lunes, 28 de septiembre de 2015

Independencia de Cataluña

En los últimos años se ha llevado este tema en muchas tertulias. Como consecuencia de un movimiento popular que empezó en la calle y que hoy en día es el tema de debate entre políticos.  Debo decir que sentirse de un colectivo, como ya dice el verbo de esta oración simple es sentir y que por lo cual, cada uno tiene unos argumentos en favor o en contra este tema. En mi objeción como estudiante de Bachillerato debo admitir que no tengo suficiente experiencia para juzgar con una objetividad completa. Sin embargo, he podido constatar una opinión firme en dicho tema que personalmente es un tema que realmente me apasiona dado que es nuestro futuro. Mi posición en dicho tema es favorable por los siguientes motivos que voy a exponer a continuación.
 En primer lugar, la independencia de un colectivo que representa la mayoría de la población de una superficie terrestre y/o marina se debe respetar con la mayoría de la naturalidad posible dado que un sujeto externo no debe juzgar lo que uno siente y está convencido al cien por cien. Si dicho colectivo tiene un sentimiento de independencia, se deben emplear las medidas necesarias para que dicho propósito se lleve a cabo. Es de obviar que no estamos tratando de cinco a mil personas, estamos tratando de millones de personas. En mi punto de vista, hay dos tipos de independencias. Las que son de sentimiento como el mío y las que se han convertido por factores político-económicas.
El problema empezó con la batalla de 1714, cuando Felipe quinto invadió Cataluña por motivos económico-militares. Dichos motivos contemplaban la eliminación de todas las libertades e infraestructuras democráticas que había en Cataluña, creación de obligaciones que había que pagar al monarca dado que era una monarquía absolutista, dado que la mala gestión del monarca, en la monarquía conllevó a saquear Catalunya porque tenía que saldar las deudas y la eliminación de la lengua catalana. Conforme vamos adelantando los años, Catalunya no se levanta dado que va de mal en peor, el punto crítico de este sentimiento es en la dictadura franquista. Que consigo trajo la persecución aún más feroz que la del reinado de Felipe V del catalán. Donde en ese periodo se asesinaron mucha gente que estaba en contra de la ideología franquista. Un buen ejemplo es Lluís Companys, que fue presidente de Cataluña y fue fusilado por defender Cataluña. Cuando cae el régimen de Franco, dicho sentimiento empieza a tomar aliento y vuelve a renacer entre sus cenizas. Cuando se  aprueba la Constitución del 1981, independentismo empieza a gatear en dicho año, los estatutos de autonomía nacieron a partir de dicha constitución, hasta que en el 2006 los catalanes votaron un estatuto nuevo acorde sus necesidades, el gobierno del Partido Socialista Español Obrero denegó mediante el Tribunal Supremo, el mismo argumento en base de los sentimientos. ¿Cómo se puede negar las intenciones de un colectivo territorial, que por el 73,24% de la población ha votado favorable a dicho cambio? Esto desembocó en que dicho sentimiento empezase a andar, hasta que la crisis financiera global  acabó de dar el empuje que le faltaba, para que el tren llamado “Catalunya nuevo estado de Europa” empezase a ir a la velocidad de crucero. La crisis obligó al gobierno del Partido Popular hacer recortes y el segundo más perjudicado fue Cataluña, a diferencia del primero se empezó a privatizar algunos servicios como las autopistas donde el único lugar en España que se paga para ir en ella es en Cataluña, también se ralentizaron hasta un extremo de paro de las obras que ayudarían a Cataluña y a la resta del estado español a mejorar la economía. Al ver el inmovilismo del PP por dichas infraestructuras requeridas, en el 2011, varias asociaciones independentistas, empezaron a organizar grandes movilizaciones de colectivos humanos hacia la capital de la comunidad autónoma (Barcelona). Para reclamar ser un nuevo estado (por motivos económicos y legislativos), el que hizo que cada 11 de septiembre se movilizase más gente fue las leyes que perjudican a Cataluña y a su lengua. Entonces salió en el 2012 una consulta de prueba sobre si querían una hipotética independencia de Cataluña y salió un sí rotundo. Esto dio legitimidad al gobierno de Artur Mas para empezar dicho proceso. Y vuelvo a reafirmar que dado las circunstancias que hay en el panorama actual, la independencia es la mejor solución a un problema que agrava desde  hace más de tres siglos. En la legislatura de este gobierno han empezado a construir las infraestructuras de “desconexión” de España. Si seguimos el hilo hasta hoy. Tenemos las elecciones vitales para que el pueblo vote por la independencia y que el nuevo gobierno tenga legitimidad total para empezar un nuevo futuro llamado República Catalana. Hay que añadir que otro agravante más para estar a favor de dicho proceso es el papel de que la mayoría de los votantes a favor del sí, está en contra de la monarquía, debido a que hoy en día no tienen relevancia política y económica.
En conclusión, Cataluña debe ser independiente dado que la gente está sentimentalmente ligada a un colectivo que ocupa la totalidad de Cataluña. Hay factores históricos que han desembocado en problemas económico-legislativos y que gracias a dichas a las organizaciones independentistas catalanas están avivando dicho movimiento.






domingo, 27 de septiembre de 2015

Independencia de Cataluña

Hoy, 27 de septiembre, marcará un antes y un después. Estas elecciones no son como cualquier otra, en estas estamos decidiendo nuestro futuro, más allá de cuatro años, el futuro de una lucha por la independencia, por la libertad.
Mañana puede ser todo diferente o que nada cambie en absoluto, los partidarios al si seguirán luchando y los que estén en contra, intentarán por todos los medios llegar a un acuerdo con Cataluña o se proclamaran vencedores. Pero sinceramente creo que no hay vencedores ni perdedores, es el pueblo quien debería salir beneficiado por igual.
Es por eso que necesitamos un cambio. En estas elecciones muy pocas personas quedaran sin votar, ya que nadie quiere dejar en las manos de otro su futuro, y muchos menos votaran en blanco. Creo que habrá una gran mayoría que votaran a “junts pel sí”, ya sea porque anhelan la independencia o bien porque es la única manera de hacer presión al gobierno español.
Este verano nuestro instituto participó en un intercambio con Alemania, fue entonces cuando nos dimos cuenta la imagen que habían creado sobre los catalanes, decían que si había un alumno que hablara en castellano los profesores lo castigaban y los compañeros le hacían bullying, mientas que la realidad es muy pero que muy diferente, no nos molesta hablar en castellano y no discriminamos por hacerlo, los catalanes amamos nuestra cultura y nuestra lengua, pero no por esto menospreciamos otra lengua.
Durante estos últimos años se han visto las manipulaciones de los partidos delanteros del gobierno español y des de mi punto de vista, se han formado más independentistas gracias a ellos. Al negarse des del primer momento a un referéndum, las ganas de salir de España han aumentado, pienso que si no quisieron llegar a un acuerdo fue porque tenían mucho a perder.
La verdad es que a España le interesa que continuemos dentro ya que hay cerca de 3.000 euros por persona al año de espolio fiscal. Al independizarnos recuperaríamos este dinero y se podría invertir en sanidad, educación y ayudas para la dependencia. De esta manera incrementarían los empleos y también lo harían los salarios.
Han intentado sembrar el miedo. Pero somos conscientes que si Catalunya se independiza al principio todo será cuesta arriba, pero llegará un punto que daremos las gracias a todos aquellos que votaron por nosotros, porque al votar, estamos decidiendo el futuro de todos los que vendrán.

No podemos predecir el futuro, nada será fácil pero si no nos arriesgamos nunca conseguiremos hacer de este un país mejor. 

La independencia





La independencia de Cataluña

Desde hace años que Catalunya ha sido oprimida por las dictaduras y gobiernos del estado Español, siempre que Cataluña ha querido levantar la cabeza España ha hecho todo el posible para que la volviera a bajar.
La independencia no ha surgido de golpe ha sido un largo proceso, se han buscado alternativas para no llegar a este punto pero el Gobierno Español no ha aceptado ninguna de las propuestas.
Aunque siempre ha habido partidos que han creído en una Catalunya independiente podemos situar un punto clave en el cual mucha gente empieza a ver lo que realmente es España y los impedimentos que pone a Catalunya. Este es el estatuto de Catalunya, en el cuál la mayoría del parlamento de Catalunya vota a favor de remodelarlo, una vez sale una propuesta de estatuto en Catalunya el Gobierno Español recorta significativamente este estatuto.
Más tarde se reclama el pacto fiscal que consiste en la creación de una agencia tributaria que recaude todos los impuestos de catalanes en vez de que vayan directamente en España y desde allí se distribuyan.
Ante estas prohibiciones empiezan las tensiones entre el gobierno Español y la Generalitat y la revuelta pacifica del pueblo catalán.
El once de septiembre de 2012 se convoca una manifestación en Barcelona por parte de instituciones que no forman parte de ningún partido político por la libertad de expresarse y es todo un éxito de participación. Vista la situación, el partido que está en el gobierno escucha la voz del pueblo catalán y decide actuar.
Quiere convocar un referéndum pactado con el estado para que la gente pueda decidir su opinión, pero el Gobierno Español vuelve a rechazar y termina haciéndose una ley de consultas no referendario cuya no tiene ningún valor jurídico. Vuelve a ser abolida, pero ante la injusticia democrática el Gobierno Catalán decide tirarla hacia delante y los resultados son claramente favorables a la independencia.
Las alternativas a la independencia y lo que defienden algunos partidos políticos es la reforma de la constitución. Algunos ni siquiera proponen propuestas de mejora, pero vamos a ver cuál sería el camino a seguir para remodelar la constitución:
El congreso y senado se tendrían que poner de acuerdo con dos tercios de los votos, si una de las dos se opone la reforma no empieza. Si avanza, se tienen que convocar unas nuevas elecciones generales donde sale un nuevo congreso y senado, el congreso tiene que convalidar la propuesta por mayoría simple y el senado por mayoría absoluta.
El congreso redacta los artículos del nuevo texto que tienen que volver a ser aprobados por dos tercios del congreso de los diputados y del senado, pero además el senado puede decidir modificar el texto y entonces tendríamos dos constituciones la del congreso y senado que tendrían que crear una comisión mixta que termine en un único texto que volverá al congreso y senado para ser aprobado con una mayoría de dos terceras partes y ya tendremos la nueva constitución que deberá ser votada por un referéndum en todo el estado.
Como podemos ver las posibilidades de reformar la constitución son muy bajas, sería muy difícil que se pusieran gran parte del congreso y senado de acuerdo.
Durante este proceso se ha puesto en duda la democracia de España debido a toda la acumulación de hechos que han sucedido, lo que quieren es que un pueblo con un sentimiento no alcance su objetivo.
La percepción que tienen los españoles en este proceso es que nosotros vamos en contra de España, que odiamos su cultura, su lengua pero no es así, como todas las culturas cada una tiene sus riquezas y si alguna vez somos independientes esta riqueza seguirá viva.
Los argumentos por los cuáles una Catalunya independiente sería autosuficiente son porque actualmente es la comunidad autónoma que más economía aporta al Gobierno Español con un veintidós por ciento del pib nacional y recibimos un doce por ciento. En tema economía Catalunya seria autosuficiente, incluso hay un premio nobel de economía aplicada que dice que si Catalunya fuera un estado independiente sería siete veces más rica.
La inversión en infraestructuras, educación, sanidad del Gobierno Español respecto a lo que los catalanes pagamos es pésima, de esta manera con todo el dinero que va hacia España y no vuelve podríamos destinarlos a todos estos ámbitos.
Lo que nos caracteriza a los catalanes es que queremos llegar a la independencia por el camino democrático, de forma pacífica y dejando expresar la opinión del pueblo, por eso creemos que este 27 de septiembre puede ser un final y un comienzo aún mejor.
Como conclusión creo que la única alternativa que nos queda a los catalanes para mejorar en todos los ámbitos es escoger el camino de la independencia porque cuando se ha querido dialogar con el Gobierno Español éste ha actuado con su actitud imperialista y con falta de respeto hacia Catalunya.










ROGER PLANA

La independencia

La independencia

Como todos sabéis hoy en día la independencia de Cataluña está ahora mismo en un momento crucial para la historia, ese tema que preocupa tanto a los políticos.

Desde hace años ha habido una convivencia entre Cataluña y España muy tensa hasta llegar a una situación extrema en la que estamos actualmente, de todos modos la independencia es un tema muy complicado ya que hay muchos políticos que opinan de muchas maneras, unos dicen que si fuéramos independientes tendríamos más oportunidades en todo, mejor sanidad y más prosperidad, en cambio otros opinan que la independencia sería un grave error. Hay una gran cantidad de preguntas que no tienen respuesta hasta que no logremos independizarnos y así lo comprobaríamos realmente si somos auto suficientes y capaces de tirar un país hacia delante.

Uno de los argumentos de porque si deberíamos hacernos independientes porque no dependeríamos de nadie ni de nada, para poder administrar nuestros propios recursos y tomar nuestras propias decisiones. Se harían grandes inversiones que actualmente no se pueden llevar a cabo como consecuencia de los impuestos que se lleva el Estado español.

Una parte importante también es el tema cultural, es decir, Cataluña se considera como una comunidad autónoma muy rica en cuanto a tradiciones, igual que la cultura vasca, tenemos nuestra lengua, nuestra propia comida y gustos, y por encima de todo, nuestra historia, por la cual luchamos y seguiremos luchando aunque no seamos independientes.

A parte de esto, hay motivos políticos y sociales, igual que los económicos que consideramos muy importantes en nuestra vida, los catalanes somos el motor económico del país y por eso nos duele tanto que los españoles cojan nuestro dinero y no lo devuelvan o devuelvan solo una parte...

POR UNA CATALUÑA LIBRE

Desde hace unos años la posible y futura independencia de Cataluña se ha vuelto el tema más comentado de todos los medios nacionales e internacionales.

Desde pequeña me he criado con este sentimiento. Al principio solo lo era porqué mis padres, abuelos y mi familia en general, me habían inculcado esta ideologia. En el momento en que tuve un poco de conocimiento acerca de los sucesos que ocurrieron y ocurren, abrí los ojos y me di cuenta que se necesitaba un cambio urgente.


Éste es el cuarto año que el 11 de Setiembre en Cataluña se moviliza la población para defender lo que es nuestro. Este día Cataluña conmemora la derrota que sufrió en el año 1714 en manos de las tropas españolas de Felipe V de Borbón. Queda claro que, al contrario de lo que algunos dicen en tono de burla, los catalanes durante la Diada, no celebramos el hecho de perder la batalla. Cada 11 de Setiembre recordamos que Cataluña antes de 1714 era una nación con una lengua una cultura, unas leyes y una forma de hacer política, que eran propias.


Los partidos que están en contra de esta independencia utilizan el arma más peligrosa para la sociedad; el miedo. Intentan instaurar el miedo en las personas para que así no manifiesten sus ideologías y callen, porqué saben que un pueblo unido es imparable.


El actual presidente de España, Mariano Rajoy, pretende darnos lecciones y él, por no saberse, no se sabe ni la ley del país al cual está gobernando. Me da vergüenza que éste personaje, porque no se le puede calificar con otro nombre, sea nuestro representante. Esto no es lo que más me preocupa, me preocupa ver como la gente se queja de que el partido el cual han confiando les estan fallando una vez más y aun así siguen votando por ellos.


Estoy cansada de la torpe campaña del miedo que intentan implantar los partidos de la opsición. Ésta campaña jamás vencerá cualquier ilusión, por muy ilusa que sea. Ha llegado el momento de volver a empezar, de hacer un reset. De lo que sí que estoy segura es que peor no nos puede ir y que  hagamos lo que hagamos no puede ir a peor de como estamos ahora.


Estoy cansada de mentiras. Yo hablo el español y no me cuesta ningún trabajo ni esfuerzo hablarlo con alguien para poder entenderme, al contrario. No puedo entender estas personas que se piensan que sólo hablamos el catalán para que ellos no se enteren, señores y señoras, lo hablamos porqué es nuestro idioma. 


Estoy cansada de falsas promesas por parte de todos los políticos. Creo que deberían hacer otro reset en nuestros representantes. Aquí también necesitamos un cambio importante. Hay políticos que llevan demasiados años sin aportar nada a este país y sólo saben robarnos y decir mentiras. Deberían quedarse solo aquellos políticos que realmente quieren luchar por conseguir sus propósitos y no vivir del cuento. 


En mi opinión, creo que cada vez que nos prohíben el derecho a decidir, que nos dicen NO a lo que proponemos... cada vez que un político del PP o del PSOE hablan, hacen que otro indeciso se vuelva un poco más independentista.


Uno de los motivos por los que muchos catalanes reclaman la independencia se debe al sentimentalismo. El otro de los motivos que ha provocado la adición de gran cantidad de independentistas ha sido el tema económico. Cataluña siempre ha sido una de las zonas más industrializadas y de las más ricas del país, siendo así el motor más importante para España. Con esta dada nos van a quedar las cosas más claras: Cataluña aporta 16.400 miliones más de los que luego recibe del Gobierno. Viendo esto, ¿a quién no le entran ganas de querer irse de este país?.



El 9 de noviembre del año pasado tuvo lugar la consulta de la autodeterminación de Cataluña que, una vez más, se realizó sin éxito alguno ya que no se pudo hacer oficialmente. Y este 27 de setiembre tiene lugar unas elecciones plebiscitarias donde se va a reflejar el deseo del pueblo catalán.

Puede que si nos independizamos nos cueste alzar el vuelo al principio, pero eso ya será un problema de Cataluña y de su gente. Igual nos pensamos que es la mejor opción para mejorar nuestra calidad de vida, pero si no lo intentamos, nunca sabremos si fue lo correcto. Lo que sí que sabemos es que así no podemos seguir, necesitamos un gran cambio y empezar de cero. 


Todo el mundo debería tener derecho a decidir, de escuchar y ser escuchado. 


Estamos obligados a defender nuestra libertad para todos los que lo han hecho antes que nosotros. El pueblo Catalán junto es invencible y ninguna palabra de miedo será más fuerte que nuestro recuerdo. Dicen que quien pierde la memoria pierde la identidad y lo único que queremos es vivir en un país que sea nuestro y no sentirnos forasteros en nuestro propio país. 



WEBGRAFIA


Catalunya aporta 16.400 millones más de los que luego recibe el gobierno. 19 de setiembre de 2012. [Consulta: 20 de setiembre de 2015] 

http://www.eleconomista.es/catalunya/noticias/4258411/09/12/--Cataluna-aporta-16400-millones-mas-de-los-que-luego-recibe-del-Gobierno.html

Este nivel. 27 de setiembre de 2015 [Consulta: 27 de setiembre de 2015]
http://www.elperiodico.com/es/noticias/opinion/este-nivel-por-risto-mejide-4540691

INDEPENDENCIA DE CATALUÑA



Desde hace unos años y concretamente en estos últimos meses, la independencia de Cataluña  está en punto de mira. Hoy, día 27 de septiembre hay elecciones autonómicas que, para mucha gente, son las elecciones decisivas que nos permitirán decir adiós de una vez por todas a España. Hoy todo el pueblo de Cataluña tendrá voz por primera vez en mucho tiempo, podrán decidir lo que realmente quieren y lo que se ve reflejado con más fuerza desde los últimos cuatro años.

Pero, ¿Por qué estamos tan empeñados en irnos de España? Nuestra relación con España nunca ha sido buena del todo, ellos des de siempre han querido rebajarnos, que perdiésemos nuestra lengua, nuestra cultura, nuestras tradiciones, nuestros derechos… Pero Cataluña nunca ha dejado que eso pasara y ha resistido siempre contra todos esos intentos fallidos a que fuésemos inferiores.
Actualmente,  Cataluña pierde anualmente 22 millones de euros en impuestos, que van a España y ya no regresan. Tampoco ha recibido ninguna beca para los estudiantes universitarios que, por lo contrario, han recibido todas las demás comunidades autónomas. Y así se podría ir haciendo una lista de lo bien que nos tratan hoy en día nuestros vecinos españoles.
Por eso, la única vía posible para escapar de un gobierno que se va autodestruyendo cada vez que su, nuestro, presidente del gobierno abre la boca, que no funciona y que no parece haber manera de arreglarlo y de volver a empezar por ahora es la independencia, irnos de aquí y empezar nosotros por nuestra cuenta, creando un país nuevo, más justo y más comprometido con su pueblo.
Si conseguimos esto, se incrementarán en un 70% los presupuestos de la Generalitat que se invertirán en educación, sanidad y en ayudas a la dependencia. También se incrementarán las pensiones para la gente mayor, se podrá crear un sistema de becas para que todos los jóvenes tengan derecho a estudiar, y por último, recuperaremos nuestra dignidad como país y podremos potenciar nuestros valores.
En mi opinión, me parece intolerable que en la época en la que vivimos aún haya una gran cantidad de gente dispuesta a hacer lo que sea para estar por encima de todos y, usando los medios que hagan falta, para impedir que la gente decida en un tema que a ellos no les conviene. Todo el mundo tiene el derecho a decidir, a tener voz, a decir lo que piensa, porque la opinión de cualquier persona de este mundo, por pequeña o grande que sea, independientemente de su nacionalidad, creencia o color de piel, importa.

