sábado, 11 de enero de 2014

El sentido de la navidad

La Navidad es una fiesta cristiana donde se conmemora el nacimiento de Jesús. Para los cristianos es una fiesta llena de tradiciones como los villancicos, la misa de navidad, las comidas especiales, el belén, etc. Algunas de las tradiciones cristianes navideñas aún se conservan pero la Navidad no solamente es una fiesta celebrada por las comunidades  cristianas, sino que también la disfrutan otras más comunidades, ya sea con fines religiosos o sin ellos.

Personalmente, en la sociedad  actual, el sentido de la navidad ha cambiado mucho desde el principio. Para algunos, la Navidad es una de las fiestas más importantes del año y a esta fecha tan especial  le puedes dar tantos significados como diversas formas de prepararte para celebrarla. Para unos tal vez le recuerda que es en ese tiempo cuando reciben sus regalos, para otros quizás sean vacaciones; los peques la relacionan con que no van a la escuela, los jóvenes piensan en los intercambios y fiesta; y para muchos otros, es la excelente oportunidad para ver a los parientes que están lejos, olvidarse de la dieta y compartir con ellos una deliciosa cena.

La Navidad es una excusa para reunirse con esos parientes lejanos que solo los ves dos veces en todo el año. Es una época para relacionarse con viejos amigos,  para estar de celebración con la familia y de dar pequeños detalles a tus seres queridos.

Para los niños, supone una época llena de regalos e ilusión. Reciben aquellos juguetes que llevaban esperando todo el año, ya sea a través de los reyes magos, “la tronca” o el Papá Noel.

Por la parte económica, la Navidad es una época donde se consume mucho más de lo que se necesita. Según algunos estudios, entre comida y regalos, la gente se puede llegar a gastar entre 500 y 1500 euros en estas épocas. Muchas familias que a veces no llegan ni a fin de mes, se gastan una gran cantidad en comida y regalos que muchas veces no son ni necesarios. Se tiene por costumbre regalar cosas caras a los más queridos pero, ¿ es de verdad necesario? Si en mi casa se necesita una televisión, se compra en todo el año, si se compra ropa, es cuando es necesaria. Muchos de mis amigos piden cosas a sus padres en éstas fechas: que si el “iPad”, el móvil nuevo, ese capricho que tanto queremos, etc. Pero realmente lo necesitamos, o es más el morbo del regalo nuevo o de obtener ese capricho?

Personalmente, la navidad se ha convertido en una excusa para las compras compulsivas. No querré más a mi familia porque me compre un bolso de 100 euros ni tampoco porque me regale un ordenador. Sería importante volver a las tradiciones navideñas más antiguas, la de los villancicos, la decoración extremadamente exagerada y a ese espíritu navideño que todo el mundo tiene escondida en algún lugar de su cuerpo.

No hay comentarios: