martes, 7 de enero de 2014

EL SENTIDO DE LA NAVIDAD

Des de pequeña siempre he vivido la Navidad como tiempo de celebraciones, grandes comilonas, hacer el pesebre y el árbol, estar con la familia y, también, de regalos. Pero antiguamente no era este el sentido de la navidad; antes, se celebraba la Navidad con un motivo religioso e ideológico. No obstante, ahora ese sentido ha cambiado, se ha transformado en lo que yo conozco.

Ahora el significado que todo el mundo le da a las fiestas navideñas es, como acabo de decir, de festividades. La verdad es que la mayoría de gente entiende por Navidades tiempo de celebraciones, comidas abundantes, reuniones familiares, regalos para el Papa Noel, los Reyes Magos y el “tió”, en Catalunya. Así pues, lo que entendemos por Navidad parecen ser todas las cosas materiales que hemos ido heredando pero, el que de verdad debe reflexionar la gente es que las fiestas de la Navidad representan una especie de celebraciones religiosas que la iglesia cogió del verdadero sentido de la Navidad.

El verdadero sentido de la Navidad se encuentra en un hecho del cual casi nadie se percata o no le da importancia. Realmente, la Navidad solo simboliza el cambio del solsticio de invierno. No obstante, la iglesia tomó estos días para escenificar el nacimiento de Jesucristo. Así mismo, la estrategia de la Iglesia católica al coger estos días para simbolizar el nacimiento de su propio Dios se basaba en que de esta forma, sería mucho más sencilla la reconversión de los pueblos paganos.


En mi opinión, el verdadero sentido de la Navidad es originariamente el solsticio de invierno pero también está la tradición que hemos heredado de la Iglesia. No puedo renunciar a lo que des de pequeña he vivido por Navidad y es así en mi caso como en cualquier otro. Para mí, las Navidades son unas fechas de reuniones familiares, de hacer el árbol con sus guirnaldas y sus bolas, de poner lucecitas en el balcón, de oír villancicos típicos de esos que aunque estas harta de oírlos, siempre se agradecen porque si no parece que no sea Navidad. También son fechas de compras, de regalos y por supuesto, de ilusión y magia.  

1 comentario:

Teresa dijo...

Da la impresión de que no haces demasiados borradores antes de dar el trabajo por terminado. Falta una estructura clara y marcada del contenido porque, aunque vas dividiendo en párrafos, varias veces hablas de lo mismo con pocas diferencias. En algún momento la mala construcción de la oración impide entender el contenido:"Así pues, lo que entendemos por Navidad parecen ser todas las cosas materiales que hemos ido heredando pero, el que de verdad debe reflexionar la gente es que las fiestas de la Navidad representan una especie de celebraciones religiosas que la iglesia cogió del verdadero sentido de la Navidad."