La independencia de Cataluña


LA INDEPENDENCIA DE CATALUÑA


Bien, la independencia de Cataluña, las 4 palabras que están en boca de todos,  la diversidad de opiniones sobre si creer que la independencia será lo mejor para Cataluña o no lo será, los gritos y la multitud de gente que salieron a la calle el día 11 de septiembre para demostrar a todo el mundo que querían y los nervios de que mañana todos los catalanes mayores de 18 años, votarán sí o no a la independencia.
Mañana, el 27 de septiembre será el día en que los catalanes podremos decidir si lo que queremos es la independencia de Cataluña o no. ¿Pero sabemos que pasará en nuestro futuro si somos independientes? ¿Sabemos si todo esto que nos dicen que la economía mejorará, y que el país en definitiva, si es independiente será mucho mejor en la mayoría o en todos los aspectos? Bien, yo creo que no podemos saber qué pasará en un futuro. No podemos saber si todo lo que los políticos nos cuentan que harán será verdad o mentira, no sabemos qué pasará en Cataluña  si nos independizamos. Como no podemos asegurarnos de que pasará en un futuro, tenemos que mirar al pasado, a todo lo que hemos vivido hasta ahora.
Creo que uno de los motivos más importantes por la que muchos catalanes creemos que la independencia de Cataluña sería una muy buena solución, es el tema económico. Cataluña es una de las comunidades de España que paga más impuestos a España y a la que le devuelven menos dinero. Creo que si fuésemos independientes, todo el dinero que pagamos a España lo podríamos invertir en cosas más importantes como son la sanidad, la educación , etc. Cada año Cataluña tiene que pagar a España 22.000 millones de euros en impuestos, este dinero se va y no vuelve. Si fuésemos independientes, este dinero no lo perderíamos en impuestos sino que lo podríamos aprovechar para cosas muchos más importantes como creo que son la educación, que hoy en día “les retalladles” nos afectan, tanto a los profesores como a los alumnos, la sanidad también es un tema muy importante que también ha tenido muchos recortes y creo que tanto la sanidad como la educación deberían ser las últimas opciones para quitarles el dinero, ya que creo que es el futuro de la gente joven y es la salud de toda la población.
Otra opción que tendríamos sería la de incrementar las pensiones de la gente mayor, parece increíble que haya personas que tienen que sobrevivir con una pensión de 600 euros mensuales, teniendo que pagar el agua, el gas, el alquiler. A mí a veces cuando enciendo la televisión y veo mujeres de 80 años que no pueden llegar a final de mes o que no pueden pagar la calefacción en invierno, me da mucha pena y también mucha pena, que permitan que pase esto.
Otro punto que creo que es muy importante, es que si somos independientes, podríamos generar puestos de trabajo y volver a que las constructoras y empresas que han quebrado o que se han arruinado, puedan volver a trabajar. Al cabo de unos años, yo creo que hasta podríamos salir de la crisis.

Solo hablando de la economía creo que de verdad deberíamos de pensar que la independencia es una buena solución para hacer de Cataluña un mejor país, donde la crisis no sea un problema y donde los catalanes podamos tener un futuro asegurado y una vida mejor.





INDEPENDENCIA DE CATALUÑA



INDEPENDENCIA DE CATALUÑA

Como muchas veces habréis oído la palabra “independencia de Cataluña”, hoy os voy a contar mi opinión. Hoy en día muchos catalanes están indignados con el gobierno español y sus actuaciones, ya que el este depende en gran parte económicamente de Cataluña. Este es uno de los motivos principales del manifiesto de su independencia.  Cataluña cree que es suficientemente autónoma para tener su propio gobierno y formar un nuevo país, como he resumido antes, se creen capaces de auto gestionarse su propio gobierno de forma cultural, económica e social. Ya que además adquieren una lengua diferente a las otras, el catalán.
En mi opinión creo correcta la actuación del gobierno catalán, a causa del fraude español y la mala gestión, Cataluña es suficientemente autónoma para formar su propio país. Ahora muchos catalanes viven muy intensamente este tema, formando quejas socialmente y por medios de comunicación, críticas, manifestaciones, etc. Muchos de ellos forman un pueblo, con mucho poderío para hacer temblar al gobierno español.
El año pasado se hizo un referéndum por la independencia de Cataluña, y ganó el SI,SI, que quiere decir; SI que quiero la independencia y Si que quiero formar parte de la unión europea. 
Pero la independencia tendrá sus positivas y negativas consecuencias: por ejemplo; ¿Qué seriamos, un país independiente como Andorra, o formaríamos parte de la Unión Europea?, ¿Cómo formaríamos nuestro gobierno, crearíamos una nueva constitución?,  ¿Mantendríamos el Euro, la moneda internacional Europea o formaríamos nosotros una moneda nueva junto a nuevas leyes?, ¿ La liga de futbol junto a otros deportes, harían una liga catalana, o seguirían junto la española, como en el caso del futbol la liga BBVA?, etc.
Hay muchas preguntas sin respuesta, que si no hacemos el gran paso de independizarnos, no las resolveremos. En mi opinión mejoraríamos mucho económicamente, y saldríamos de la crisis inmobiliaria que estamos des de 2006.
En el siglo XX nació un movimiento catalanista que también podemos llamar revolucionario, contra el gobierno español, ya que creen injusta la situación en la que viven junto este. Y ahora por conmemorarlo el día once de setiembre todo el mundo se junta en la meridiana para celebrar el día de la independencia. Y en el minuto 17h: 14m todo el mundo se da de la mano y un medio aéreo hace una foto. Este día ha llevado mucha disputa en el gobierno español, ya que no están de acuerdo con ellos y no quieren que se independice Cataluña, ya que saben que es una gran portadora económica y podríamos decir que el 70% de beneficios provienen de Cataluña.
Pero nosotros en cambio queremos ser libres, soñar y construir un nuevo país sin depender de otro, en resumen, somos un pequeño país lleno de ilusión y esfuerzo, ya que nosotros siempre seremos nosotros y no estaremos junto al gobierno español.

La independencia de Cataluña


Actualmente,  se ha abierto un gran debate acerca de la autodeterminación de Cataluña y su secesión, con motivo de las elecciones plebiscitarias del próximo domingo 27 de septiembre que auguran una amplia victoria para la candidatura de Junts pel Sí, generando una gran disparidad de opiniones. Hay detractores, gente a favor y gente que no acaba de verlo claro.  La compleja situación actual que se vive en Cataluña a propósito de su relación política con España, y el impacto mediático y social que ha tenido en el imaginario colectivo, ha llevado a múltiples análisis y debates. Desde mi punto de vista, es un tema que resulta muy complejo.

Este proceso de independencia se ha iniciado en medio de la peor crisis social y económica que se vive desde hace mucho tiempo: recortes, desahucios, despidos, empresas en quiebra, donde el presupuesto público se ha recortado brutalmente y que acumula una mayor desigualdad entre ricos y pobres.

En el debate de la independencia de Cataluña, intervienen argumentos tanto racionales como emocionales. Por tanto, me centraré en las ventajas que ofrece la independencia, que a mi parecer son las siguientes: mayor autogobierno, ya que al contar con un gobierno propio con soberanía plena tendríamos más capacidad para decidir sobre nuestros propios asuntos y las políticas estarían más ajustadas a las necesidades. Además, la independencia permitiría reforzar la cultura y la lengua catalana. También habría un mayor presupuesto público ya que Cataluña conservaría toda la recaudación fiscal, permitiendo tener un mayor presupuesto para obras públicas, educación o sanidad. Otro aspecto a destacar es que una parte importante de los catalanes no se sienten españoles y se sentirían más a gusto en un ambiente de independencia.

Después de mencionar los argumentos a favor, intentaré expresar mi opinión acerca de este asunto. Estoy de acuerdo con la independencia si con ello se garantizara un modelo económico y social más justo. Está claro que hay que buscar otro modelo de gestión más federalista y sostenible, y existen alternativas. Se debería empezar a luchar para recuperar todas nuestras soberanías: productiva, energética, alimentaria, cultural, etc.
Además, desde mi punto de vista, habría que plantearse si realmente la independencia de Cataluña podría responder y garantizar unas mejoras tanto sociales, políticas como económicas promoviendo una mejora del estado de bienestar de sus ciudadanos o si simplemente responde  a los intereses de una pequeña mayoría, formada por la burguesía catalana que ha visto el periodo de crisis económica que vivimos como una oportunidad para extender y acaparar más poder en un ambiente de independencia.


En conclusión, este tema resulta muy complejo, y personalmente, no tengo muy claro cuál será el futuro. En todo esto, hay una crisis social y crisis nacional mezcladas. Desde mi punto de vista, habría que resolver primero la crisis social y los problemas que se viven actualmente, para poder formar un país diferente, más justo. Aún así, estoy a favor de un autogobierno y autogestión, ya que el actual modelo perjudica a todos los ciudadanos. La independencia es mucho más que la bandera y los sentimientos de un pueblo; es un proyecto social y económico que debe permitir a las personas vivir con dignidad y en mejores condiciones. 

sábado, 26 de septiembre de 2015

Por un futuro mejor

Como ya sabemos el tema de la independencia en estos tiempos, ahora incluso más, debido a que cada vez queda menos para las elecciones, en concreto nueve días, este tema esta en todos nuestros medios, televisiones, periódicos, radios... Y si eres catalán puede ser que aún te afecte más, vivirás este proceso de forma poco corriente, ya sea por el nerviosismo propio de unas elecciones con esta importancia o en mi caso juntamente con el de más de dos millones de personas, las que al menos se manifestaron el 11-S, quiénes esperamos poder ser independientes y lograr una igualdad que en estos momentos no encontramos.
Como todos los temas de este mundo no todo es tan fácil o cierto como parece a primera vista, y más en época de campañas políticas. No todo es tan fácil como afirma Rajoy pero tampoco lo es por la parte del residente Mas.
Como todo proceso tendría sus pros y sus contras, hay que analizar cuáles convienen más a un nuevo país independiente. Este proceso independentista hace ya años que perdura, incluso mi abuelo se acuerda, pero hará ya unos cuatro o cinco años que las manifestaciones a favor del independentismo, en concreto la del 11-S y el descontento en general se ha ido agarbando.
Como ya he dicho todo proceso tiene sus pros y sus contras que a continuación procederé a analizar.
Para mi uno de los pros del independentismo sería la propia gobernación, no habría que obedecer a un parlamento exterior que no hace nuestras leyes a medida, sino que seríamos los catalanes quién nos gobernaríamos. Otro tema que nos preocupa mucho a los catalanes, y no creo que sea únicamente cosa de los independentistas, sino que a todo aquel que es residente en Cataluña.
Otro argumento a favor que encontramos es que como ya sabemos Cataluña es una nación, cosa que ya la diferencia del resto de España, y es por esto que esta nación debería poder desenvolverse a su manera o al menos darle la oportunidad a elegir.
Haciendo también referencia a los impuestos, y es que como Cataluña es una región, más rica por lo que hace a muchas otras de España, debe pagar más impuestos para compensar las regiones más pobres, en este caso si Catalunya fuera un país independiente no sucedería,y no es que no seamos solidarios, pero esta solidaridad que perdura ya hace años de ayudar a las otras comunidades no se ha visto recompensada por ninguna parte.
Todo pro tiene su contra, como sería el caso de la voluntad general, es decir, en las elecciones, ya que el presidente Rajoy no ha dado la oportunidad a hacer un referéndum, en estas elecciones con tan solo un escaño más de la mitad harían mayoría, pero esto hace que casi media Cataluña no estuviera contenta con un país independiente. Es por eso que creo que la mejor solución hubiera sido un referéndum, en el que se podría haber votado el voto de la gente y no el que una persona vote a un partido determinado, ya que una persona puede, porqué una persona puede ser de un partido por atrás razones y a la misma vez querer la independencia o el derecho a decidir, ya sea por razones como el futuro de sus hijos.

En conclusión, creo que el echo de que España se haya negado y siga haciéndolo rotundamente al diálogo hace ver a los catalanes que deben buscar la solución de sus problemas fuera de un país como España, ya que si se ha opuesto todo este tiempo a un posible referéndum o a desmentido tantos y tantos argumentos de catalanes frente a problemas económicos como los impuestos, en estos momentos ya es imposible que se llegue a un acuerdo para resolverlos.

Hagamos camino para un futuro mejor

¿Quién no ha oído hablar del tema más recurrente de la actualidad de nuestro país? El deseo de independizarse de Cataluña ha saltado al mundo y ha sobrepasado fronteras creciendo considerablemente en los últimos años. El 2015 ha sido el cuarto año consecutivo en que gran parte del pueblo catalán organiza manifestaciones el 11 de setiembre para reivindicar su deseo y ser oído por todo el mundo y por el gobierno español que parece ser que no comparte su misma opinión. Ambos gobiernos están enfrentados ya que no consiguen entenderse y llegar a un acuerdo que aporte soluciones para todos y mejore las situaciones económica, política y social, que en los últimos años se han visto afectadas debido a la crisis económica y a los numerosos casos de corrupción.

Podemos remontarnos años atrás para ver que este movimiento tiene historia, aunque no dudo que actualmente estamos viviendo el más seguido de todos los tiempos. El catalanismo nació en el Renacimiento con su mayor afán de proteger la lengua y la cultura catalanas en una época en que predominaba el castellano; este era seguido sobretodo por escritores y personajes implicados con la literatura. Actualmente se entiende más como un movimiento político que tiene la intención de crear un nuevo país; un país democrático, justo, emprendedor y limpio de corrupción que mejore la calidad de vida de sus habitantes que no quieren seguir conviviendo con el resto de España.

Uno de los motivos por los que muchos reclaman la independencia se debe al sentimentalismo, las grandes diferencias que existen entre Cataluña y el resto de comunidades autónomas. La propia seña de identidad de nuestra región por su lengua, su cultura, su propia historia y la mentalidad.

Otro de los motivos y el más importante, el que ha hecho que más gente se una, ha sido el tema económico. Cataluña, debido a su situación geográfica privilegiada, siempre ha sido una de las zonas más industrializadas del país y consecuentemente una de las más ricas, esto ha hecho que sea uno de los motores más importantes junto al País Vasco para tirar el país adelante y crecer.
Parece que ahora es cuando la gente ha dicho ¡basta! ya que no conciben tener que dar más de los que ellos reciben. La tensión entre ambos gobiernos está a flor de piel, Mas y Rajoy han hablado en varias ocasiones pero ninguna ha servido para encontrar una solución. Primero se pedía la propia financiación del dinero que fue denegada, más tarde fue la consulta que se realizó sin éxito, ya que pudo hacerse oficialmente y finalmente serán unas elecciones con un claro carácter plebiscitario las que reflejaran el deseo de los catalanes que saldrán a las urnas. El 27 de setiembre veremos realmente la voluntad de todo un pueblo.

Yo pienso que la independencia podría ser una de las opciones a seguir aún así no tengo una opinión muy clara sobre este tema ya que no llego a entender todo lo que esta conllevaría. Una gran mayoría de la gente está dispuesta a luchar sin miedo para conseguirlo y a caer cuantas veces sea necesario para llegar a tener un país propio y mejor.
Lo que yo tengo claro es que es necesario un cambio que nos haga mejorar para construir un país democrático y justo, con igualdad y sin corrupción.

viernes, 25 de septiembre de 2015

Un futuro próspero




La Independencia Catalana es un sujeto de rigurosa actualidad que se caracteriza por la solicitud de la independencia del Estado Español por parte de algunos ciudadanos de este mismo estado.
Este movimiento genera malestar social, pues en ambos bandos (esos que la defienden y los que no lo hacen) hay nerviosismo, crispación e incertidumbre.
El dia 27 de septiembre se celebran las elecciones autonómicas en Cataluña, con un marcado carácter plebiscitario.


Como factores a favor, los favorables a la independencia esgrimen razones como el expolio fiscal que sufren los catalanes por parte de España, y, a parte, hay quienes están a favor de dicha por un tema sentimental y nacionalista.
Otro factor influyente entre los partidarios es el respeto de las Instituciones Catalanas, tanto por parte de la Unión Europea como del Estado Español.
Con un peso remarcable hay también un factor económico, pues gran parte de las potencias industriales del estado están en la Comunidad Autonómica de Cataluña y los partidarios sostienen que con la independencia habría una mejora económica del futuro país, y como consecuencia, una mejora del nivel de vida de los ciudadanos.
También en referencia al plano económico, cabe decir que los catalanes pagan un 24% de los impuestos del estado (según fuentes fiables) y únicamente reciben el 10%, es decir, pagamos el doble de impuestos de los cuales sólo recibimos la mitad.
Un argumento señalado es el respeto a una comunidad: Cataluña intenta dialogar y pactar con el Estado español pero éste se niega al diálogo, se cierra en una idea concreta y no atiende a los válidos argumentos que Cataluña les proporciona. Este poco interés por parte de la sede central evidencia y hace crecer el anhelo de partir de dicho estado a los partidarios del movimiento, pues como habitantes del estado merecen ser escuchados.
La NO aceptación y el NO respeto de una ideología es un agente potente e influyente porque nadie quiere vivir en un territorio donde no es respetado, ni escuchado y asimismo, es engañado y estafado.


En cambio, los detractores de la independencia creen que una Cataluña independiente sería pobre y aislada de Europa; sin seguridad económica.
Un caso más particular en este ámbito, y reciente y popular en nuestra sociedad, es la aprehensión por parte de la gente mayor por lo que hace referencia a cobrar su pensión. Es la única mensualidad que reciben y de la cual depende su vida, pues por ellos es importante seguir habitando en este estado.
Otro argumento antagónico a dicho movimiento es el hecho de ejecutar una consulta al pueblo porque es un acto totalmente incoherente en relación a la Constitución Española.

Una vez mencionados los argumentos a favor y en contra la independencia de Cataluña, voy a dar mi opinión sobre dicho tema.
Analizados los argumentos, cabe decir que son más razonados y lógicos éstos que están a favor de la independencia. No me siento bien habitando en un lugar dónde no me quieren, dónde no respetan mi opinión y dónde no quieren escuchar unos argumentos totalmente válidos. El gobierno de un país debería escuchar a todos sus habitantes e intentar entender los problemas de dichos, pero como vivimos en un país lleno de corrupción, los intereses de una mayoría se contraponen a la opinión de un pueblo que quiere ser libre, tener unos derechos y ser respetado, entre otros.
Pienso y reafirmo que la independencia sería favorable para todos los ciudadanos del futuro país, pues ésta conllevaría una mejora de la calidad de vida, un crecimiento económico y, lo más importante, una vida mejor para nuestros descendientes.
En mi opinión, todo este proceso sería posible car los catalanes son de carácter emprendedor, positivo, con ganas de tener un futuro próspero y juntos, como se ha demostrado en numerosas ocasiones (por ejemplo, el pasado 11 de septiembre), tenemos una vitalidad y un empuje imparable.
Al fin y al cabo, lo que todos queremos es una vida mejor y un gobierno que atienda favorablemente a nuestras necesidades y nos respete.

jueves, 24 de septiembre de 2015

Independencia de Cataluña



La independencia de Cataluña

La huida de Cataluña respecto a España es uno de los temas más hablados estos últimos años, por no decir el más comentado. Creo que, en el día de hoy es importante saber un poco sobre la situación en que nos encontramos, de hecho deberíamos saberlo, ya que no es cosa de estos últimos tres días, más bien de los últimos tres años, debido a que el 27 de setiembre habrán elecciones. El problema viene de mucho más lejos. Es por esta razón por la que voy a identificar la posición que está nuestra provincia entorno al resto del país.
Cataluña y España han convivido juntas durante muchos años, quizás por amor al país o quizás por sentirse las dos en una situación cómoda, pero éste no es el caso. Probablemente por respeto, o más bien, por obligación. Conviven juntas pero no encajan bien, y Cataluña espera que algún día pueda alejarse del todo.
Somos diferentes, tenemos distintas habilidades que nos caracterizan respecto a España. Cataluña es una autonomía motor de todo un país, tierra de acogida, somos ahorradores… pero sobretodo, caracterizada por gente trabajadora. España es más bien lo contrario, si tiene tres se gastan cinco, se toma las cosas con parsimonia, se esfuerza poco y me atrevería a decir que los hay que prefieren vivir del cuento. Dicho esto, no es de extrañar que los españoles tengan tirria a los catalanes pero a la vez no permitan un autogobierno de estos.
Nosotros, los catalanes tenemos ciertas cosas que apreciar, como una cultura muy rica y una lengua propia. Tenemos tradiciones, “los castellers”; una diada, el 11 de setiembre; una bandera “la senyera”; una danza, la sardana; un club más que conocido, el Futbol Club Barcelona; una gastronomía excelente, el pan con tomate; un restaurante de 10 “el celler de can Roca”… Infinidad de cosas que hacen una provincia diferente con el resto de España, una Cataluña con una tierra propia, limpia y querida. Pero por encima de todo, cerrando el tema de las diferencias culturales, está la economía. Tenemos un grave problema con ese punto tan importante, que no pagan los mismos impuestos los catalanes que la mayoría de las provincias de España. Cataluña recibe poco por lo que da.
Todos esos puntos sirven para explicarle al país y al resto del mundo que estamos hartos de convivir juntos y que queremos formar parte de un estado independiente. 


Joan Fontelles