viernes, 8 de enero de 2016

El esfuerzo en la educación

Según la Real Academia Española existen varias entradas para la palabra esfuerzo como: empleo enérgico del vigor o actividad del ánimo para conseguir algo venciendo dificultades o, por ejemplo, empleo de elementos costosos en la consecución de algún fin.

El esfuerzo es algo a lo que nos encontramos sometidos constantemente a lo largo de nuestra vida para conseguir cualquiera de nuestros propósitos como sacarnos el bachillerato, llegar a la carrera que nos gusta, conseguir un trabajo… En muchas ocasiones, estas situaciones son costosas y nos provocan estrés y preocupación lo que nos hace desear que todo fuera más fácil y que se nos diera sin mover un solo dedo de nuestra mano.
Pero en la vida, la cruda realidad, nada es fácil, las cosas no se regalan. Esta se trata de un camino lleno de baches que debemos ir superando día tras día y aunque, alguna rara vez pueda intervenir la suerte como si te toca la lotería y te haces rico de casualidad, debemos aprender que siempre será necesario trabajo y dedicación para llegar a nuestro objetivo.

Por lo tanto creo que es necesario inculcar esta idea a los más pequeños a través de la educación y también mediante la intervención de los padres. No se trata de empezar a poner deberes y no dejarles tiempo libre para jugar sino de no ponérselo todo tan fácil, que los premios y las metas a las que quieran llegar las alcancen por sí mismos. Se trata de alejarlos de esas ideas que nos llegan a través de los medios de comunicación como por ejemplo: Aprenda Inglés Fácil en un mes, o de los dibujos animados como el Doraemon que con solo un dispositivo mágico ya consigue aquello que quiere. Cuando se pongan a estudiar verán que con solo leer cinco minutos los apuntes no podrán aprobar el examen y se darán cuenta que el esfuerzo es importante.

Uno de los inconvenientes que creo que dificulta que los alumnos se involucren en aquello que hacen es la falta de motivación que puede ser causada porque la asignatura no es de su agrado o por la forma de transmitirla del profesor. Esto hace que el esfuerzo pase de ser grato a ser un esfuerzo obligado y pesado. Supongo que este es el motivo por el cual todos soñamos con un trabajo que nos guste ya que hacerlo no nos supondrá un esfuerzo sino que nos gratificará dedicar nuestro tiempo en él.

En conclusión, pienso que es importante el esfuerzo en la educación y que mediante este podemos llegar a aquello que nos proponemos. Como experimentamos los alumnos día tras día este es la base de nuestro éxito aunque a veces sea importante el factor suerte, ya que puedes haber estudiado mucho y suspender un examen.

No hay comentarios: