miércoles, 23 de noviembre de 2016

Mala gestión de la sobrepoblación de la fauna salvaje

SOBREPOBLACIÓN DE LA FAUNA SALVAJE

Podemos relacionar la sobrepoblación de la fauna salvaje con la crisis ecológica –o ambiental-, ya que esta ocurre cuando el ambiente de una especie o de una población sufre cambios críticos que desestabilizan su continuidad, y al hablar pues del término “sobrepoblación”,  se detecta un concepto parecido, ya que debido a la disminución de áreas boscosas o de campos, las especies han tenido que desplazarse y adaptarse en lugares restringidos.

Es importante mantener la fauna salvaje, es decir, todas las especies de animales no domesticados que viven libremente en su hábitat natural (mayoritariamente en bosques o sabanas o en los mares, etc) activa y protegida, ya que beneficia el medio y mantiene los niveles de biodiversidad activos pues cuantas más especies hay en un ecosistema, más resistente es su evolución. De hecho la población de la fauna salvaje se controla por si misma a partir de la selección natural -el animal más resistente sobrevive- así que en principio no hay necesidad de la intervención humana para su control.

El gran problema de la fauna salvaje llega al disminuir áreas boscosas por ejemplo, a grandes niveles, provocando el desplazamiento de las diferentes especies que pierden su hábitat y tienen que adaptarse a otros espacios reducidos y probablemente más en contacto con humanos. Así se da pues, en definitiva, la sobrepoblación de la fauna salvaje provocando destrozos en las cosechas de las personas cercanas a sus zonas buscando alimento,  y empieza la mala distribución de las especies debido a las pocas zonas protegidas para dicha fauna. A demás, se suma la propuesta de utilizar la caza para deshacerse de la sobrepoblación.


En mi opinión, se debería tener más consideración a la fauna salvaje y controlar la gestión de mejor manera como por ejemplo separando reservas naturales en lugar de ejercer actividades un tanto radicales como es la caza para deshacerse de la sobrepoblación.

1 comentario:

Teresa dijo...

Correcto, aunque sigues haciendo oraciones demasiado largas. A veces utilizas giros y vocabulario poco naturales.