martes, 29 de diciembre de 2015

SIN ESFUERZO NO EXISTE RECOMPENSA

Llegar a clase, día tras día abrir los libros, callar, escuchar, escribir, aprender... ¡Siempre la misma rutina tiene un estudiante! Y la pregunta que siempre rodea los pensamientos de los alumnos es si de verdad sirve para algo todo el esfuerzo que uno hace para aprender y sobretodo para aprobar. En esta frase ha salido la palabra clave de este artículo, "esfuerzo".

Siempre los profesores nos piden esfuerzo pero nos lo piden para que aprobemos solamente o por su interés en nuestra vida y nuestros éxitos. Aquí encontraríamos todo clase de maestros aunque todos ellos nos intentan inculcar la llamada "cultura del esfuerzo" que se puede resumir en la frase: 
Bien, creo que nos tendríamos que preocupar más en el esfuerzo diario que una persona hace ya sea en los estudios, en el trabajo o en la vida, ya que el verdadero esfuerzo es ese que se hace instante tras instante y es ese que nos lleva al éxito.
"La productividad nunca es un accidente. Siempre es el resultado de un compromiso con la excelencia, planificación inteligente y esfuerzo concentrado.-Paul J. Meyer."
Pues sí, la verdad es que toda recompensa no aparece de la nada, la recompensa proviene de un trabajo seguido y de un gran esfuerzo que nos permite llegar a nuestras metas ya que no hemos nacido en un mundo donde todo viene en bandeja. 
Pero esta cultura no solo la tendríamos que tener los estudiantes debido a que nosotros aprendemos de los maestros, por lo tanto ellos tendrían que tener el esfuerzo diario de superarse para luchar contra un mundo injusto y preparar a sus alumnos para una vida dura llena de esfuerzo. Aquí, se ven los profesores de vocación, los que se esfuerzan a diario para sus alumnos, y los profesores de profesión que se limitan a hacer las clases y no preocuparse ni lo más mínimo para sus alumnos. 

Pienso que el esfuerzo debería tener un valor alto en la educación y que ver a un alumno que se esfuerza ya no tanto por la nota, sino por aprender tendría que ser un logro para su maestro, pero, esto no es así, el sistema educativo va por notas y la llamada selectividad no se rige a la "cultura del esfuerzo" si no que se rige al esfuerzo para superar a los demás y ser el mejor para ir a estudiar lo que uno desea. Pero este esfuerzo de sacar nota, personalmente, no lo pondría dentro de la cultura ya que es un esfuerzo malo, un esfuerzo que provoca envidia y frustración en la mayoría de casos. 

En mi opinión, todos los anuncios que nos mienten y nos hacen publicidad falsa que pasa por encima de nuestras capacidades serían denunciables. Aprender un idioma en cinco días, ganar un millón de euros comprando un número de lotería, etcétera... Son frases falsas que no nos ayudan a seguir la "cultura del esfuerzo" ya que nos dicen que sin esfuerzo se puede llegar a las metas o simplemente que con un esfuerzo momentáneo se obtiene la mayor de las recompensas.

En conclusión, el esfuerzo es un valor que se debería premiar más que una simple nota ya que nunca tendremos las mismas capacidades todos y, por esa razón, se tendría que valor el esfuerzo que cada persona hace para superarse así misma. Porqué es muy injusto por esas personas que se esfuerzan día tras día y después no consiguen nota y que se comparan con esas personas que sin esfuerzo y con más capacidad tienen mejor nota.

No hay comentarios: