sábado, 24 de septiembre de 2016

¿El bilingüismo es beneficioso o perjudicial para la mente?

En la sociedad en la que vivimos ahora, el poder hablar más de una lengua nos abre muchas puertas, ofertas de trabajo, viajes al extranjero, el entablar nuevas amistades... Por eso ya desde muy pronto aceptamos que el aprender lenguas extranjeras es un hecho. Pero realmente, ¿qué es el bilingüismo? y sobretodo ¿Qué nos puede aportar? 
El hecho de que el bilingüismo sea una virtud es indiscutible, nos permite vivir tantas oportunidades que no nos lo podríamos imaginar, por eso tampoco me quiero plantear mucho el que sea un beneficio, porque sin duda lo es, lo único que podría compensar un poco la balanza, y no en todos los casos, es el tener que estudiar una lengua antes de poder hablara perfectamente, y me parece una desventaja minuciosa comparado con las vivencias que te puede aportar luego, se podría decir que es un mal necesario.
Pero, en realidad, yo pienso que no podemos utilizar la palabra bilingüismo tan a la ligera, el verdadero significado de la esta palabra está muy debatido, ¿Es un bilingüe alguien que aprende simultáneamente en la infancia dos lenguas? ¿O quizás también consideramos bilingüe a alguien que a pesar de la edad que tenga tiene un buen nivel de una lengua extranjera y habla ese idioma con fluidez? Esta cuestión está abierta al debate, desde mi punto de vista y teniendo en cuenta mi experiencia, estas dos situaciones que planteo son completamente distintas, es muy diferente criarse y crecer de la mano de dos lenguas distintas (en mi caso lo son el catalán y el español) que aprenderlo estudiando en clase. La sensación que da el bilingüismo natal (vamos a llamarlo así) es de tener la capacidad de no solo cambiar de idioma con mucha facilidad, sino también de ver las cosas de un modo distinto, ya que con este idioma que se aprende también viene ligada una cultura diferente, por otro lado, en el bilingüismo adquirido (otro término que me he apropiado) siempre se va ha encontrar una barrera entre una lengua y su cultura, por muy bien que se hable.
Es creído a nivel de sociedad que uno de los ámbitos que define el que una persona sea bilingüe es el acento, estoy en desacuerdo con esta afirmación por un motivo, y es que en todas las lenguas podemos encontrar pronunciaciones distintas y igual de validas que la considerada "estándar", pongamos por ejemplo el castellano que tiene decenas de acentos, incluso fijándonos solamente en España. 
También debemos contemplar una gran ventaja de una mente bilingüe, y es que si una persona es capaz de hablar más de un idioma, siempre le será más fácil aprender un tercero y un cuarto, ya que tendrá una base lingüística más amplia sobre la que apoyarse y otros idiomas con los que comparar similitudes. 
Este texto pretende tener una moraleja muy simple, y es que en el momento de crecimiento de un niño siempre deberían incluirse-le otras lenguas en su educación, pues en un futuro le hará mucha falta y tendrá mucha más facilidad para aprender otras.  

viernes, 23 de septiembre de 2016

El bilingüismo, ¿perjudicial o beneficioso para la mente?

Todo el mundo sabe o ha oído hablar sobre el bilingüismo; éste es la capacidad que tiene una persona para dominar dos lenguas diferentes y poder utilizarlas en cualquier tipo de situación de forma eficaz, tal y como si las dos lenguas fueran su lengua nativa.
Hay dos tipos de bilingüismo: el nativo, que es el que un individuo adquiere al nacer en una familia de padres con distintas lenguas maternas o al vivir en una determinada sociedad donde conviven dos lenguas. Un ejemplo sería el hecho de vivir en Catalunya y saber perfectamente catalán (como lengua materna) y castellano (como segunda lengua materna) al mismo tiempo. El otro tipo es el bilingüismo adquirido, que se trata de cuando se domina muy bien una lengua no materna que ha sido aprendida.

El hecho de que una persona sea bilingüe tiene sus puntos a favor y en contra, pero en mi opinión, las ventajas superan a los inconvenientes.

Por un lado, ser bilingüe aumenta las posibilidades de encontrar trabajo en ciertos campos a los que una persona que no domina las lenguas no podría optar. Esta situación ocurre a menudo en las empresas de negocios internacionales, en zonas turísticas, etc. Las empresas quieren sacar el máximo rendimiento a las personas que contratan y por eso, en lugar de coger un trabajador corriente y un intérprete por separado, en la mayoría de los casos buscan a una persona que sea capaz de hacer la función de ambos.
Otro beneficio de ser bilingüe es el de tener la oportunidad de conocer nuevos países, de viajar y de conocer gente nueva. El hecho de saber otras lenguas y poder desarrollarse con ellas ayuda a entender mejor su cultura y el funcionamiento de su sociedad. Así mismo, creo que ser bilingüe ofrece distintos puntos de vista sobre el mundo.
Hablar distintos idiomas también ayuda a entender mejor cada lengua ya que muchas veces, se pueden encontrar conexiones, similitudes gramaticales o palabras en común entre los idiomas que uno sabe.
Además, una persona que domina dos o más lenguas suele tener el cerebro más desarrollado ya que lo ejercita por partida doble. Cuando uno es bilingüe, como acabo de decir, tiene más facilidad mental hacia los idiomas y, por lo tanto, aprender una tercera o cuarta lengua no le resulta tan difícil como a una persona monolingüe.

Por otro lado, las personas bilingües se suelen encontrar con un pequeño problema. Se trata de que a veces confunden palabras, expresiones o estructuras gramaticales entre los idiomas que dominan. Es totalmente normal que, al saber ambas lenguas, una sea más utilizada que la otra y que por tanto la segunda lengua se vea afectada por la influencia de la primera lengua.

En resumen, creo que ser bilingüe es todo un privilegio ya que te abre muchas puertas y es muy beneficioso para la mente así como para la vida en general.
Dicen que el saber no ocupa lugar, así que cuantas más lenguas sepa una persona, mejor.



¿EL BILINGÜISMO ES PERJUDICIAL O BENEFICIOSO PARA LA MENTE?

El bilingüismo es muy beneficioso para nuestra mente para ejercitarla además de aprender diferentes culturas.

Siempre es mejor empezar a aprender lenguas a edad temprana, ya que de este modo aprendemos más rápido y nos cuesta mucho menos. Cuantas más lenguas aprendamos más ejercitaremos la mente y más nos culturizaremos.

Tampoco debemos presionar a los niños con estudiar demasiadas lenguas, que siempre esté a su libre elección, si en su casa se hablan dos lenguas mucho mejor aunque conforme se va haciendo mayor éste debe elegir si quiere aprender más lenguas sin obligarlo por muy beneficioso que sea.

Creo que todos deberíamos hablar todas las lenguas de nuestro país en vez de hablar tantas lenguas extranjeras, es decir, debemos aprender lenguas extranjeras porque son interesantes y como he dicho antes nos ayudan a entender esa cultura también, pero deberíamos aprender las diferentes lenguas de nuestro país en vez de centralizarlas todas en una. Aunque ésta sea la más hablada las demás también tienen su importancia y no deberían perderse. También el hecho de tener varias lenguas en un mismo país siempre provoca conflictos ya que se intenta centralizar en una, pero por eso deberíamos aprenderlas todas e intentar evitar este tipo de conflictos.

Aprender diferentes idiomas extranjeros nos es muy útil para viajar por todos los países y poder entendernos con todo el mundo, aunque hoy en día, por desgracia, ya se ha centralizado todo en una lengua mundial que es el inglés, y aunque es una buena manera para poder entendernos todos acabará provocando la pérdida de las lenguas menos habladas.

Por último, pero no menos importante, aprender lenguas nos ayudará a ampliar nuestro currículum y por lo tanto nos facilitará conseguir un empleo incluso en el extranjero si lo preferimos.


En conclusión, no creo que el bilingüismo sea nada perjudicial para nosotros, como ya he dicho solo nos afecta cuando en el mismo país lo encontramos y eso crea conflictos pero eso no debería perjudicarnos si no fuésemos tan egocéntricos. Así pues en el bilingüismo todo son ventajas si sabemos utilizarlo bien.

¿BILINGÜISMO BENEFICIOSO O PERJUDICIAL PARA NUESTRA MENTE?

Cuando hablamos de bilingüismo nos referimos a la capacidad para utilizar dos lenguas como natas en cualquier situación comunicativa y con la misma eficacia. En la actualidad se da mucha importancia a las lenguas y cada vez más padres quieren que sus hijos sean bilingües. Con el paso de los años se ha puesto más de moda  y hay muchas discrepancias en si es beneficioso o perjudicial para nuestra mente. Uno de los neurocientíficos más prestigiosos internacionalmente, Mariano Sigman, afirmó que el bilingüismo es beneficioso para el cerebro  y añadió que prefiere que su hijo crezca en un ambiente bilingüe.
En primer lugar, hay que decir que el bilingüismo puede verse como algo positivo porque, entre otras cosas, proporciona mayor flexibilidad mental y poder pensar más allá de lo evidente. Otro aspecto a favor es que  al tener el cerebro más hábil ayuda a la multitarea y a prestar mayor atención con más facilidad. También destaca en las personas bilingües la mayor capacidad para la resolución de problemas y se dice que aprender el tercer idioma es más fácil. De una forma cultural y de conocimiento, enriquece la educación y estimula la capacidad de desarrollo intelectual; pueden ser más creativos, más flexibles y adquirir una mente más abierta al mundo y a los demás. Otro punto que los investigadores descubrieron es que en las personas bilingües los síntomas de Alzheimer aparecen más tarde que en los monolingües. Pero no todo lo que rodea el mundo de los bilingües es positivo. También se tienen que nombrar algunas cuestiones perjudiciales, como por ejemplo que los bilingües pueden confundir palabras y estructuras gramaticales. Otro aspecto negativo es que es muy desaconsejable el bilingüismo para personas con problemas de aprendizaje, especialmente disléxicos, o también está el inconveniente de que corren el riesgo de no alcanzar el nivel satisfactorio en ninguno de los idiomas. Uno de los mayores problemas recientemente es que muchas familias han matriculado a sus hijos en escuelas bilingües sin pensar que se tendrán que enfrentar a una sociedad monolingüe sin poder ser comprendidos por los padres, esto puede llegar a hacerle sentir rechazado por la sociedad y afectar la personalidad del niño negativamente.

En resumen, cuando nos referimos al bilingüismo vemos que hay argumentos  a favor y en contra. Pero en mí punto de vista son mucho más importantes los que nos indican que es beneficioso y es por eso que creo que el bilingüismo es más favorecedor, creo que es un reto para nuestra mente y para mi tiene mucha más importancia la creatividad y la flexibilidad mental que creer que no puedes lograr el nivel apropiado en ningún idioma.  Otro tema considerable es la dificultad que hay actualmente a la hora de encontrar trabajo y los bilingües tienen más posibilidades porque a la hora de hablar, pueden dialogar en más de una lengua con perfección.  Para los niños es mucho más provechoso ser bilingües des de pequeños que monolingües.

jueves, 22 de septiembre de 2016

CUANTAS MÁS, MEJOR (A VECES)

Si partimos de la explicación de que el bilingüismo es el dominio por igual de dos lenguas, nadie puede ser bilingüe ya que nunca se puede llegar al equilibrio por completo de éstas, siempre hay diferencias, ya sean de tipo oral, como la fluidez, o de tipo gramatical. Esto puede ser debido al entorno, un gran factor de influencia. Por lo tanto, una mejor definición para este fenómeno es: “coexistencia de dos lenguas en un mismo territorio o uso de dos lenguas en un mismo grupo social”. Visto de esta manera, el bilingüismo no es ni perjudicial ni beneficioso, sino que simplemente ocurre. Vamos a analizarlo desde dos ámbitos diferentes:

Respecto a los individuos, que una persona sea plurilingüe (ya sea a causa de la situación familiar o a causa de los estudios) es indiscutiblemente positivo porque cada idioma es una visión distinta del mundo y, en consecuencia, cuanta más información y conocimiento, más cultivada será la persona en cuestión. Además, el conocimiento de varias lenguas te permite viajar más y conocer con facilidad a más gente.

Respecto a los territorios o los grupos sociales, creo que un país o una comunidad bilingüe tiene más problemas que ventajas. Que en un mismo territorio o sociedad convivan dos lenguas, provoca una situación de “lenguas en contacto”. Cuando esto ocurre, los especialistas afirman que siempre la lengua más poderosa (la que tiene un mayor número de hablantes y posee el respaldo de la administración) termina imponiéndose. Así pues, es beneficioso para la lengua mayoritaria y perjudicial para la minoritaria. Por lo tanto, la supervivencia de una lengua depende en gran parte de la actitud de sus hablantes, pero también de las circunstancias: el gobierno, los juzgados, los medios de comunicación…


En conclusión, visto desde el ámbito particular, ser políglota es provechoso a nivel personal y beneficioso para la mente. Sin embargo, en el ámbito territorial o social, no creo que sea conveniente tener dos idiomas como oficiales, sino que debe haber una sola lengua oficial y otras tantas legítimas para poder dirigirse a la administración.

¿El bilingüismo es beneficioso o perjudicial para la mente?

¿El bilingüismo es beneficioso o perjudicial para la mente?


En primer lugar el bilingüismo tiene muchos beneficios a mi parecer, ya que a la hora de viajar o de desenvolverse en muchos lugares y en muchos trabajos ayuda saber más de una única lengua.

A parte de que también beneficia en la búsqueda de trabajo, porque a los empresarios les interesa mucho más una persona con conocimientos de más de una lengua a una persona con una única lengua aprendida, sobretodo en según qué ámbitos de trabajos, por lo tanto es importante poner en el curriculum los títulos de las lenguas que tienes aprendidas, a parte de la lengua natal claro.

Considero que por una parte es bueno para la mente, ya que si solo sabes hablar y entender tu lengua natal, contra más grande se hace una persona más cuesta aprender un segundo o tercer idioma, en cambio si en casa des de bien pequeño ya has estado oyendo y por tanto aprendiendo dos idiomas, es totalmente distinto ya que no requiere casi esfuerzo y para la mente es bueno.

El conocer más de una lengua también nos permite viajar con más tranquilidad y por varias zonas, como por ejemplo: si conoces el castellano y eres español, podrás viajar tranquilamente a la República Dominicana, a Argentina, México, Perú, etc. Ya que al ser una lengua que has aprendido y que conoces bien, te sabrás desenvolver tranquilamente y te entenderás con la gente que te puedas encontrar allí. Pues lo mismo pasa con el inglés, si sabes inglés puedes ir por América del Norte, Inglaterra, Finlandia, etc. Sin la necesidad de un diccionario, de consultar el móvil para ver el traductor o en caso de tener mucho dinero ahorrado, contratar a un hombre o mujer para que te haga de traductor. 

Otra ventaja que podemos observar claramente es que si vas dejando curriculum en según que sitios, tienen mucho en cuenta cuantos idiomas tienes, sobre todo si tienes que trabajar de cara al público, porque es muy importante una buena atención al cliente para que el cliente regrese y quede satisfecho, hay lugares en los que tener idiomas es crucial para que te cojan en el trabajo. Porque lo que no puedes hacer es estar de cara al público i que si tú no sabes ingles no responder a esa persona o buscar alguien dentro de la misma empresa o del local que te traduzca, ya que entonces estas dejando muy mala imagen dentro de la empresa, cosa que al jefe no le interesa para nada. Por lo tanto siempre va bien tener más de una lengua y es bueno también para hacernos trabajar el cerebro.

En cambio no me decanto totalmente porque solo sea bueno para la mente porque en una cierta parte también perjudica a ciertas personas a la cuales no tienen la facilidad ni la suerte de que en su casa se hablen dos lenguas distintas i tengan que aprender una des de cero, ya que no para todo el mundo es fácil aprender una lengua, como por ejemplo: una persona que está intentando aprender inglés, puede llegar a ser muy frustrante para esa persona el ver que todos sus compañeros avanzan y el es incapaz de avanzar al mismo ritmo y que por mucho que se esfuerza no llega al nivel que la clase requiere, esta persona puede empezar a pensar que no vale para ello, cuya cosa es malo para la mente humana ya que tú mismo te estás limitando sin darte cuenta, porque puedes llegar a verte inferior i menos inteligente que tus compañeros. En este aspecto es malo para la mente.

Este último argumento es el único que encuentro como defecto del bilingüismo, porque tiene muchas ventajas el conocer idiomas y muchas veces al estar aprendiendo un idioma, nos abre la mente hacia nuevas culturas las cuales igual si no nos hubiésemos puesto a aprender esa lengua extranjera ni nos habríamos fijado.


En resumen, el bilingüismo es bueno para la mente, todo y tener alguna que otra cosa negativa, pero no solo para la mente sino que también para viajar, para encontrar trabajo, para comunicarnos con los demás, y más cosas que he comentado en los párrafos anteriores.