón por la cual una vez legalizada es posible fomentar un uso controlado y hacer a los consumidores conocedores de los riesgos que asumen, así como las campañas publicitarias del tabaco y el alcohol. ¿Qué sentido tiene que se pueda consumir uno de estos dos productos y no el cannabis?

LEGALIZACIÓN DE LA MARIHUANA (ANNA RUIZ)

Desde mucho tiempo atrás la legalización de la marihuana ha sido un debate en boca de mucha gente. 

Por una parte, hay una serie de argumentos a favor, tales como, la marihuana es una medicina alternativa superior a otras drogas químicas que hay en el mercado, la diferencia, es natural y no deja daños permanentes, tiene propiedades medicinales, está demostrada la utilidad de la marihuana, ingerida o fumada, para aliviar determinadas dolencias: nauseas asociadas a la quimioterapia, dolores por esclerosis múltiple, glaucoma, etcétera. También la legalización de está supondría el aborto del tráfico ilegal de esta droga.

Por otra parte, también hay una serie de argumentos en contra como por ejemplo, la marihuana crea una adicción en el ser humano, daña el cerebro quemando neuronas i además legalizar las drogas incrementaría muchísimo su consumo. La curiosidad, ya no limitada por restricciones legales, unida al fácil acceso a la drogas, tentaría a mucha gente. Aun cuando eso solventara los problemas de la delincuencia asociada, esa escalada del consumo es un coste demasiado alto.

En mi opinión, no encontraría mal que se legalizara este tipo de droga ya que si se usa para diversos tratamientos medicinales, muy mala no debe ser, pero por lo que estaría en desacuerdo seria porque si algún día llegase a legalizarse, como he dicho antes, incrementaría el consumo de esta y de mas drogas, así que en este caso mi opinión es totalmente neutral.

jueves, 26 de septiembre de 2013

Legalización del cannabis

La legalización del cannabis ha sido y continua siendo, un debate común en varios países del mundo durante los últimos años. Antes de tomar una decisión como la de legalizar una droga en un país, se deberían contrastar todos sus efectos sobre la población. 
Se puede afirmar, según estudios, que la marihuana tiene tanto síntomas positivos como negativos, hay muchas organizaciones, institutos y demás, que han y están investigando sobre los efectos de la llamada “María” sobre las personas.
Hoy en día, encontramos en progresión, el numero de personas que apoyan la idea de legalizar la marihuana, tanto sea por razones sociales, como médicas.
El consumo de cannabis, ha aumentado significativamente los últimos años, ya en 2005 se detecto un incremento importante del habitante consumidor Español, y en 2011 un incremento del 44% en verso a los dos años anteriores.
Viendo el alto incremento de popularidad de esta droga, se debería tener en cuenta la razón por la que se está popularizando tan rápidamente.

Según el Observatorio Europeo de las Drogas, España esta a la cabeza de la Unión Europea en consumo de cannabis y cocaína, especialmente entre jóvenes.
Esta droga, común entre los jóvenes y en sus fiestas, anula paralelamente con el alcohol, la capacidad para pasarlo bien sin el consumo de drogas.
Se considera por algunos un mito, por otros una realidad, el echo de que el consumidor de hoy de cannabis, es un posible consumidor futuro de drogas mas duras, buscando sensaciones más potentes cada vez.

Se pueden diferenciar de manera genérica dos tipos de consumidor, en primer lugar el joven, que utiliza la marihuana como una droga mas, siendo común junto a ella el consumo de alcohol y tabaco, y no tan comúnmente, el consumo de sustancias como la heroína y la cocaína. En segundo lugar encontramos el perfil adulto, considerado éste como la persona con responsabilidades, como una casa y una familia propia o bien un trabajo, entre otros.
El perfil adulto tiene un consumo más limitado, fuera de horarios laborables y con una opinión sobre la droga como remedio ansiolítico.

Así como hay dos tipos de consumidor, también hay dos tipos de consumo, el consumo simple y el uso nocivo.
El consumo simple, es un consumo único en momentos con los amigos o conocidos, no afecta a la salud de la persona, siempre y cuando no se mezcle con bebidas alcohólicas, tabaco u otras drogas.
Este tipo de consumo tiene unos efectos inmediatos como relajación, sensación de bienestar, euforia, emociones y sentimientos muy intensos (desde la risa floja hasta el llanto fácil), dilatación de la pupila, sequedad en la boca y hambre intensa.
National Cancer Institute afirmó que el uso leve y ocasional de la marihuana no ocasiona pérdida de función pulmonar.

El uso nocivo es un consumo repetitivo y puede provocar alteraciones psicológicas, problemas sociales o legales, etc.
Sus efectos a largo plazo abarcan un gran abanico, desde la disminución de la memoria inmediata, una disminución de la actividad en general por un estado depresivo, pasando por problemas respiratorios, malestares en general y pudiendo llegar a episodios delirantes en las que seria necesaria la hospitalización, en la mayoría de los fumadores de marihuana, no seria la causa principal, en todo caso puede empeorar síntomas psicóticos en consumidores que ya padecen esquizofrenia o bien afectarles si son vulnerables a esta enfermedad.
El síndrome amotivacional es el mas típico relacionado con el consumo regular de cannabis, se pierde capacidad para interesarse en las propias aficiones, desarrollar iniciativas, empezar proyectos, etc. Son cuadros subdepresivos (diferenciandolos así de depresiones mayores) donde la indiferencia predomina sobre la tristeza.
La dependencia en sí de la marihuana, no es una dependencia fácil, en comparación con otras drogas, como la heroína, el alcohol o el tabaco (nicotina), tiene poco potencial adictivo. El café (cafeína) y el cannabis, tienen el mismo porcentaje en adicción. 

Por otro lado, la marihuana es medicinal, lo publica el National Cancer Institute, que aseguran que el consumo de cannabis favorece a los pacientes de cáncer aliviando nauseas y vómitos provocados por la quimioterapia.
En el caso de los pacientes del SIDA, les aumenta el apetito y evita que sigan perdiendo peso, les alivia el dolor, les baja la ansiedad y también les mejora el sueño y el ánimo.
Diferentes estudios demuestran los beneficios del cannabis sobre la pérdida ósea relacionada con la edad.
Annals of Medicine y Journal of the Federation of American Societies publican en dos artículos diferentes la misma idea: la relación entre el CB1 Y CB2 (receptores cannabinoides) con el mantenimiento y equilibrio de la remodelación ósea y la aceleraración de la formación de huesos. National Institute of Health concluyó en 2010 la eficiencia de los cannabinoides como tratamiento para enfermedades óseas como por ejemplo la osteoporosis.
En 2012 National Institute of Health vuelve a aprobar los resultados, demostró que el consumo de cannabinoides podría tener un efecto terapéutico importante en las enfermedades óseas humanas.

El uso común del cannabis, en la que mayoritariamente se ven afectados los jóvenes, es un uso en el que creen tener la necesidad de consumirlo para poder realizar algunas actividades, sienten tener cada vez la necesidad de un consumo mayor de la droga para poder sentir su efecto, aunque el consumidor no lo note, la droga sigue afectándole desde el primer momento tanto como el primer día.
No se conocen muertes por el consumo de la marihuana y sus derivados, en contra, están el tabaco y el alcohol, dos drogas de las cuales se permite su consumo y en cambio, son causantes de miles de muertes en todo el mundo cada año.

Bien, hasta ahora hemos podido contrastar efectos de la marihuana sobre las personas, analicemos cual seria el efecto del trafico legal del cannabis en España.
Un punto a favor desde el punto de vista económico, seria el beneficio por parte de impuestos, que generaría su venta fuera del mercado negro.
La AMEC, situaba en 2.500 millones de euros el beneficio económico que aportaría la legalización de esta, entre los que están 1.000 millones de euros de ahorro en gastos por luchas policiales, juicios y gastos de los presos en la cárcel.
Desde el punto de vista social, una razón por la que no se quiere legalizar el cannabis, es el supuesto incremento del consumo de éste, no obstante, una persona que quiere consumirlo, puede adquirirlo fácilmente en el mercado negro, sin pagar impuestos.

En conclusión, hay que contrastar todo lo bueno y lo malo que puede aportar la marihuana, en mi opinión, no se trata de legalizarla o no , sino concienciar realmente de sus efectos en cada momento. Como chica de 18 años, he visto mucha gente vendiendo la marihuana como algo únicamente bueno y otros como únicamente malo, he visto gente con verdaderos “blancazos”, llamados así por la mala experiencia que te provoca la marihuana cuando la consumes en exceso, he visto demasiadas personas consiguiendo drogas mas duras y la verdad, creo que la gente joven lleva un antifaz, y con ello, una falta efectiva. Una persona con proyectos de futuro, ni duerme hasta las cinco de la tarde, ni tiene tiempo a fumar cannabis regularmente, te deja sin ánimos y no eres capaz de efectuar una actividad con facilidad. A pesar de comentarios como, he sacado buena nota en filosofía gracias a que iba fumado, comentario común entre alumnos de diferentes institutos, (por experiencia propia), yo sigo pensando que uno tiene que ser capaz de sacar jugo a su mente por su propio pie. 

