sábado, 5 de abril de 2014

EDUCADOS PARA NO PENSAR

Las palabras de este, a mi parecer, sabio señor, en escucharlas, me dejaron con una extraña sensación. El vídeo terminó, y me fue inevitable reflexionar durante varios minutos sobre sus palabras, unas palabras que considero verdades como templos. 

Y es que no podría estar más de acuerdo con J.L.Sampedro. 

No sé qué entendemos o, incluso, qué entendería la Real Academia Española por "DEMOCRACIA"; pero, desde luego, poco debe parecerse a lo que existe en España y en otros países del mundo. 

Y escribo esto indignada. 

Vivimos nuestro día a día bombardeados constantemente con informaciones de todo tipo. Sería genial que fuésemos capaces (bastaría con intentarlo) de recoger toda esa información variopinta e hiciésemos de ella un buen uso: valorarla, razonar y, finalmente, crear, generar, nuestra propia opinión al respecto de cualquier asunto. 

Desgraciadamente, pocas veces hacemos ese esfuerzo, por lo que nosotros mismos cavamos nuestra propia tumba y nos condenamos a la manipulación por parte del poder. 

Sin embargo, al igual que piensa J.L.Sampedro, no solamente nosotros tenemos la culpa de nuestra, de alguna manera, ignorancia. El que tiene el poder, manda, y manda sobre todo. De esta manera, desde bien chiquitines, la educación que se nos imparte, así como lo que nos llega por parte de los medios de comunicación, viene filtrada por un gobierno de ideología e intereses X, el cual se encarga de cultivar una sociedad en beneficio de esa X. Y si el gobierno pretende hacer de sus ciudadanos unos peleles que bailen al son de sus mentiras y corrupción, nosotros, sin más remedio, creceremos siendo auténticos peleles. 

No hay tu tía. 

Porque nos hemos acomodado y nos hemos vuelto conformistas. Lo siento, pero no creo que este sea el camino. Para nada. 

¿Reaccionamos de una vez por todas?

1 comentario:

Teresa dijo...

Buen trabajo, como suele ser habitual en ti, aunque quizá me ha sabido a poco. Algunos trozos me parecen innecesariamente largos y retóricos "No sé qué entendemos o, incluso, qué entendería la Real Academia Española por "DEMOCRACIA"; pero, desde luego, poco debe parecerse a lo que existe en España y en otros países del mundo." (Cuidado con caer en ese error que puede llevarte a hacer grandes edificios textuales vacíos de contenido).
He pillado un par de deslices en
" en escucharlas" y en "Sería genial que fuésemos capaces (bastaría con intentarlo) de recoger toda esa información variopinta e hiciésemos de ella un buen uso".