lunes, 26 de octubre de 2015

Privacidad 0

En un mundo cada vez más conectado, hay que tener en cuenta la capacidad de Internet y que un simple clic puede marcarnos un antes y un después.
Internet ha sido un gran invento que nos ha permitido unir los continentes de una manera abismal. También es una herramienta muy rápida y cómoda a la hora de trabajar. Pero los derechos de la privacidad de las personas se han visto cada vez más amenazados con la llegada de este.
En las redes sociales se hace pública una gran cantidad de información personal. Parte de estos datos se introducen ya en el momento en que el usuario se registra, otras a través de comentarios, fotos… Pero también hay información que es filtrada por otros usuarios que le afectan directamente.
Pocas veces al ver una publicación se piensa lo que supone para la intimidad, el hecho de que esta información esté escrita y registrada en la red, cambia de si está se ha transmitido oralmente. Ya que cuando explicamos un hecho cara a cara nos estamos asegurando quien es el receptor, pero cuando esta información entra en la red, ya no la podemos controlar. Hay que tener en cuenta que aunque se eliminara, los administradores siempre tendrían acceso a esa información y por lo tanto el estado también. Él cual se ha demostrado con los años que no siempre hace un buen uso.
Cuando se accede a una página web nuestra dirección IP, el código identificador del dispositivo conectado a Internet, queda gravada para siempre. Los anuncios que un usuario puede ver, ya sea en una red social o en cualquier página web, son personalizados a sus intereses. Esto va relacionado con las consultas que una persona hace en Google, entonces este buscador hace un perfil de la gente para poder hacer una publicidad dirigida.
Parece una controversia, nos quieren vender las nuevas tecnologías como una forma de libre accesibilidad, pero todos somos conscientes que es una libertad controlada i que a la vez todo el mundo también puede acceder a nuestros datos. Hay ciertos límites, que cada vez más se intentan saltar para controlarnos.

Internet, un gran invento, siempre que se utilice con sensatez. 

No hay comentarios: