domingo, 23 de febrero de 2014

EL SUICIDIO


Este es un tema que siempre lleva mucha discusión, básicamente por dos grandes ideologías predominantes tanto en este tema como en muchos otros. Principalmente, ésta dos ideologías, serían la religión frente de un grupo de ideologías más progresistas.

La gente con una visión más tradicionalista, argumenta que la vida es un privilegio y que debe aprovecharse, a demás de la idea de que la vida solo la puede quitar Dios y no nosotros mismos. Así que esta gente rechaza el suicidio ya que cree que viene a ser un acto de avaricia porque otra persona podría haber aprovechado más la vida, a demás de cometer un pecado ante Dios.

Los partidarios de una visión más progresista, creen que cada persona puede hacer con su vida lo que quera y que a pesar de ser un privilegiado en el sentido de poder vivir, tienes el derecho de poder cesar tu vida donde y cuando quieras.

Des de mi punto de vista, creo que la solución esta en un punto medio entre las dos ideologías. Durante esta crisis, me he dad cuenta aún más, que hay mucha gente que sufre una condiciones de vida muy injustas, por ello, deciden quitar-se la vida para ahorrarse sufrimiento. En este caso, creo, que la solución no pasa por el suicidio, sino en intentar pedir ayuda a la administración o donde o quien sea para intentar mejorar la situación. Ahora bien, hoy en día, esta solución quizá sea un poco utópica.

Por el contrario, hay otra gente que decide acabar con su vida, bien porque creen que su significado en este mundo es nulo, bien porque creen que ya lo han hecho todo. Pero sea como sea, creo que estas personas no se quitan la vida para terminar con algún sufrimiento, sino, es debido a una decisión puramente existencial, de lo que están completamente concienciados. Estas personas, desde mi punto de vista, no necesitan ningún tipo de ayuda, que hay que dejarlas actuar por su propio razonamiento.