sábado, 15 de octubre de 2016

EL TURISMO EN BARCELONA

El turismo en Barcelona es muy beneficioso para los ciudadanos de la ciudad, aunque no siempre, en parte si y en parte no, quizás si algunas cosas se modificaran todo iría mejor.

Como ya he mencionado el turismo siempre ha sido beneficioso sobre todo para la economía de la ciudad ya que éste da mucho dinero a los hoteles, restaurantes, tiendas y otras empresas. Pero por otra parte este hecho se convierte en algo negativo ya que en general a las empresas de la ciudad y al ayuntamiento solo les interesa ganar dinero sin darse cuenta que no beneficia nada a los barceloneses.

El ayuntamiento de Barcelona, los hoteles, pisos de alquiler y otras empresas solo enfocan sus ventas y actividades hacia los turistas hecho que molesta a los ciudadanos de la misma Barcelona.

Por ejemplo cuando los ciudadanos de allí quieren alquilar un piso y quizás los propietarios no se lo quieran alquilar porque prefieren alquilárselo a los turistas que seguramente les pagarán más. No tan solo eso sino que también alquilan pisos que no deberían ser alquilados ya que no están en buenas condiciones o no tienen todos los papeles en regla, éstos son llamados los pisos ilegales. Entonces como podemos ver la gente únicamente está interesada en ganar dinero y su economía sin importar los demás ciudadanos.

Por otra parte los barceloneses están molestos por los incivismos que cometen muchos de estos turistas, ensucian las calles, hacen mucho ruido y la gente del barrio o ciudad no puede dormir o incluso ya no se puede pasear tranquilamente como siempre habían hecho los barceloneses sin que los turistas los embistan por la calle. Para la gente que lleva viviendo toda la vida en Barcelona es una gran molestia que los turistas tengan este mal comportamiento hacia su ciudad y que además el ayuntamiento no haga absolutamente nada para evitarlo.


Finalmente creo que el turismo es un gran beneficio para Barcelona y cualquier ciudad del mundo pero hay que saber gestionarla bien y sobre todo no olvidarse de los ciudadanos de toda la vida. Por lo tanto está claro que lo que se necesita en Barcelona es una modificación; endurecerse con las normas para los turistas y que aprendan a respetar la ciudad y los vecinos de ésta y como ya he dicho no enfocarlo todo hacia el turismo perdiendo los pequeños comercios de toda la vida y hacer más actividades para los barceloneses y no todo para los turistas. 

No hay comentarios: