sábado, 11 de enero de 2014

El sentido de la navidad

Nos encontramos en el día siete de enero sentados en el sofá asimilado la vuelta al colegio e intentando terminar de digerir el montón de comida que nos hemos zarpado en las navidades, es en esos últimos instantes de las vacaciones de navidad cuando hacemos una reflexión de lo que realmente una ha hecho. Es entonces cuando te das cuenta de que sin ninguna duda las navidades tienen cosas muy buenas y otras no tanto.
Estamos en un momento en que el mundo ha evolucionado rápidamente y este cambio ha influenciado en la forma de entender la navidad.
Antiguamente la navidad se entendía como una época en que las distintas familias hacían diferentes actos altruista ayudando a los demás y haciendo que las navidades fuesen una de las mejores épocas del año, pero actualmente esta mentalidad ha ido cambiado, ya que hoy en día las navidades se sustentan básicamente por la unión de la familia y la compra masiva de comida y de regalos.

Pero no podemos decir claramente que este cambio de mentalidad hacia el consumismo sea el infierno ya que como en todos los cambio encontramos puntos a favor y puntos en contra. La parte más positiva que hemos heredado de la antigua navidad y que es muy importante en el tiempo en el que estamos es la reunión familiar. Si, la unión de toda la familia, aunque nos pueda parecer un tostón tener que saludar a gente que hacía un año que no veías y tener que dar besos a la tías más besuconas, este es un aspecto muy bonito de la navidad debido a que hoy en día nuestros familiares están realmente esparcidos por todo el mundo y la navidad consigue unir a toda la familia y dar ese punto de magia y felicidad que todos necesitamos.   

1 comentario:

Teresa dijo...

Es breve y sin embargo hay mucha paja, mucha información que se repite y es poco importante.
El mismo texto,más sintético y preciso, ganaría dos puntos más por lo menos.