sábado, 5 de marzo de 2016

"El lenguaje es el reflejo de la sociedad"

"El lenguaje es el reflejo de la sociedad"
Con esta sentencia podría definir a la perfección sobre que va a tratar esta entrada. Y bien, voy a hablar sobre el lenguaje de nuestros días y sobre su grado de machismo, afirmando des de un principio que sí lo es.
El lenguaje nos permite expresar nuetros sentimientos y, esencialmente, nos permite relacionarnos con los demás y conocer su personalidad, su carácter, etc.
Hélas, el lenguaje no es siempre utilizado correctamente, sino que está profundamente influenciado por las grandes masas y así crea muchos esteréotipos e imágenes mentales sobre la sociedad, gran parte de ellas falsas.
Volviendo a la sentencia inicialmente mencionada, si la sociedad es machista, el lenguaje utilizado lo será, pues en el lenguaje queda patente el pensamiento de quien lo desarrolla. En consecuencia, tenemos generalmente un lenguaje sexista, que superposiciona el hombre respeto a la mujer. Dicho lenguaje lo encontramos en muchos tipos de texto, como puede ser el periodístico (cualquier entrada de un periódico o de una revista, o bien de un portal online) o el legislativo. Pocas veces nos habíamos parado a pensar en este último, y ¿La Constitución ha solucionado el problema de la equiparación de la mujer? La respuesta es negativa, pues gran cantidad de artículos de la Constitución del 78 demuestran dicho machismo, y son de carácter sexista, dejando a la mujer en un segundo plano.
No hace falte ir más lejos, para evidenciar dicho machismo, que la presentación de cualquier evento, con el “Bienvenidos todos y todas”, o la tendencia a hacer referencia antes al chico que a la chica, “Niños y niñas”. La tendencia profundamente masclista. Luego, tenemos también en la lengua castellana muchísimos motes que en género masculino tienen un significado normal mientras que en género femenino, tiene un sentido discriminativo, como por ejemplo el “Aventurero”, que significa alguien que es valiente, que le gusta vivir nuevas aventuras, y la “Aventurera”, que es una puta.
Alejándome de la lengua española, cabe decir que todas las culturas del mundo lo son. El machismo inunda todo el mundo. Y, desde mi punto de vista, este hecho parte de los arquetipos que nos han inculcado desde pequeños: “La madre lava los platos mientras el padre descansa en el sofá”. Y dicho machismo se evidencia más en culturas árabes, donde la mujer está, en toda regla, sometida a las órdenes de su marido.


En conclusión, el lenguaje es machista porque es un espejo de la sociedad, donde el machismo y el sexismo tienen un peso muy remarcable.

1 comentario:

Teresa dijo...

Laura, es un comentario interesante, ordenado (aunque podrías utilizar más conectores que le dieran mayor cohesión entre las partes) y donde tengo algún pero es en el contenido porque en algún momento te vas del tema (que era sobre el lenguaje machista o no) o repites alguna idea innecesariamente.
Por lo que hace a la forma, hay alguna falta de ortografía y algún error de léxico aunque el nivel es muy correcto (en vez de "sobreposiciona" debe ser "sobrepone")