jueves, 23 de enero de 2014

La consulta, ¿legal o ilegal?

El referéndum de autodeterminación a Cataluña o también llamado la consulta, es un referéndum de independencia que está previsto que se celebre el 9 de noviembre de 2014. Este acto podría ser considerado el paso más grande que se ha hecho des de hace mucho por la independencia de Cataluña pero en mi opinión va mucho más allá. Un referéndum significaría que por fin, la voz del pueblo quedaría grabada en la historia de manera formal y que se supiesen los deseos del pueblo.

La independencia catalana tiene unos fundamentos lo suficientemente sólidos como para que el gobierno español haga los oídos sordos y se basa en lo siguiente: el derecho al autogobierno, la autogestión financiera, la capacidad de decidir sobre el modelo socioeconómico, la defensa de la cultura y la lengua catalanas y la preservación del derecho civil catalán, entre otros matices.

Además, a todos esos argumentos se le puede sumar el hecho de que existe una herida, al parecer, imperceptible que ha quedado sin cicatrizar. Toda la incomprensión, represión e incluso discriminación que hemos sufrido por parte del pueblo vecino es algo que siempre quedará en nuestras memorias pero lo peor de todo es que no se intenta enmendar el daño hecho sino que hoy en día se sigue con este malicioso juego. Tampoco quiero excusar al pueblo catalán de toda culpa para echársela a España por qué seguro que se han cometido mil y un errores por parte de ambas bandas.

No obstante, problemas aparte, la consulta está programada para finales de este año y consta de una pregunta con dos apartados: ¿Quiere que Cataluña sea un Estado?. Y en caso de respuesta afirmativa, ¿quiere que este Estado sea independiente?.  

Pero no todo el mundo está de acuerdo en que uno es libre para autodeterminarse o para expresarse, sencillamente. Dentro de España, las posiciones hacia la consulta están muy claras y remarcadas depende de en que ideología se esté. Por eso, los partidos como el PP, el PSOE y UPyD piensan que la consulta es totalmente ilegal y que debe pararse cuanto antes. Sin embargo, Amaiur, el PNV y el BNG dan un incondicional apoyo a que el referéndum siga adelante. Referente a los partidos catalanes los que están a favor son ERC, ICV y la CUP. En contra, C’s y CIU se divide en los que están a favor y los que están en contra. También hay que tener en cuenta la opinión de otros países y organizaciones internacionales que opinan que nadie puede refrenar el derecho a autodeterminarse y que el gobierno español debería permitirlo.


Las cartas están echadas y el pueblo ha hablado. En mi opinión esta consulta debe celebrarse sea considerada legal o ilegal porque todo ser humano, todo pueblo y toda nación debe tener el derecho de poder ser lo suficientemente libre como para autodeterminarse. Además, el respeto es algo que también creo que debería de empezar a practicarse. En realidad es mucho más sencillo de lo que parece. 

1 comentario:

Teresa dijo...

Hay expresiones imprecisas: "un referéndum de independencia", "La independencia catalana tiene unos fundamentos".

En el texto, se mezcla el derecho a opinar (mediante votación) sobre un asunto importante para la nación con el derecho de autodeterminación.