sábado, 28 de diciembre de 2013

EL SENTIDO DE LA NAVIDAD

EL SENTIDO DE LA NAVIDAD

¿Cuál es el sentido de la Navidad? Es una pregunta que todo el mundo se plantea. ¿El sentido de la Navidad es puramente un sentido comercial? ¿O bien es una tradición familiar en la que los regalos son algo secundario? A todo el mundo le gusta recibir regalos o bien hacerlos.

Es cierto que la Navidad no es una fiesta comercial, aunque con el pasar de los años ha ido convirtiendo-se en una fiesta donde los comercios (grandes o pequeños) se llevan un pellizco de nuestros ahorros o nuestras pagas. Pero, el sentido de la Navidad va mas allá, es una fiesta tradicional que todo el mundo pasa en familia, comiendo, riendo y explicando anécdotas divertidas, unas fiestas en las que todo el mundo está contento. Una fiesta que va más allá de los regalos.

Personalmente, es cierto que los regalos en Navidad tendrían que ser algo secundario, pero, gracias a la Navidad pequeños comercios pueden pasar una Navidad como la que podemos pasar muchos de nosotros. No veo la Navidad como algo comercial, me gusta hacer regalos y recibirlos, para que engañarnos, pero creo que gracias a que yo me gasto un dinero, se que el pequeño comercio podrá pasar unas buenas Navidades con su familia.

Y para finalizar, me parece hipócrita, que la gente diga que no hará regalos para Navidad, ya que el sentido de la Navidad es un sentido familiar, si es cierto. Pero en lugar de publicar-lo en las redes sociales, que siempre queda muy bonito, apliquémonos el cuento todo, y si estas Navidades te regalan: Un coche, o bien un iPhone 5S, dónalo a un orfanato, o bien devuélvelo, ya que el sentido de la Navidad no se encuentra en lo comercial, sino en la familia, en ayudarnos los unos a los otros. Así que en lugar de publicar-lo en las redes sociales, y así quedar bien delante de los nuestros empecemos a cumplir-lo. Porque el sentido de las cosas se encuentra en hacer-lo para sentirte mejor con ti mismo, no para quedar bien delante de todo el mundo y todo el mundo sepa lo maravillosa persona que eres.


martes, 10 de diciembre de 2013

Conocimiento de inglés en el profesorado.

En un país dónde necesitas saber hablar inglés para ser camarero y no para ser presidente del gobierno, es mucho exigir que el cuerpo docente tenga un conocimiento mínimo del idioma. No se puede exigir entonces, que los españoles hablen un inglés cuanto menos, entendible.  Sí es cierto que no tan sólo el inglés es un idioma desconocido en esta nación, otros idiomas sufren la falta de cultura de las autoridades, incluso idiomas que hablan los mismos españoles, como es el caso del vasco, catalán, entre otros.

Hace poco la ya muy conocida Ana Botella, protagonizó uno de los ridículos más vergonzosos de la historia de nuestra democracia, pronunciando un discurso en lo que parecía inglés con un acento y una pronunciación digna del nivel cultural de la presidenta, pésimo.

Dejando aparte el caso “relaxing cup of café con leche” y trasportando la problemática hacia las aulas, cabe decir que cada vez más gente está interesada en aprender un idioma extranjero por culpa de la situación económica del país. Mi teoría sobre por qué el conocimiento de inglés en el cuerpo docente es tan bajo es que, al ser funcionarios y tener sueldo “fijo” y trabajo en el país, les da igual carecer de un conocimiento básico de un idioma el cual no es necesario para ejercer su labor, les da igual carecer de la cultura mínima para moverse por el mundo. Tal vez puede que sea el hecho que muchos de los profesores actuales provienen de una época dónde el inglés no formaba parte de su educación.

Para mí, este no es el problema más grave del sistema educativo actual, siempre y cuando no sea el mismo profesor de inglés el que desconozca el idioma. Un buen profesor es un buen profesor, sepa o no sepa inglés, nadie puede recriminarle que está haciendo mal su labor al no conocer el idioma.

Un buen consuelo para las futuras generaciones es que, los futuros licenciados deberán presentar al menos el nivel B2 de inglés si quieren que su título universitario sea reconocido. Desde mi opinión personal, considero que este es un pequeño paso y queda un largo camino a la hora de culturalizar nuestro país y formar personas capaces de afrontar los retos que nos plantea la vida con la mayor decisión y juicio posibles.