martes, 15 de marzo de 2016

EL LENGUAJE SEXISTA

EL LENGUAJE SEXISTA

El lenguaje sexista lo encontramos en todos los medios que nos rodean, des de la televisión hasta en los discursos de los políticos. Definimos este tipo de vocabulario como aquel que discrimina a las mujeres, las hace dependientes d ellos hombres, o simplemente no las identifica.
Podemos observar que muchas de las palabras que en el género masculino tienen un significado, normal, como cualquier otra palabra, en el género femenino tienen un significado peyorativo, como podría ser el caso de perro y perra. En estos usos, lo peor de todo es que algunos están tan arraigados a nuestra sociedad que ni siquiera nos damos cuenta que se trata de lenguaje sexista.
Es por eso que, el pasado mes pudimos observar que todos los dirigentes de los partidos políticos, aprovechando que han sido las elecciones, todos excepto uno, se dirigen en expresiones como nosotros debemos hacer, bienvenidos o el hecho de llamar a los representantes hombres por su apellido, y a las mujeres al poder únicamente por su nombre, las esta degradando, parte también de lo que definimos como lenguaje sexista. ¿Es que uno y otro no tienen el mismo grado o derecho, o es que uno es más importante que otro?
Por esta razón quería destacar varias propuestas que se han hecho a lo largo de estas elecciones. En primer lugar el hecho de proponer cambiar el nombre del Congreso de los Diputados, por Congreso de las Diputadas, si bien podemos creer que es un hecho insignificante y que no cambiaría respecto a la situación del lenguaje sexista o machista, en mi opinión si que cambiaría, y es que en un día no podemos cambiar la cima de la montaña, hay que empezar por pequeñas cosas, que la gente se solidarice y poco a poco ir haciendo y modificando cosas más importantes.
En segundo lugar quería destacar el lenguaje que usan los dirigentes del partido catalán la CUP, en todas sus apariciones mediáticas. Ellos como partido defensor de los derechos de las mujeres y los hombres en igualdad, firmemente en la lucha contra el machismo que tanto acosa a las mujeres de nuestra sociedad, han decidido no usar el nosotros y cambiarlo por el nosotras, así con todo su vocabulario, de esta manera están manifestando el derecho de la igualdad de la mujer.

En conclusión decir, que no deberíamos menospreciar pequeños hechos como cambiar el nombre del Congreso, todo y ser pequeñas medidas la sociedad debería mostrar todo su apoyo a proyectos como estos ya que serían la clave para que en un futuro hubiera más proyectos contra el lenguaje sexista, y a través de estos una mejora de la condición femenina.