Apruebo el consumo de cannabis una noche con los amigos para tener unas risas, una, no todas, no hay que abusar de nada, ni de las drogas, ni del chocolate, ni de ningún placer en la vida, teniendo tantas pruebas para contrastar y para poder sacarle todo su jugo positivo al cannabis, repito, no se trata de legalizar, se trata de concienciar. 

Por último, me gustaría recomendar el documental Super high me, lo protagoniza el comediante Doug Benson, explica muy bien los efectos que puede tener el consumo de cannabis, tanto en el momento, como a largo plazo. En el documental, Benson fuma marihuana durante 30 días seguidos, haciéndose pruebas médicas y demás. 
Creo que es una buena fuente de información para la persona que quiere entender la marihuana desde el punto de vista médico, hasta el del consumidor. 




Para qué sirve el arte

Como seres humanos que somos, y la cual cosa nos diferencia del resto de animales y bichejos, sentimos, tenemos emociones y, lo que es más importante, necesitamos expresarlas. 

Sonreír, gritar, reír, llorar. Pintar, cantar, escribir, bailar. 

Ni tú ni yo pensamos igual, ¿no es así?; ni tú ni yo tenemos la misma voz, ¿cierto?; pues, ni tú ni yo nos expresamos de la misma manera. Es simple. 

Quedamos en que todos necesitamos comunicar nuestros sentimientos. Bien, pongamos un sencillo ejemplo: a ti no te gustan las lentejas y, para colmo, tu madre adora cocinar ese plato; eso a ti te pone de mal humor, y te gustaría que variase más de menú. Puedes optar por no comentarle nada a tu mamá, la cual osa comportaría que tú estuvieses malhumorado y, consecuentemente, supondría un mal ambiente en tu casa. 

Pero... ¿Qué ocurriría si tu le explicaras lo que piensas sobre sus repetitivas lentejas? 

Nada. Nada malo, de hecho. ¡Al contrario! Tu madre seguramente lo entendería e intentaría variar un poco sus comidas. Se crearía, entonces, una buena atmósfera  en tu hogar. Porqué si algo tienen los refranes, es que siempre son ciertos; y es que hablando, las personas se entienden. 

Permíteme servirme de ese "hablando" del refrán para cambiarlo por un "expresando lo que sentimos". Pasemos ahora de "tu hogar" al "mundo". 

Si la humanidad no saliese de sí misma para hacer al mundo entero conocedor de sus sentimientos, este se convertiría en un auténtico caos. Los conflictos entre vecinos, pueblos y países serían nuestro pan de cada día (más aún que ahora, todo ha de ser dicho). 

Por suerte, aun no estamos en el apogeo de ese caos. Por suerte, una vez alguien decidió escribir una poesía reflejando el sentimiento de una sociedad; por suerte, una vez alguien decidió cantar, dándole emoción, en nombre de una nación; por suerte, una vez alguien decidió plasmar sobre un lienzo una gran injusticia. 

El arte abarca todos, absolutamente todos los ámbitos de nuestra vida. Mediante el arte se expresa alegría, tristeza, euforia y felicidad, se expresa disconformidad, complacencia, furia y gratitud. 

Estoy segura de que no existen palabras suficientes para conseguir lo que con arte se consigue.

Sin arte, sin transmitir lo que llevamos dentro, la vida no tendría sentido. 


Marta Gallego

Legalización De La Marihuana: ¿A favor o en contra?

Ante todo, el tema de la legalización de la marihuana ha abierto en nuestro país un gran debate ya que existen varias opiniones a favor y en contra. La marihuana, también llamada cannabis, debería ser la primera de las drogas blandas que se legalizara. No solamente por sus cualidades terapéuticas (se aconseja para aliviar las señales de la quimioterapia) sino también porque ayudaría a parar su tráfico ilegal y hasta se podría reducir el consumo. Los efectos de la marihuana dependen de la sustancia y la forma en que se consuma, de las características físicas de cada uno y las circunstancias en las cuales se consume la droga.

