miércoles, 26 de marzo de 2014

REGLAS DE ORTOGRAFÍA

Como resultado de las "numerosísimas" e "insistente"s peticiones que me habéis formulado solicitando información de internet sobre ortografía, os adjunto el siguiente enlace (que también aparece en la sección ENLACES de la columna derecha del blog). Se trata de una página con las reglas de ortografía, ejercicios, palabras homófonas o parónimas, etc.

  http://reglasdeortografia.com/

Os recuerdo que la RAE tiene información sobre las últimas novedades ortográficas y de gramática así como sección de Preguntas frecuentes

martes, 25 de marzo de 2014

PRIMER TEXTO ARGUMENTATIVO DEL TERCER TRIMESTRE

Escucha la siguiente grabación, un extracto de cuatro minutos de una entrevista a J.L.Sampedro y haz un texto argumentativo en el que muestres tus coincidencias o discrepancias con este intelectual y escritor recién desaparecido.

martes, 18 de marzo de 2014

¿QUIÉNES DOMINAN EL MUNDO?

El mundo no es de nadie. O eso es lo que solemos decir, porque visto lo visto, puedo aseguraros que los que tienen dinero mueven montañas. Actualmente el poder se ha reunido en manos de unos pocos, debido a la creación de un sistema económico nada equitativo. Las decisiones sobre los grandes trastornos recaen sobre una minoría, con lo cual no es nada democrático. Actualmente, las máximas potencias mundiales son los Estados Unidos, la China y Alemania principalmente, pero esto no garantiza que sus ciudadanos sean más afortunados que el resto de las personas, ya que a pesar de vivir en un país rico, ellos no ven ni pasar el dinero.

A veces tengo la sensación de que el feudalismo no ha desaparecido ni lo hará jamás. El ser humano es tan ambicioso y tiene tanta codicia por el dinero que lo prefiere por delante de los valores de igualdad y justicia. Hoy en día existen unos círculos muy marcados por encima y por debajo de los ciudadanos como nosotros. Por arriba tenemos el círculo de políticos españoles, que parecen o aparentan un poder que no tienen, ya que ante las grandes potencias se convierten en títeres. En el círculo superior se encuentran las potencias que he citado antes, y que tienen poder sobre el resto de países. La Guerra Fría por ejemplo, fue un reflejo de este poder del que os hablo. Imaginad la situación. Dos grandes bloques, la URSS i Los Estados Unidos, el comunismo y el capitalismo. Curiosamente, de todas las batallas que ocurrieron durante aquellos años, ninguna se disputó ni en EUA ni en Rusia, todas sucedieron en países ajenos como Vietnam o Afganistán. Ellos lo montaron todo como quisieron para que sus países no sufrieran consecuencias de la guerra

Por debajo de nosotros están los países tercermundistas, sobretodo de África, de los cuales muchas veces nos aprovechamos, tanto de sus materias primas como de la mano de obra barata que proporcionan.

No obstante, el “mando” no siempre les ha correspondido a los mismos. Durante el periodo clásico era el Imperio Romano de Julio César, en el imperialismo Napoleón y los franceses dominaron toda Europa, y hasta los españoles un día tuvieron un imperio donde nunca se ponía el sol. Pero el poder siempre se ha relacionado con lo mismo. La propiedad, el capital, la industria. ¿Y los valores de las personas? El egoísmo puede con todo, quien tiene algo quiere más, vivimos en una sociedad nada conformista donde siempre se pretende más de lo que se tiene.

En conclusión, como ya he dicho, el mundo se ha reducido a la posesión de bienes, y las personas estamos perdiendo cada vez más valor. En mi opinión, lo que les interesa a los de arriba es seguir manteniendo la riqueza en manos de unos pocos e ir marcando una diferencia cada vez más apreciable entre ambos extremos. No, si es que ya lo dicen, ¡poderoso caballero es don Dinero!

¿QUIÉNES GOBIERNAN EL MUNDO?

¿Quiénes gobiernan el mundo? Considero que es una pregunta muy interesante pero a la vez muy problemática. Puede tener distintos puntos de vista según el país, situación o color de piel. Aun así, creo que si la gente se parara a razonar en la cuestión, se darían cuenta de quién  influye más en sus vides y por lo tanto, quiénes dominan el mundo.

 En los últimos años y gracias a ésta crisis económica general que ha afectado a casi todos los países de nuestro planeta, hemos podido ver cuáles son las potencias más dominantes. Quién da préstamos a quien, los niveles de paro de los países, el aumento de la explotación de los países tercermundistas y también, los primeros conflictos para dominar situaciones geográficas estratégicas como en el caso actual del conflicto  de la Península de Crimea.

En el primer momento, al pensar en grandes potencias, se nos viene a la cabeza los siguientes nombres: Estados Unidos, Alemania, Rusia y China. Estados Unidos y Rusia, ya desde la segunda Guerra Mundial, cogieron la suficiente fuerza para llegar a ser una de las potencias más ricas e importantes de todo el mundo. En el caso de Alemania, no le fue tan bien en la Guerra, pero se supo recuperarse a gran velocidad y consiguió llegar a ser uno de los países con mejor económica. También, los tres países anteriores tienen el domino  y son proveedores de la gran parte de armas de todo el mundo. Está claro quién está detrás de toda la violencia causada por las armas. Al hablar de China, nos encontramos con un caso peculiar. China, con una superpoblación, ha sido capaz de poner en marcha una gran estructura de mercado interior pero sobretodo exterior repartido por todo el mundo. El 70% de los artículos  que puedes contener en tu casa, provienen de China, desde los zapatos, hasta los teléfonos móviles pasando por los bolígrafos. En éste caso, está claro quien domina el mercado.

Sin embargo, ya sea por la construcción de las armas de Estados Unidos, Alemania o Rusia, o por todos los artículos producidos por China, éstos, dependen claramente del petróleo. Pero,  ¿dónde se encuentra? Al hablar de éste tema, nos encontramos con el nombre de países que deberían ser los más ricos del mundo a causa de su gran recurso, sin embargo, están en la cola de los ricos. Solo los pocos jeques del país, son los únicos que se benefician de éste producto. Éstos son los que deciden a quién se lo venden, a quién no y  también son los que proponen los precios. Toda ésta hecho con petróleo.  Es tan necesario tanto para el transporte, como para fabricar las bolsas de la compra o él ordenador. Por eso, al final de todas esas grandes potencias económicas y comerciales, encontramos estos cuatro señores privilegiados, si así se les puede llamar, que son los dominantes de ese material tan preciado, por lo tanto, son los que se podrían denominar los gobernadores del mundo

Por otro lado, si no nos centramos en una base tan económica, podemos decir, que en la cima del mundo están los medios de comunicación. Si, esa cosa que parece tan simple como un diario, un telenoticias o hasta un anunció de un producto. En  mi punto de vista, socialmente, éstos son los que dominan el mundo. Si ahora en  la sección internacional del telenoticias contaran un barbaridad, nadie se enteraría, porqué en teoría, los medios de comunicación son de fiar y te cuentan la “verdad”. Sin embrago, esa información puede variar mucho según la ideología del canal, el país donde se reside o hasta la hora en que se emite. No es lo mismo hablar de la consulta de Catalunya en TV3, que en televisión Española, o por ejemplo en cualquier canal de  mediaset. ¿Cuántas chicas padecen trastornos alimenticios causados por los anuncios de modelos, actrices o esas mujeres prototipo? O como son capaces de vender productos totalmente ridículos e inservibles a altos precios.


Actualmente,  y más ahora con el desarrollo de las redes sociales, la gente está pendiente de las noticias de la televisión, se creen todos los anuncios o todo lo que se puede decir en la red social. Éstos, tiene una gran capacidad de persuasión y una gran influencia en la vida diaria de las personas. Por eso, considero necesario prestar mucha atención y actuar con precaución delante los medios de comunicación. Son muy fuertes y tienen mucha influencia en nuestras vidas, por eso, considero que son los que gobiernan la sociedad, a la misma altura que los mandantes del  petróleo que gobiernan los países y en consecuencia todos sus habitantes.

¿Quién domina el mundo?

Con el tema de esta redacción consigo hacerme muchas preguntas y plantearme cosas que antes no daba ninguna importancia, como es el afán de dinero que tiene la gente. Porque aunque no queramos reconocerlo, todos y cada una de nosotros ansiamos el dinero, ya que con éste podemos conseguir mogollón de cosas y podemos cumplir la mayoría de nuestros sueños. Es entonces cuando me pregunto si el dinero es quien domina el mudo, porque  las personas que tienen gran poder en el mundo son las que tienen gran cantidad de dinero y entonces podríamos suponer una relación entre los dos términos; dinero igual a poder. Pero remarcando esta relación, cave decir que estoy totalmente en contra debido a que el dinero es un simple término abstracto que nosotros los humanos le hemos puesto un valor añadido. Aunque no queramos verlo toda la población de clase media tenemos más poder del que podemos imaginarnos. Por lo tanto podemos decir que el dinero no es quien domina el mundo sino que nosotros mismos le damos un valor queriendo que este domine el mundo.

Desde mi punto de vista, nos encontramos en una sociedad capitalista, donde la juventud ha sido educada con fines consumista, haciendo que esta alabe el dinero como si fuera un dios. Este potente consumismo alimenta al mundo dando importancia a las cosas materiales y haciendo entrar a la sociedad en una fuerte montaña rusa de subidas y bajadas. Pero no todo esto es malo, porque debido a este fuerte consumismo vivimos en un mundo en el que cada día se inventan cosas nuevas que nos hacen la vida más fácil y placentera.

Es entonces cuando viendo en el mundo en el que vivimos, puedo decir claramente que aquellos quienes dominan el mundo, son esas personas que son capaces de inventar o desarrollar algo que crea una necesidad en la población. Ya que si consigues que todo el mundo dependa de tu invento o material, no te hará falta ni el dinero porque ese mismo objeto se puede transformar en una moneda de cambio con  la cual poder pagar las cosas.

Es decir que las personas no dominan el mundo, sino que, son sus mentes las que ingenian situaciones favorables para llegar a la cumbre.

¿Quién domina el Mundo?

En el mundo en el que vivimos, no somos esclavos ni de un jeque, ni de una secta, ni de un rey, estamos sometidos a un poder superior. Sin duda alguna, somos esclavos de la codicia, materializada en su forma más simple: el dinero.

El mayor aliado de este dictador son la envidia, la avaricia y nuestro sistema  capitalista que lo tolera y lo fomenta.  Algo tan simbólico e artificial como lo es el dinero, puede llegar a decidir cuándo y cómo terminar con nuestra existencia. Es más, el dinero condiciona además nuestras vidas y  nuestra manera de vivirla.

Los dictadores humanos, son simples personajes corrompidos por el ansia de poder y el afán de dinero que han dejado su alma con el fin de conseguir tales propósitos. Vivir en un mundo en el cual la vida de alguien está subordinada a un mero papel, una simple transacción bancaria o bien a un metal cuyo valor es abstracto, es sin duda la peor dictadura a la cual los humanos estamos sometidos.

Yo, como ser humano, no tengo el derecho de vivir libre y dignamente sin estar relacionado de alguna forma con el dinero, tengo que pagar impuestos para respirar, para vivir en un mundo el cual parece ser que todo es propiedad de alguien y que nada es de todos. ¿Somos tan tontos que hemos llegado a ponerle precio a la tierra? Es difícil llegar a creer que hemos llegado a poner un precio a la justicia y a la libertad.


Si no poseo poder económico no tengo derecho a nada. El mundo es del dinero, si tengo dinero seré amo de las personas pero seré el más triste y desgraciado esclavo del dinero, un simple súbdito de este superfluo mundo terrenal.

¿QUIÉNES GOBIERNAN EL MUNDO?

Plantearme esta pregunta, supuse en un momento dado, seguramente me ocasionaría toda una lluvia de dudas, y me sería imposible elaborar mi propia conclusión sobre el tema. 

Sin embargo, a la hora de la verdad, es decir, hace justo un minuto, antes de ponerme a escribir, lo vi muy claro. Y lo cierto es que quizá no voy tan desencaminada, es más, mi idea incluso podría tener coherencia. 

En primer lugar, me gustaría replantear la pregunta titular; a mi parecer, no debemos preguntarnos tanto "quién" gobierna, sino "qué" gobierna el mundo. Es simple, basta con reflexionar durante unos momentos sobre aquello que, desgraciada y comúnmente, mueve a las personas, a los países y a la humanidad en general. 

Dejándome ya de rodeos, ese gran qué nos conduce al protagonista imprescindible e indispensable de la historia de nuestras vidas: el dinero. Es así, el dinero es el motor del mundo; nos guste o no, queramos admitirlo o no. ¿Se atreve alguien a negarlo, acaso, a menos que se trate de un ermitaño? 

"Poderoso caballero es Don Dinero" - que se decía. 

Así pues, si el dinero manda, aquél o aquellos que lo posean en más cantidad tendrán el poder. Con dinero se consigue todo, pues no eres solo tú quien lo cree, sino también los que te rodean, por lo que nosotros mismos hemos acabado creando todo un mercado en el que todo vale mientras cuentes con un buen colchón de billetes a tus espaldas. 

Desde mi punto de vista, es un poco triste que las sociedades caminen con un fin pura y duramente económico. 

Existe aquella filosofía de que "el dinero no da la felicidad"; pero, para más INRI, esta frase tan esperanzadora para algunos ha ocupado un segundo lugar en nuestro día a día para dar paso a otra más acorde a nuestra mentalidad materialista. Porqué... "El dinero no da la felicidad, ¡pero ayuda!".

De verdad, las personas, somos de lo que no hay. 



Marta Gallego


lunes, 17 de marzo de 2014

¿QUIÉN DOMINA EL MUNDO?

Esta pregunta tiene múltiples respuestas, y según a quien le preguntes te contestará una cosa u otra. Si me preguntas a mí, responderé que quien manda es el dinero. En la sociedad capitalista quien domina y dirige el mundo es el dinero. El capitalismo se basa en crecer cada vez más y más, sin parar, y quien más dinero tiene, más influencia y más poder tiene.

Todo depende de la economía, esta es el motor de nuestra sociedad, y cuando esta falla, todo falla. Adam Smith, es considerado el padre del capitalismo y en el siglo XVIII dijo que no debe haber regulación alguna en la economía, que el mercado debe actuar de acuerdo a la ley de la oferta y la demanda. Estas teorías aún son actuales, y muchos países basan su modus operandi en las teorías de Smith. Así pues, se explica que el dinero mueva el mundo, y no hace falta entender mucho de economía para afirmarlo.


Por el contrario, no creo que haya una única cosa que haga funcionar el mundo, es más bien un conjunto de elementos. Es verdad que el dinero es muy importante, pero no lo suficiente para dominar el mundo. Aún hay cosas que el dinero no puede comprar, y mientras así sea el dinero ni dominará el mundo, pero al fin y al cabo todo depende de nosotros, porque el dinero no es nada sin las personas.

¿QUIENES DOMINAN EL MUNDO?

En todos estos últimos años de crisis económica, nos hemos dado quanta de que el dinero es lo que mueve el mundo, por esto, cuando el dinero está mal repartido, lógicamente hay mucha gente que no pasa mal. Pero lo peor, es que todo el dinero del mundo, se mueve en diferentes masas según una pequeña minoría lo decide. Por lo tanto, esta minoría rige en gran parte la sociedad mundial.

Uno de los grandes defectos de los humanos, es que por naturaleza es avaricioso y siempre pretende imponerse sobre las demás personas. Este fenómeno no tan solo persigue a los hombres, sino que a las especies anteriores a la humanidad ya lo practicaban, incluso hoy en día se observa. Ahora bien, el ser humano, ha utilizado su mejor capacidad, la de razonar para imponerse sobre los demás intentado que estos no se enteren para evitar revoluciones o cosas por el estilo.

Esto aplicado hoy en día, podríamos decir que en un mundo capitalizado como el actual, lo que rige a la persona es el dinero, por lo tanto, para poder dominar a la sociedad es clave tener el control del dinero, pero sobretodo, concienciar a la gente de que este el mejor método para seguir a delante.
Así pues, es lógico pensar que las personas que mueven los capitales más importantes serán los que marcaran el pulso del mundo, ya que podrán decidir si castigan o benefician a las diversas regiones mundiales, o personas que puedan tener una influencia más bien ideológica en la sociedad. Un caso claro de mucha actualidad, son la sanciones económicas que les han impuesto a los diversos ejecutivos de Rusia por dar soporte a la independencia de Crimea.


