domingo, 6 de abril de 2014

Educados para no pensar

Vivimos en una sociedad donde a menudo, se utiliza la palabra democracia sin saber realmente que quiere decir. Porque damos por hecho que muchos países están regidos por una democracia, cuando en realidad se sustentan con una falsa democracia o imagen democrática. Es muy bonito enseñar a todo el mundo como un país puede elige su futuro mediante las urnas, aun así, con esta simple imagen de un pueblo volcado en las urnas, no se puede basar el concepto de democracia.

El principal problema que tiene la misma democracia lo encontramos en el pueblo. La propia gente que forma el pueblo no está lo suficientemente capacitada para poder participar en una votación, es por esta razón por la cual no nos encontramos una democracia. Los ciudadanos, en el momento actual en que nos encontramos, no estamos lo suficiente capacitados para hacer dos de las cosas más básicas que deberíamos saber hacer, cuya importancia a recaído en nuestros tiempos. Cuando hablo de los pilares básicos de las personas, me refiero al pensamiento propio y al pensamiento crítico de cada ciudadano. Todo el mundo puede recordar la época griega donde la sociedad recaía en el pensamiento del individuo. Este afán de conocimiento de nuestro pensamiento ha ido desapareciendo hasta llegar a ser prácticamente nulo.

En las sociedad actual en que nos encontramos, podemos afirmar que las personas no estamos pensando propiamente. En este punto es cuando entendemos que sin el pensamiento propio y crítico no podemos hablar de democracia, sino de imagen democrática.


En estos momentos, el poder actual tiene el control totalitario del sistema educativo, de este modo pueden controlar y manipular la mente de la gente enseñándoles a ser simples títeres con un cerebro programado. Es entonces cuando me pregunto si realmente somos maquinas programadas, porque de ser así estamos en un punto donde no podemos saber si hemos tenido algún pensamiento propio o simplemente tenemos un destino inculcado. 

1 comentario:

Teresa dijo...

Sergi, a tu texto le falta claridad porque no tienes precisión léxica ("no está lo suficientemente capacitada" te refieres a que le falta educación, no capacidad)y construyes oraciones incoherentes " cuya importancia a recaído en nuestros tiempos".
Hay también redundancias que alargan el texto innecesariamente "En las sociedad actual en que nos encontramos", y alguna falta de ortografía llamativa " a recaído".