Para empezar, opino que el hecho de no penalizar el consumo de la marihuana sí podría traer graves consecuencias. De hecho, la mayoría de los adictos a drogas duras comenzaron por la marihuana ya que parece ser la droga más “inofensiva” y así se da el primer paso en el mundo de las drogas. Cabe decir que esta gente también toma alcohol y fuma tabaco o lo hacía anteriormente. Pero, ¿por qué esto no es condenado? Evidentemente porque son “drogas” socialmente aceptadas y legalizadas. El alcohol en exceso enerva a sus consumidores y bajo sus efectos se vuelven agresivos, pierden la dimensión de las cosas y son un obvio peligro al volante. Por contra, poquísimos casos de violencia han sucedido porque el agresor hubiera estado bajo las influencias de la marihuana. Es muy fácil alcanzar una sobredosis de alcohol mientras que nunca nadie ha muerto por una de marihuana pues es prácticamente imposible de llegar. En ciudades donde la marihuana es legal, como en Holanda, la legalización ha ocasionado un mayor control, mayor calidad, comercio seguro y legal, pero una disminución del consumo.

Asimismo, el fumar marihuana evidentemente tiene sus efectos negativos. Afecta los pulmones, mata neuronas, etcétera. Pero un golpe en la cabeza también mata neuronas, inhalar el humo de los fumadores hace daño a la larga. Entonces, ¿cuál es la diferencia? Curiosamente resulta más adictivo el tabaco que la marihuana. Aún así quiero aclarar que no estoy a favor del consumo ni mucho menos. Si no se puede regular ni la venta de alcohol a los menores de edad, ¿cómo se espera poder regular el consumo de esta droga? La gente que quiera consumir el cannabis, lo va a hacer sea esto legal o ilegal. La solución tal vez sea regular esto.

Por otra parte, añadiré que estamos acostumbrados a un gobierno que debe solucionar nuestros problemas y muchas veces no nos hacemos cargo de nuestros actos. ¿No decimos siempre que la educación comienza en nuestras casas y en las escuelas? Si el gobierno nos pone al alcance de la mano esta droga, no tenemos por qué consumirla sin ninguna medida ni precaución.

En conclusión, mi posición respecto a la legalización del cannabis es neutral, y puesto que no soy consumidora de esta droga cabe la posibilidad de que me equivoque en mis argumentos. 

Legalización de la "María"

El cannabis, mejor conocido por marihuana o simplemente maría, proviene de una planta originaria de las cordilleras orientales del Himalaya, Asia. Los motivos por los cuales esta planta es usada, en su gran mayoría, son que la maría produce en las personas un efecto muy “tranquilizador”. 

 La maría es a primera impresión una droga ya que se ciñe a las características o propiedades que las definen. Normalmente, éstas, al pasarlas a tu organismo, producen el tu persona una serie de alucinaciones, te aísla de la realidad y te hace “olvidarte de los problemas”. Sin embargo, existen todo tipo de drogas y hay unas con un grado de intensidad mayor o menor. En España, la maría está permitida hasta cierto punto ya que en pequeña cantidad no causa grandes problemas y en cantidades más grandes puede ser considerado como narcotráfico por eso en el estado Español solo se permite una planta. 

 Todo esto apunta a que la maría no debería legalizarse del todo pero si te paras a pensar un momento, hay otras drogas legalizadas mundialmente que puedes ser muchísimo más perjudiciales que la maría como por ejemplo el alcohol. La maría al tener estas cualidades de alejarte de la realidad, también es usada en medicina como una especie de relajador o tranquilizante para los pacientes que están en un estado terminal o simplemente, con un dolor el cual no se puede soportar. Por tanto, si la maría es usada tan ambiguamente y se sabe que los daños hacia las personas son mínimos, ¿Por qué no legalizarla de una vez por todas? 

 En mi opinión, la maría comparada con otras sustancias no es para nada mala e incluso algo tan respetable como la medicina la usa. Creo que en realidad, la maría no sería una droga tan mal vista si no fuera por todo lo que acarrea, es decir, sabemos que la maría no es tan perjudicial pues entonces ¿por qué está tan mal vista? Creo que por el solo hecho de estar categorizada como droga ya tiene que ser “mala” sin siquiera conocerla realmente.