En mi opinión, creo que estamos demasiado condicionados por todas las decisiones que toman un puñado de personas que solo se dedican a hablar. Creo que deberíamos ser más fieles a nuestros razonamientos y no dejarnos convencer por ecos que personas que al fin y al cabo solo buscan el beneficio para algunos.

¿QUIÉN DOMINA EL MUNDO?

Para esta pregunta hay dos tipos de personas: las que te contestaran que quienes dominan el mundo son organizaciones secretas milenarias o las que te contestaran cosas más corrientes como por ejemplo los medios de comunicación o el dinero. Yo, aunque haya escuchado a esas personas que piensan en conspiraciones contra vete a saber tu qué o quién y que los mundanos estamos indirectamente gobernados por dichas organizaciones oscuras, soy más de pensar en algo más corriente, realista y razonable.

Hoy en día existen diferentes fuerzas de las cuales algunas son más visibles y tangibles que otras que pueden llegar a dominar el globo terráqueo. Por ejemplo, el caso más claro que encuentro es el de los medios de comunicación (que antes he comentado, por cierto). Los medios tienen una influencia muy grande sobre la raza humana por el hecho de que las personas tenemos metido en la cabeza que los medios de comunicación siempre cuentan la verdad y nada más que la verdad. Pero, tenemos que agudizar nuestras vistas y ser más hábiles para que no nos tomen el pelo porque, es cierto que lo que acabo de decir mueve masas. Y es que todos y absolutamente todos los medios de comunicación, y con esto me refiero a diarios, canales de televisión, de radio, páginas informativas en internet, etc tienen alguien si más no, poderoso e influyente que enfoca las noticias de la manera que a su ideología le convenga. Por eso, desde pequeña siempre me han remarcado que consulte diferentes fuentes de información para hacerme una opinión propia.

Otro ejemplo muy visual y más agresivo quizá, sería el dinero. No hay mayor cosa que todo el mundo desee poseer más que una buena cantidad de dinero en sus cuentas. El dinero se ha convertido en nuestro dios materialista y postizo con el que hacemos y deshacemos a nuestro antojo, con el que podemos serlo todo o nada y con el que o se pierde mucho o se gana mucho. El dinero llega a controlarnos hasta tal punto que ya me dirás tú cuantos días llegas a vivir o a sobrevivir, directamente, sin tu dinero. Es necesario para cualquier cosa, para comer, para estar en una casa, para poder estudiar, para poder asearte o para comunicarte, etc; que no podemos vivir sin él. Incluso se ha inventado una frase acerca de nuestra relación con el dinero la cual es que el dinero no te da la felicidad.

Sin embargo, soy de las que piensan que, como he dicho al principio, hay en nuestro alrededor fuerzas o energías que son capaces de dominar el mundo como el amor, el respeto, la amabilidad, etc, cosas inmateriales que tienen una influencia extraña y potente en el ser humano.

Después de todos estos ejemplos debo confesar que también paso a ser del otro tipo de personas. Es imposible no pensar en todo el abanico de posibilidades y quien diga lo contrario miente, es inevitable. A veces pienso que puede ser verdad que haya alguien o algún grupo u organización que nos gobierna en la sombra y que probablemente se ría de nosotros por estar pensando quién domina el mundo.


Así pues, creo que son un conjunto de cosas las que dominan el mundo porque nosotros les damos las armas necesarias para eso porque somos así, cuando algo nos gusta o nos llama la atención o convence a un gran número de personas, lo cogemos y lo hacemos, casi, imprescindible hasta el punto de alienarnos. 

viernes, 7 de marzo de 2014

¿Quién domina realmente el mundo?

Probablemente haya millones de opiniones diferentes sobre quién o qué cosa domina el mundo. Yo opto por la segunda, defendiendo desde un buen principio que el origen de todos nuestros bienes y males son los medios de comunicación. 

