sábado, 25 de enero de 2014

LA CONSULTA

Un país que quiere que todo el mundo lo trate como democrático y que en muchas ocasiones utiliza la misma democracia cómo un escudo para defenderse. Este país que en todo momento quiere dar impresión de ser fuerte y estar unido, se aterroriza con el simple término consulta. Le horrorizan las simple palabra si, parece que siente miedo al escuchar la voz del mismo pueblo.

Estamos viviendo un período en el cual el pueblo catalán se siente realmente marginado, esta sin ninguna duda arto de tener que soportar todo el peso de un país sin ni siquiera serlo y solo hace falta mirar la tirria que muchos españoles y localidades de España sienten hacia nosotros. Es por estas y otras razones por las cuales hace unos meses el presidente del gobierno de Cataluña decidió que era el momento oportuno para proponer una consulta, fue en ese momento en que toda la Generalitat se movilizo y muchos de los principales partidos decidieron el día en que se iba a celebrar la consulta. Aunque parece un paso minúsculo, en la sociedad en la que estamos viviendo se puede decir que si se realizara sería un paso trascendente e importante porque sería claramente el pueblo quien por fin decidiría su futuro.

Todo este cuento de la lechera es muy bonito pero cuando pisamos la realidad todo nuestro planteamiento cambia rápidamente porque en primer lugar el presidente de España ha prohibido repetidas veces el proceso de la consulta y afirmo que no se celebraría ninguna consulta, porque el gobierno y el sistema legislativo no lo permitirían. Es entonces cuando nos planteamos si todo nuestro sueño servirá para algo o simplemente todo se quedara en un mísero intento de decidir el futuro del pueblo o en un montón de palabras pronunciadas por el pueblo que no fueron escuchadas.


Aunque el camino no será fácil debido a las repetitivas zancadillas que nos va a poner el gobierno español, tenemos que estar todos unidos y defender nuestro derecho a expresar nuestros sentimientos porque no es solo cuestión de decidir el futuro de Cataluña y elegir una supuesta independencia, es reivindicar el derecho que todo ciudadano de España tiene a expresar su opinión e intentar llegar a soluciones elegidas por el pueblo porque eso es lo que es la democracia, es escuchar la voz del pueblo.

1 comentario:

Teresa dijo...

Tu punto de vista me parece que está muy bien explicado y presentas claramente los pros y contras de la situación actual.
Te fallan algunas construcciones de oraciones y, sobretodo, las faltas de ortografía como en "fue en ese momento en que toda la Generalitat se movilizo" donde deberías emplear "cuando" en vez de "en que" y poner tilde a "movilizó".