LEGALIZACIÓN DE LA MARIHUANA

LEGALIZACIÓN DE LA MARIHUANA


La marihuana es una droga ilegal en nuestro país. Excepto para uso terapéutico. No estoy ni a favor ni en contra de legalizar esta droga. Pero, en el momento  en que te planteas la pregunta de ¿Por qué no legalizarla? Me viene a la cabeza que otras drogas quizás más perjudiciales para nuestra salud  como el tabaco o bien el alcohol están legalizadas y permitido su consumo en nuestro país. ¿Por qué? Porque el gobierno obtiene grandes y directos beneficios de estos.

Así, que ¿Por qué no legalizar la marihuana? Es una droga como las demás e incluso se podrían obtener beneficios de esta. Está claro que todo y estar prohibido sus consumidores continúan haciendo uso de ella, en algunos casos abusivo. Ha sí que, ¿Por qué no aprovechar esto y obtener beneficios como el del tabaco y el del alcohol?

Sea legal o ilegal la marihuana se va consumir igual, ya que al ser adictiva provoca tener unos consumidores habituales dispuestos a pagar lo que haga falta por ella. Al igual que los consumidores de tabaco, que por mucho que suban los precios de este, la gente continúa pagando y gastando su dinero por un paquete de cigarrillos.

En conclusión, la marihuana es igual o menos perjudicial que el tabaco. Así que ¿Por qué no legalizarla y obtener beneficios? Se podría decir que estoy más a favor que en contra.




Mireia Ruiz Bejarano

LEGALIZACIÓN DE LA MARIHUANA

La mayoría de gente no habla mucho sobre la legalización de la marihuana. Ahora en tiempos de crisis hay temas más importantes a tratar. ¿Pero se han planteado sus beneficios económicos? La marihuana no solo  tiene una salida lúdica i terapéutica.

Des del punto de vista económico, los beneficios de la legalización del cannabis son evidentes y muy tentadores en tiempos de crisis. A banda de generar puestos de trabajo y ingresos, la explotación legal de la marihuana es una actividad totalmente sostenible y no contaminante ya que su conreo no requiere procesos químicos. Según un estudio reciente, la legalización del cannabis en España, daría el doble del beneficio del dinero que se le presta a Grecia.

Como  principal razonamiento en contra de la legalización del cannabis, es que se protege a la población  de los daños que provoca el consumo de cannabis. Sin negar sus efectos nocivos, resulta del todo incoherente plantearse este argumento cuando es legal la venda y el consumo de otras drogas como el tabaco o el alcohol, drogas mucho más nocivas que la marihuana según algunos estudios.


Pero, entonces, ¿Dónde está el debate? Se trata únicamente de una cuestión de moralidad social y de tradición cultural. Este debate se ha abierto recientemente en algunos territorios ya que el consumo de cannabis cada vez está más extendido y aceptado. Aún así, el uso terapéutico está totalmente admitido. El alcohol y concretamente el vino presente en la mayor parte de las dietas, es cultura mediterránea. Puede que por eso encontramos de lo más normal pedir una botella de vino en el restaurante, pero nos escandalizaría que a la sobremesa de una barbacoa familiar alguien se fumes un porro. Personalmente aquí está el quid de la cuestión  Para hacer del cannabis un sector económico rentable tenemos que decidir si parece moralmente aceptable i respetable que un adulto lo  consuma. 

Legalización de la marihuana

Desde mi punto de vista, la legitimación de la marihuana es una cuestión un tanto enigmática por lo que hace a los intereses que pueda haber detrás y pienso que es algo complejo intentar comprender con total claridad el porqué de este intríngulis. De todas formas me limitaré a argumentar mi posición.

Por una parte, no acabo de entender realmente porqué el cannabis sigue siendo ilegal en la gran mayoría de países del mundo. Creo que el estado sacaría un gran beneficio económico legalizando la marihuana y añadiéndola al mercado. De la misma manera que se aplica un impuesto en el precio del tabaco y del alcohol, su venta podría proporcionar unos ingresos considerables, ya que España, según el informe facilitado por el Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías (OEDT), se coloca como el tercer país de Europa que más consume este producto por detrás de Dinamarca y Francia.

Asimismo, se me hace difícil comprender la actuación de la ley y la autoridad frente a los consumidores de cannabis y creo que a veces se confunde o se asocia erróneamente el hecho de fumar con ser un delincuente. Corríjanme si me equivoco pero pienso que no es ningún delito ni ningún crimen que un consumidor fume marihuana en su casa tranquilamente (lo que repercute tan solo al propio fumador), como sí lo es, por ejemplo, conducir bajo los efectos del alcohol. Pienso que se debe saber discernir la gravedad que pueda suponer el consumo y actuar tal y como concierna dependiendo de la situación. 

Por otra parte, el cannabis, aunque puedan parecer leves, crea adicciones y efectos estimulantes y por lo tanto es una droga. Es sabido que el abuso reiterado de estas sustancias no lleva a nada positivo y creo que su legalización supondría un acceso más fácil a la compra y distribución del producto y, de alguna forma, esto podría provocar un mencionado exceso de su consumición. 

Es por ello que no me posiciono ni en contra ni a favor de la legalización de la marihuana sino que me mantengo neutral. Yo no soy consumidor pero entiendo algunos de los razonamientos sobre esta cuestión de gente que sí lo es. 

Aún así, ni mucho menos saldría a la calle a manifestarme ni iría a votar a favor del cannabis, en el caso hipotético de que se produjera un referéndum sobre la legitimación de este. Podría decirse que comprendo pero no comparto el consumo de esta planta.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

PARA QUÉ SIRVE EL ARTE

*Tere, te hago la redacción del tema que salía en aquél examen de Selectividad como te dije.



Muy a mi pesar, la palabra “arte” abarca un significado demasiado amplio que incluso ha llevado a una confusión general. ¿Quién marca los límites de lo que sí es arte y lo que no? Uno mismo, las personas. El arte es totalmente subjetivo, se mueve entre diferentes corrientes y distinciones, pero al fin y al cabo todo puede considerarse arte. En el ámbito de la pintura por ejemplo, ¿es más artístico un paisaje pintado acuradamente sobre un lienzo, que una pared pintorreada de forma abstracta? Para mi quizás sí, pero; igual ustedes no comparten la misma opinión. 

Desde ya bastante pequeña he considerado el arte como un derivado del aborrecimiento, que es capaz de distraernos de lo más rutinario o trivial, y empezar a causarnos distintas aficiones. Pero no me refiero sólo a distraernos mediante el entretenimiento extra vocacional. Igual que el significado de la palabra arte es muy amplio, las utilidades que éste proporciona lo son también.

El uso más importante referente a la sociedad capitalista del momento es la economía; el negocio. ¿Saben la suma de dinero que mueven las obras de arte? El arte va por intereses. Por ejemplo la música: hablamos de un mercado que una vez entras en él se puede ganar fama, fortuna, etc. Pero un día puedes estar en lo más alto y a la mañana siguiente levantarte y que nadie quiera saber de ti. Por no hablar de las subastas de cuadros o estatuas, lo conocido como arte clásico. En las subastas se pagan millones de euros por un producto exclusivo, trabajo de un autor de renombre. 

Otra concepción, y quizás la más popular, es la de la libre expresión. Diciendo esto pienso en el cuadro de Eugène Delacroix, La libertad guiando al pueblo. En 1830 el autor ve como todas las clases sociales se unen para hacer una revolución contra el régimen absolutista de Carlos X, y expresa el sentimiento de un colectivo basándose en la figura femenina de lo que sería la propia libertad. Igual que lo hizo el francés, muchas de las canciones, las pintadas, el cine, la fotografía, y la mayoría de vertientes del arte sirven como reclamo, advertencia, deseo, o simplemente necesidad de expresar, lo que yo considero como una necesidad que el ser humano debe saciar.

Por qué no decirlo, el arte puede también servir como el entretenimiento personal más querido para cada uno. Me fijo a menudo que, a nivel personal, cada uno considera arte aquello por el que siente un aprecio especial. Quizás es un ejemplo demasiado común, pero; ¿Los grafitis, son arte? Pués seguro que si te gustan vas a verlo como una forma de arte. A veces los comentaristas de un partido de fútbol claman: ¡Qué arte tiene este futbolista! Yo me pregunto: ¿qué entiende el periodista cómo arte? Entiende como arte la clase o majestuosidad con la que juega el jugador. Para una persona que le gusta el futbol, puede que lo considere un arte. 

En conclusión, el arte puede significar un medio de evasión personal de la realidad, un negocio, una herramienta de expresión, un método de protesta, etc. Aún más, el arte es tan flexible, tan infinito, que puede significar lo que tú quieras que sea. Podemos imaginar estilos artísticos de lo más peculiares, porque el arte no es más que una palabra ilimitada, de sentido y de utilidad.