Entiendo que puede parecer extraño culpar a una forma de mostrar contenidos de esto teniendo a tantas personas a quienes les sobra el dinero, a los políticos, a la Iglesia, a Estados Unidos, a las empresas farmacéuticas... la lista no acabaría nunca. A primera vista puede parecer que todo son ventajas de un mundo tan desarrollado y moderno: mejor transferencia e internacionalización de la información y muchos puestos de trabajo relacionados con el sector, ¿qué más se puede pedir? Pero la verdad es que tienen una influencia impresionante sobre nosotros y muchas veces la información que se nos da no es del todo correcta, está "maquillada", lleva mensajes de guerra y violencia, nos inculca unos principios y unos modelos de supuesta perfección lejos de lo que es bueno para nosotros. Podría culpar a las personas que hacen posible que la información nos llegue a todos y no me estaría equivocando tampoco. El verdadero problema no está en que circulen hechos que han pasado en la otra punta del planeta mas, de lo contrario, uno iría al lugar en cuestión sin saber cómo está la situación política, por ejemplo. Los medios de comunicación realmente dominan nuestro mundo, y principalmente en el ámbito psicológico. ¿Cuántos adolescentes sufren trastornos alimenticios por culpa de esas modelos talla 0? ¿Cuántos pobres ancianos se compran el cacharro de turno para que les cure el dolor de espalda? ¿Qué me dicen de aquellas personas que sufren una depresión viendo cómo está el mundo? En los telediarios se nos presentan diariamente cinco noticias malas y dos buenas. De esta manera los medios consiguen cambiar inconscientemente nuestra manera de pensar a una más pesimista, cosa que no nos lleva a nada bueno. Es lo que, en mi opinión, lo diferencia de las otras personas y cosas que he nombrado al principio: el hecho de que está presente en nuestras vidas diariamente y nos afecta sin que nos demos cuenta. 

Todo esto me lleva a concluir que, efectivamente, quien domina realmente el mundo son los medios de comunicación y las personas que están detrás de ellos. Es una pena que un recurso tan sumamente importante sea utilizado con tales fines y, puesto que es imposible que éste deje de lado su función persuasiva, sería recomendable que no nos dejemos influenciar tanto. 

lunes, 3 de marzo de 2014

El suicidio

No existe asunto con el que le de más vueltas a la cabeza. 

"¿Tengo YO derecho a decidir sobre mi vida?"

En una sociedad en la que es habitual el creer que podemos hacer lo que queremos con nuestros cuerpos y vidas, esto genera un fuerte debate. Y es que, por el momento, nuestra libertad es "libertad" hasta un cierto punto.

Métodos como la eutanasia, sobre la cual hablamos ya el año pasado, no se pueden aplicar en nuestro país por ley. El suicidio, asimismo, está también muy mal visto en general, pues a mi parecer despierta muchos prejuicios y opiniones entorno a la vida del fallecido, opiniones y seguramente mentiras que corren de boca en boca  sin cuidado alguno. 

Y, por desgracia, eso es lo que nos falla a las personas, como personas que somos. 

Bien, allá voy. 

En mi opinión, el suicidio, o la autodecisión de poner fin a nuestra vida, no merece una concepción tan sumamente aterradora, por decirlo de alguna manera. Es decir, no comparto la voluntad de aquellos que se suicidan, pero cada cuál, al fin y al cabo, es dueño de sus actos, hasta el punto de costarles la vida. 

He dicho que no compartía la idea de suicidio, y no lo hago por el siguiente motivo. 

Creo que las personas a las que se les pasa por la cabeza suicidarse tienen un gran problema, más allá de aquellos que les causan ese inminente deseo. Quizás suene un poco ingenuo, pero todo el mundo debería intentar buscar, encontrar y sacarle jugo a la vida, pese a que parezca que estemos en un callejón sin salida o que no hay luz al final del túnel. Y... No; la luz no está en la muerte. 

Deberíamos pensar que, a partir del momento en que nos vamos para el otro barrio, hablando en plata, nunca más podremos disfrutar de este mundo en que vivimos, de la familia o de los amigos. Me cuesta pensar que se puede "no tener nada", incluso diría que siempre hay algo por lo que merece la pena seguir adelante y luchar. 

Cuando menos lo esperamos, la vida nos coloca delante de un desafío que pone a prueba nuestro coraje y nuestra voluntad de cambio. 

"Diós no nos pone pruebas que no podamos soportar", que se dice... 

Así que adelante.