lunes, 10 de febrero de 2014

NELSON MANDELA; ¿UN TERRORISTA?

Hasta hace cuestión de unos minutos sabia poco sobre la vida de Nelson Mandela; pero, su nombre me sonaba estrechamente familiar. Sabía que era negro y que luchaba contra el racismo. Sabía que se había convertido en un líder de masas y que murió hace muy poco. Pero aún sabiendo solo esto, el día de su muerte sentí lástima. Sabía que había sido uno de los grandes. Y después de haber leído su biografía, me reafirmo. Sí, Nelson Mandela era como Ghandi; un luchador incansable.

Mandela dirigió la lucha contra el Aparthait impuesto por el partido Nacional usando distintos medios. Primero utilizó la vía pacífica reivindicativa que tenía mucha fuerza en Sudáfrica, y que recibía el apoyo de la mayoría de ciudadanos negros. No obstante, a pesar de las buenas intenciones de la lucha pacífica, la represión fue muy dura y el líder y muchos manifestantes fueron detenidos. Cada vez que Mandela intentaba cualquier tipo de movimiento por pacífico que fuera, el gobierno lo reprimía y terminaban encerrados en la prisión. Y eso se convirtió en un día a día. Cuando Mandela cumplía la condena, después de estar encerrado en las peores condiciones existentes, volvía a luchar contra el sistema del Aparthait.

Visto el éxito, el líder recondujo el procedimiento de lucha que había seguido hasta entonces y decidió reivindicarse por medio del sabotaje. Todos sus actos volvieron a ser menospreciados por el gobierno y reprimidos. Mandela pasó gran parte de su vida en la prisión injustamente.

Ahora, ¿Se le puede considerar un terrorista por haber estado en la prisión o por haber luchado contra el sistema? Me mantengo en el no. Creo que no es la primera vez en la historia dónde los líderes pacíficos que oponen resistencia al sistema terminan encerrados y detestados por el gobierno, y creo que es debido a la impotencia que sienten los gobernadores al ver que no tienen razón, o que su política sigue caminos abusivos y frágiles. Nelson Mandela fue un guía para los negros, una manifestación de esperanza.

Creo que el título de éste texto debería ser el siguiente: Nelson Mandela, un inconformista. Y es que es intolerable el trato que recibieron los negros en Sudáfrica, o que siguen recibiendo en muchos lugares del mundo. Por eso la figura de Mandela fue y es tan importante, condujo a la dócil sociedad sudafricana a la libertad, la organizó, de alguna forma la educó y a la vez luchó por su educación. Lastimosamente, por el camino murieron muchos ciudadanos, pero estoy segura que habrían estado conformes en morir defendiendo los derechos de su pueblo.

Nelson Mandela lo dio todo por su pueblo, y esto se traduce en un liderazgo excelente. Cuando quieres a lo que defiendes, lo haces con todo tu anhelo. Mandela decía:

Los verdaderos líderes deben estar dispuestos a sacrificarlo todo por la libertad de su pueblo.