jueves, 7 de diciembre de 2017

ES SEXISTA EL LENGUAJE?

Actualmente se dice que la mujer ya se encuentra en igualdad de condiciones con los hombres, pero realmente, aun en el siglo XXI hay muchos aspectos que favorece al hombre como es el caso del lenguaje. El lenguaje fue creado por hombres y de esa misma manera, para hombres, de ese modo podemos ver que el lenguaje es sexista. No obstante, se han publicado en los últimos años, algunas guías en España de lenguaje no sexista, pero sin conseguir el resultado esperado ya que es difícil de inculcar estas normas a todo el mundo ahora que tienen el patrón del lenguaje interiorizado.  Además, la RAE se opone a estas guías ya que afirma que sin el uso de lenguaje sexista sería imposible comunicarse entre la personas. Entonces ¿podemos decir que el lenguaje es sexista?

En nuestro día a día nos encontramos en situaciones en que sin saberlo o darnos cuenta, las mujeres son discriminadas.  Como por ejemplo en carteles públicos como “Conductores circulen por la derecha”, ¿y porque no conductoras y conductores?, o como “sala de profesores” ¿y las profesoras?, también en el “Congreso de diputados” o cuando en un grupo hay todo chicas y un solo chico, llamaran al grupo como “chicos”. Se menciona las palabras en masculino  aunque dentro del grupo haya mujeres, lo más correcto e igualitario seria decir la palabra en masculino y en femenino, pero la gente prefiere ahorrarse palabras. Estas discriminaciones se encuentran en toda la lengua, tanto hablada como escrita.

A demás, también hay frases o expresiones que son de carácter machista. Como “hijo de puta”, “nenaza”,  “la señora de la limpieza”  o “la chacha” de forma más burlesca, habitualmente las encargadas de limpiar son las mujeres y de esa forma ya se ha instaurado esta expresión, aunque también haya señores con estos cargos. Lo mismo pasa con “vamos al médico”, ya que solo existe la palabra médico, tanto para hombres como mujeres, pero siendo una palabra masculina.


En conclusión, podemos calificar el lenguaje como sexista ya que favorece al hombre.  A través de expresiones, formas de hablar y cultura de la población, el lenguaje es sexista y machista que discrimina las igualdades de las mujeres. Estoy de acuerdo en que es muy difícil cambiar la forma de hablar de toda la población y que sin tener estas reglas sexistas, entenderse sería un poco más difícil al principio. Aun así, creo que la solución sería tener los mismos derechos en hablar en femenino o en masculino.

domingo, 26 de noviembre de 2017

FORMACIÓN DE LAS PALABRAS

POWER PONIT: https://es.slideshare.net/Silviacolom2/la-formacin-de-las-palabra

DOCUMENTO : https://es.slideshare.net/secret/ufim0gSZjjb2iw

EJERCICIOS:  http://www.iesseneca.net/iesseneca/IMG/pdf/PALABRAS_coment_morfologico-3.pdf

viernes, 24 de noviembre de 2017

Presentación Funciones Sintácticas + Ejercicios

Presentación:

https://www.slideshare.net/CelesteAmador3/pw-castellano

Ejercicios:
 http://delenguayliteratura.com/INTERACTIVO_001_Funcion_sintactica_que_desempenan_los_siguientes_sintagmas_o_palabras.html

lunes, 20 de noviembre de 2017

¿EL LENGUAJE ES MACHISTA?

El lenguaje no es que se machista, sino que des de su inicio y toda su evolución se ha masculinizado. Debido a la tendencia dominante de los hombres se ha dejado a las mujeres al margen en muchos aspectos. El lenguaje es uno de ellos.
Por un lado, otra cosa totalmente distinta es el lenguaje sexista. En este caso sí creo que lo sea. Pero no por culpa del lenguaje, sino  por nuestro uso. Hay suficientes palabras para utilizarlo hacia un género o hacia otro, aunque por culpa de la marginación del sexo femenino haya derivado hacia un uso más frecuente contra este colectivo. Y muchas veces instigado por nosotras mismas, por hablarlo y por tolerarlo. Muchas de las palabras que utilizamos y el modo en que lo hacemos no parece ser sexista, pero lo es. Esto se ve claramente en acciones o adjetivos que nos decimos cuando hablamos sobre algo, y estos se atribuyen directamente hacia un sexo concreto. Esta sexualización del lenguaje se ha ido llevando a cabo a lo largo del tiempo, pero no podemos culpar a las generaciones pasadas por ello. Este tema en concreto, el del lenguaje, ha contribuido a la relegación de la mujer en la sociedad. Ha sido un contribuyente, a veces olvidado, del rol que ha jugado el sexo femenino en toda la historia.
Volviendo al título del tema, teniendo en cuenta lo comentado anteriormente, si hay una gran utilización por parte de todos los hablantes de un lenguaje machista. Es la misma cuestión  que el lenguaje sexista. Tendemos, todos, a utilizar este tipo de lenguaje, incluyendo los propios que lo sufrimos. Hemos interiorizado un tipo de expresión que no hace más que perjudicarnos, y aunque exista un lenguaje feminista, este no lo utilizamos. Pero, debo recalcar que no creo que se deba utilizar ninguno de estos lenguajes.

Finalmente, en mi sincera opinión personal no creo que debamos empezar a hablar en femenino cuando estemos hablando de un tema general, como lo hacen ciertos colectivos feministas, y es que estaríamos tropezando con la misma piedra. Personalmente defiendo el tipo de lenguaje que utilizamos porque a mí no me hace sentir mal, o me indigna o creo que me menosprecie usar los plurales en la forma masculina, cuando sea pertinente, pero no defiendo el uso de palabras despectivas hacia un colectivo como lo son tanto las palabras machistas como las feministas.

ESAS JÓVENES HIJAS DE PUTA

El artículo de Pérez Reverte era absolutamente necesario. Hacía falta que la opinión pública condenase de una vez por todas, no solo el bulling en si, sino también otros puntos de vista que eran, y aún son, temas tabús en la sociedad.
Desde un principio se trató el acoso escolar públicamente con tiritas. Sólo se afrontaba informando del tema y, insistiendo en que la pluralidad entre todos está y es necesaria y en que “no está bien meterse con los demás”. Un discurso repetido por todos y odiados por los acosados. Siempre se trató el acoso escolar como un tema superficial porqué era un problema que siempre había existido, es decir no es cosa de estos tiempos que haya niños que han sido objeto de burlas y ataques por otros compañeros. Aunque no ha sido hasta ahora que se ha abordado la cuestión como un problema de verdad. No ha sido hasta que la sociedad ha cambiado de mentalidad i ha entendido que no se puede dar la espalda i esperar que no hayan consecuencias graves, y es que gracias a las nuevas tecnologías los sucesos no quedan en el olvido y todo el mundo puede enterarse. Ahora ya no es tan fácil obviar la realidad, ahora ya no es posible desmentir o no hacer frente a los problemas porque la sociedad nos observa.
Gracias a todo ello el acoso escolar ya no es un problema de quien lo sufre, sino que nos toca a todos. Tanto a los malhechores como a los meros observadores. Aunque, desafortunadamente, la mayor parte de los casos de bulling no se atienden o no se detectan, y muchas veces debido al pensamiento persistente de que no es necesario tratarlo. Por ello, mucha gente sufre en silencio y pasan desgracias como la de Carla. Fueron tan culpables los acosadores como los que lo sabían y no hicieron ni dijeron nada. Incluso me atrevería a decir que los que más daño infunden en las víctimas son aquellos que solo observan, pero que asienten, se ríen y hasta disfrutan. Pero, por otra parte, si acusaría a los ejecutores como “hijos de puta” e incluso de asesinos, pero quizás no lo haría todo el resto. Al fin y al cabo son niños y en mi opinión no son ellos los que piensan sino sus padres. Son personas sin formar que tan solo imitan a sus padres, por lo que les acusaría a ellos. Por “educar” y criar de esa forma, ya que las personas ignorantes actúan según lo hacen los demás. Aunque quiero mencionar, también, a esa pequeña parte de personas que en su interior tienen maldad, esas personas que lo manipulan todo para perjudicar, a ellos solo les definen los adjetivos antes expuestos.

Para concluir, solo quiero comentar que todos debemos hacer autocrítica. Seguramente, y yo me incluyo, lo hemos hecho o lo hemos consentido. Aunque eso no nos hace ser malas personas, tampoco nos exime de la culpa. Pero si somos capaces de verlo y cambiarlo, ya estaremos dando un gran paso adelante para cambiar esta mentalidad retrograda que sufre nuestra sociedad. Debemos cambiar nosotros primero para infundirlo en el resto.

sábado, 18 de noviembre de 2017

AQUÍ OS DEJO LA PRESENTACIÓN DEL ADVERBIO

http://prezi.com/6que1t1kdkb-/?utm_campaign=share&utm_medium=copy


Muchas grácias

viernes, 17 de noviembre de 2017

EL LENGUAJE ES MACHISTA

Desde ya hace tiempo la mujer posee de igualdad legal, pero, aun así, sigue existiendo la desigualdad de la mujer, por ejemplo, en el ámbito lingüístico, en el que, hoy en día sigue habiendo muchos gestos sexistas. No obstante, en los últimos años se han publicado en España numerosas guías de lenguaje no sexista, pero aún hace carece de matices y de la oposición de la RAE, que afirma que sin el uso sexista de las palabras no se podría hablar. Pero, realmente ¿Cuándo se discrimina a las mujeres a través del habla?
La discriminación más habitual que tiene lugar mientras hablamos o escribimos, es la de no nombrar a las mujeres. Por ejemplo, cuando decimos en una clase mixta se dice “este curso los alumnos lo están haciendo muy bien”, omitiendo a las alumnas, este ejemplo lo podemos encontrar en repetidos casos. Es frecuente encontrarnos también, con carteles como “sala de profesores”, sin tener en cuenta que dentro del centro también hay mujeres trabajando como profesoras. Estas discriminaciones no solo se encuentran en oficios relacionados con los centros escolares, las encontramos en distintos oficios más, por ejemplo, es frecuente decir y escuchar “la mujer de la limpieza” o “tengo que ir al médico” …. Como si solo las mujeres pudieran ejercer el cargo de limpiar o solo los hombres pudieran ser médicos.
Encontramos también oraciones y expresiones muy habituales que son claramente machistas, como por ejemplo “Eres una nenaza”, “hijo de puta”, “los niños no lloran”. Aunque, el uso del femenino (nenaza, mujer de la limpieza, puta…) para referirse a hombres y mujeres no deja de ser una discriminación, del mismo tipo, pero con el otro sexo.
En pocas palabras, podríamos decir que la lengua española tiene sexo y es el masculino. Es cierto, que a veces encontramos también términos femeninos para generalizar o en forma de insultos, pero siempre en forma de discriminación. El lenguaje se centra en una visión del mundo basada en el hombre y no en la humanidad. No obstante, está claro que se necesitan muchos años pare decir que realmente las mujeres tienen la misma importancia que los hombres, como mínimo en el lenguaje.


El lenguaje machista.

El lenguaje es machista.

Yo, como hombre que soy reconozco que el lenguaje es machista pero no por ello creo que esté mal o que sea una injusticia para las mujeres. El lenguaje puede ser machista o lo que tu quieras, pero quejarte de ésto es absurdo ya que desde el inicio de la lengua siempre a sido así y no conseguirías nada con tus quejas.

El lenguaje machista viene dado ya por la sociedad antigua, porque el hombre era considerado el fuerte, el listo, el compasivo o el procreador. Y la mujer existía para complacer al hombre. También se observa el machismo en la religión, Dios, Jesús y María Magdalena o Zeus, Poseidón, Hades y las ninfas. Desde el inicio de la historia se visualiza el machismo pero yo creo que otro factor muy importante para la aparición del machismo en la lengua es el hecho de que desde el inicio de la humanidad, el sexo masculino se ha impuesto por encima del femenino y esto a desencadenado los hechos siguientes: La mujer de los inicios no a podido ejercer trabajos de prestigio y eso se ve en como estaba organizada la sociedad, los hombres hacían de escribas, de profesores, de curanderos, etc, mientras que las mujeres solo eran esclavas de los hombres y consideradas débiles. Al pasar el tiempo la sociedad sigue con las mismas: A las mujeres no se les permitía estudiar y por ello, los médicos eran solo hombres, los profesores también y los escritores y dramaturgos igual. Todo este entorno machista a engendrado el lenguaje de nuestros días y es porque a la presencia de la mujer nunca se le a tenido aprecio dando a entender que todo lo que fuera masculino era honrado, importante, prestigioso o digno.

Para aclarar este tema, el lenguaje machista existe y lo utilizamos, pero tal como es machista hubiese podido ser también feminista, y estaríamos en las mismas.
Pero ahora que nuestra sociedad actual vive en un estado de igualdad de genero, mas o menos, algunas mujeres han querido expresar su desagrado en lo que se refiere al lenguaje, quejándose de su representación en textos escritos o exponiendo ejemplos de la falta de presencia femenina en el vocabulario.

Y yo les digo a todas esas personas que les a surgido de repente ese afán de querer un lenguaje justo, que dejen de perseguir falsas esperanzas porque la lengua siempre a sido así y no se cambiara por las quejas de esas personas, pero el motivo principal por el cual no se puede remediar el lenguaje machista es porque toda nuestra historia, toda nuestra literatura, toda nuestra filosofía y casi todas las religiones del mundo han sido creadas a partir del hombre y su parecer, así que quejarse del lenguaje machista no sirve de nada.

EL LENGUAJE SEXISTA

El lenguaje español se reconoce como sexista. Este hecho se debe a la gran mayoría de adjetivos plurales masculinos, que se usan para representar a los hombres y a las mujeres; además del gran nombre de cargos que, aunque estén ejercidos por una mujer, el género del oficio es masculino.

Cuando se quiere hablar en términos generales, se tiende a usar el plural masculino para representar una masa. Por ejemplo, en una conversación entre alumnos, muchas veces se da el caso de la utilización de la frase: “Sí, se tiene que entregar el documento a la sala de profesores”. En efecto, se deberían mencionar las palabras: (sala de) profesores y profesoras.  
Desafortunadamente, sólo se llega a usar el adjetivo masculino porque uno se aferra a la idea de que la prioridad es economizar palabras, ahorrándose vocabulario “innecesario”.
Esta idea es equívoca. En poemas de la Edad Media, como por ejemplo “El cantar del mio Cid”, se usaban palabras de género distinto para diferenciar a los hombres de las mujeres, tal y como puede apreciarse en algunos ejemplos encontrados en la introducción del poema, anteriormente mencionado: “mugieres e uarones, burgeses e burguesas”.

No obstante, este problema no solamente está vigente a nivel lingüístico. El lenguaje se forma progresivamente. A medida que el tiempo avanza, hecho que conlleva cambios de época, la mentalidad de la gente que usa una lengua cambia también. De este modo, se suprime vocabulario y expresiones, porque dejan de usarse, y se añaden palabras que permitan distintas maneras de expresión, debido a que también hay una manera nueva, y distinta, de pensar.
¿Podría decirse entonces que una lengua refleja el tipo de pensamiento y cultura que posee quien le da uso? Sí. Así que el hecho de que tópicos como: “llora como mujer lo que no has sabido defender como hombre” existan hoy en día, significa que hay personas que consideran que la mujer es el sexo débil.
Mostrar emociones, como la tristeza, en forma de lágrimas, se asocia a la sensibilidad y delicadeza. Normalmente, ambos adjetivos son atribuidos al sexo femenino. Así que cuando un muchacho canaliza su enojo con movimientos bruscos y violentos, como puñetazos, es aplaudido. Mientras tanto, aquel que prefiera llorar, será juzgado por mostrarse afeminado, débil, como las mujeres y la expresión anterior, la percibirá como un insulto.


En definitiva, podría decirse que el lenguaje no nace sexista. Son los hablantes de la misma lengua dan valor y sentido a las palabras. La consecuencia de esto es que al escuchar según que expresiones, indirectamente, el cerebro se consciencia de que el hombre está por encima de la mujer. Este hecho no puede reducirse de la noche a la mañana. A pesar de ello, individualmente, uno puede aportar su grano de arena e intentar hacer el esfuerzo de mencionar los dos géneros del adjetivo y, incluso, corregir expresiones poco adecuadas al escucharlas. 

Dana Castells Martínez

jueves, 16 de noviembre de 2017

El sexismo que ocultan las palabras... y demás

Actualmente, a pesar de que estamos viviendo en la sociedad del siglo XXI, estamos rodeados de pensamientos, de léxico  e incluso de expresiones que incluso nosotros utilizamos día a día y que son completamente sexistas o que, sin siquiera pensarlo, contienen una discriminación hacia la figura femenina.
Si nos paramos a examinar solamente el lenguaje, podremos apreciar que en las expresiones más naturales, más comunes y cotidianas utilizamos muchísimo más los plurales masculinos que los femeninos: para englobar a un grupo de personas mixto (los alumnos), utilizamos posesivos para denominar a una persona del sexo femenino hablando de su relación con un chico en lugar de dirigirnos a ella como una mujer, por ejemplo: un chico junto a su novia fue atacado por una banda de ladrones. También nos encontramos en muchas ocasiones en oraciones del siguiente tipo: voy a ir al médico, estoy pensando en buscar una asistenta o bien cuando llamamos a un lugar jerarquizado, preguntamos por la secretaria del jefe.
¿Es que acaso no existen mujeres que son médicas? ¿No existen hombres que se dedican a la limpieza del hogar? ¿No existen hombres que se dedican a ocupar los puestos de secretaría? Estos de aquí son algunos ejemplos que, puesto que las mujeres que trabajaron durante el siglo XX  (y en algunos países, en siglos anteriores) han ocupado puestos que estaban supeditados al mandato de un hombre mientras estos se dedicaban a ejercer los cargos más importantes, generalmente cargados de más responsabilidad y  con un sueldo más generoso. O comentando uno de los ejemplos que he puesto anteriormente, ¿es que acaso no hay niñas, adolescentes o mujeres que están estudiando? La realidad es que no es solamente el lenguaje discrimina a las mujeres y las deja en un segundo plano, como bien enseña un profesor diciendo que el masculino es igual a la suma del masculino y el femenino, dando a entender que las mujeres o el sexo femenino es igual a cero; en otras palabras, no tiene valor o no es importante.
En el artículo de La Vanguardia "el sexismo que ocultan las palabras", la catedrática Teresa Cabré expone una realidad que muchos conocemos pero que no hacemos nada para cambiarla: el lenguaje refleja la conceptualización der la realidad que nuestra mente percibe en la cual nosotros vivimos, y mientras nosotros no cambiamos esta percepción, el problema no se solventará por sí mismo. En el caso del mundo adolescente es cierto que no sufrimos la misma discriminación que sufren las mujeres que trabajan y cobran menos que los hombres por el hecho de ser mujeres, o que sufren por el hecho de tener la posibilidad de quedarse embarazada y formar una familia. Nosotros a pesar de que el grupo social que más tiempo por delante para cambiar realmente las cosas, seguimos utilizando expresiones tras las cuales se esconde un fuerte machismo (las mujeres a la cocina), expresiones que sin darse cuenta son sexistas y muestran a la mujer como a un objeto  y, el más claro ejemplo de todos: en el momento en que se quiere atentar contra alguien utilizando un insulto que tenga fuerza, atentamos contra la figura materna.
Cómo bien se menciona en el artículo de La Vanguardia, es cierto que hacer modificaciones en una lengua requiere tiempo puesto que el vocabulario debe ser aceptado por todo el mundo, debe empezar a utilizarse y no quedarse las páginas de un diccionario. A pesar de esa dificultad, llegar a todos los hablantes y que estos acepten y usen ese léxico, lo más complejo de todo y que requiere mucho más tiempo es modificar la gramática. Los cambios en la formación de tiempos verbales, en la sintaxis, entre otros, requiere un largo tiempo por el hecho de que utilizamos una lengua cuya gramática es aséptica: esta está compuesta por unas normas que forman el femenino y el masculino, unas normas rígidas qué nos dicen cómo conjugar los verbos y otras normas de formación de singular y plural que no cambian fácilmente, sino que evolucionan lentamente, como podemos observar en toda la literatura que existe desde que encontramos los primeros manuscritos.

Para crear una sociedad hay cuatro pilares que son fundamentales: el lenguaje, la historia y cultura del territorio, la política y la legislación. De estos cuatro solamente la legislación es la que defensa la figura de la mujer imponiendo unas leyes que la protejan de abusos, violencia y discriminación. El resto, desgraciadamente, pese a que intentan promulgar la igualdad de género no lo aplican a sí mismas: el lenguaje como ya hemos mostrado sigue siendo sexista, la política, a pesar de que crea leyes que favorecen a la mujer, sigue siendo bastante sexista -aún no hemos tenido ninguna mujer como presidenta del Gobierno- y la cultura e historia, especialmente la segunda, se basa en un punto de vista en el cual el hombre es el centro del mundo mientras que de las mujeres solo comenta lo justo y necesario para introducir las acciones posteriores de los hombres. Un claro ejemplo: las mujeres que Armadas fueron de París a Versalles con intención de atacar a la familia real por haber prohibido la producción de pan en toda la ciudad justo antes de la Revolución Francesa. A modo de conclusión me gustaría afirmar que el lenguaje independientemente de si hablamos del catalán, del castellano, del portugués, del italiano o de cualquier otra lengua, es sexista y siempre lo ha sido pero realmente nosotros podemos evitar que continúe siéndolo. Algunas soluciones que podríamos aplicar podrían ser: en casa no decir niños ni hijos y decir niños, niñas e hijos, hijas. En el instituto y en los colegios y guarderías se podría hacer lo mismo: chicos, chicas, alumnos, alumnas y con el paso del tiempo esto, por estúpido que pueda parecer, quedaría grabado en la mente de cada uno de los alumnos y alumnas que están en las aulas, puesto que escucharlo repetidamente haría que hablar de esa manera fuese normal y no pareciese una cosa extraña. 

EL LENGUAJE ES MACHISTA

Se dice que actualmente la mujer ya goza de igualdad legal, comparándola con el género masculino, el cual siempre ha tenido más prioridades que la mujer. Y aun así, en pleno siglo XXI hay muchos ámbitos en los que la mujer continúa sin recibir el mismo trato que ellos, hecho que nos perjudica a nosotras, las mujeres. Uno de estos ámbitos que hemos mencionado anteriormente es el lingüístico, de hecho en cualquier conversación nos encontramos algún que otro aspecto sexista.

En nuestro día a día nos encontramos situaciones en las que a lo mejor sin darnos cuenta se discrimina a las mujeres. Empezando por carteles como “sala de profesores”, “colegio de Psicólogos” o bien Congreso de Diputados, en los que no se menciona a las mujeres, sin tener en cuenta que ellas también pueden optar por formar parte del sitio o grupo mencionado.
Siguiendo con las discriminaciones subliminales, en una conversación cualquiera entre amigos o colegas pueden surgir frases como “eres una nenaza”, “los niños no lloran”, “que vengan a recogerte, no vayas sola”, entre otras muchas. Éstas dan referencia a que el género femenino es inferior al masculino, hecho que da por supuesto el sexismo del lenguaje.
Nos podemos encontrar también en situaciones como las de ver a un niño o bien una niña y discriminarlo según el sexo que tenga. Por ejemplo, si es una niña le dirán cosas como “Que bonita es, parece una princesa”,"No te preocupes si los niños te tiran al suelo, es que les gustas", “No seas tan bruta jugando, pareces un niño”, “Las niñas mayores no lloran, tienes que ser buena” o “Si te ven jugando con los niños te van a llamar marimacho”. En cambio a los niños no les van a tratar de igual forma, porque la sociedad ya está acostumbrada a que ellos sean superiores, al contrario, les van a dar ánimos e influencias negativas, las cuales van a formar a éste futuro hombre como posiblemente un machista.


En conclusión, debo aclarar que se está avanzando mucho en este ámbito, pero no da los frutos esperados ya que posiblemente la sociedad aún no esté preparada para un cambio como tal. Hay muchas cosas que rectificar, e incluso nosotras, las mujeres a veces no nos damos cuenta y cometemos algún error que otro, del cual nos tenemos que dar cuenta para dar ejemplo y hacer ver a la sociedad el sexismo que hay en cada frase, o en cada conversación.

¿ES EL LENGUAJE SEXISTA?

Toda clasificación cualitativa acostumbra a ser mala, todo lo que sea dividir, puede traer atados ciertos perjuicios. Ya dividamos según sexo, raza, edad, orientación sexual... lo que conseguimos es crear enfrentamientos entre grupos de gente y frecuentemente, hacer sentir marginado al grupo minoritario. En este caso, hablaremos del machismo en el lenguaje, un tópico al que muchas veces recurrimos.

Es verdad que en las lenguas siguen predominando los genéricos masculinos ante los femeninos pero, se puede ser realmente justo con todos los sexos? Cada vez se oyen lo que, según mi juicio, son exageraciones como “Bienvenidos y bienvenidas a todos y a todas, me gustaría decir a todos y todas los vascos y vascas, que no tengan miedo de los catalanes y catalanas”. Realmente es necesario llegar a estos extremos? No soy partidario en ningún caso del machismo, ni del feminismo, pero veo que se están sacando las cosas de quicio, que se están llevando las cosas a los extremos. En cualquier caso, en una generalización, uno de los dos sexos debería verse perjudicado o, debería hacerse uso de composiciones tan forzadas como la citada anteriormente, La cual consistía en aludir a los dos géneros cada vez que se quisiera hacer mención a hombres y mujeres. Es algo que procede del inicio de la lengua, y se ha establecido como norma gramatical de carácter general. No creo que deba hacerse más hincapié en el tema.
Muchos consideran que si el lenguaje hace prevalecer el género masculino ante el femenino es un reflejo de la sociedad en que vivimos pero, no creo que el lenguaje sea el ejemplo mas adecuado. Hay muchos mas casos de machismo en la vida cuotidiana mas importantes a este del lenguaje y que siguen sin resolverse. .




El lenguaje ha considerado la opción de género masculino como genérico y femenino como exclusivo, por ejemplo “Se buscan camareros” haciendo referencia a ambos sexos, a diferencia de “Se buscan camareras” excluyendo al grupo masculino. Creo que debe tomarse como una elección gramatical por aquellos que prescribieron las reglas de la lengua y no hurgar mas en el conflicto


EL LENGUAJE ES MACHISTA



Estamos en el siglo veintiuno y desgraciadamente seguimos siendo una sociedad machista. El sexismo se puede percibir en todos los ámbitos de nuestras vidas, desde el mundo laboral, pasando por la educación y hasta en el lenguaje. El machismo en el lenguaje es el tema del cual hoy voy a hablaros. Nos quejamos de este tipo de machismo, ¿pero existe realmente una forma de comunicarnos verbalmente, es decir, un lenguaje, que no sea sexista?



El machismo en el lenguaje se refiere a que en todas las palabras que expresan conjuntos de cosas o personas de sexo masculino y femenino, se utiliza la forma masculina para dirigirse a ambas. Es decir, para referirnos a los dos sexos siempre se usa la forma masculina. Hay algunos sindicatos y organizaciones políticas que defienden la igualdad en el lenguaje, como por ejemplo utilizar “las personas becarias” en lugar de “los becarios”, o “las personas sin trabajo” por “los parados”. Pero realmente creo que no es posible un lenguaje que no sea sexista, porque ya sea a favor del sexo femenino, o del sexo masculino, siempre el lenguaje se tendrá que decantar hacia un lado. Aunque sí hay alguna palabra que se refiere a ambos sexos, por ejemplo, en inglés “sibling” significa hermana o hermano. Ejemplo: I have three siblings: a sister and two brothers. (Tengo tres hermanas/-nos: una hermana y dos hermanos).



Es por este motivo que creo que el machismo en el lenguaje no es el principal problema del machismo. Pienso que hay muchísimos casos de desigualdad de género mucho más importantes y que no deberíamos centrarnos y perder el tiempo en intentar crear un lenguaje menos machista porque no se llegará a lograr ningún cambio en el habla de la gente, ya que el lenguaje actual está muy interiorizado. En lugar de centrarnos en esto, deberíamos intentar combatir el machismo en el trabajo o en la educación, que es donde realmente las mujeres están siendo discriminadas continuamente. Los cargos de responsabilidad, los trabajos de más excelencia, los estudios superiores con más prestigio,… siempre es más fácil que accedan a ellos los hombres que no las mujeres. Y esto sí que es una gran injusticia que se debe luchar por erradicar, y no el machismo del lenguaje, el cual veo menos importante.



Raquel Font Navarri

miércoles, 15 de noviembre de 2017

¿EL LENGUAJE ES MACHISTA?

Desde el punto de vista femenino, desgraciadamente, estamos rodeados de una sociedad machista. Des de siempre a la mujer se le ha reconocido menos que a un hombre, pero dejando de lado eso, ¿por qué al lenguaje encontramos este conflicto?
El lenguaje español se reconoce como sexista por el simple motivo de la utilización de adjetivos plurales masculinos. Es decir, por ejemplo los alumnos de la clase de segundo de bachillerato han salido al patio, ¿por qué no decimos las alumnas de segundo? Porque damos por supuesto que habrá como mínimo un chico en esa clase que ha salido al patio, entonces directamente ya decimos el artículo del sujeto masculino aunque la mayoría de alumnas sean chicas.
Dentro nuestra sociedad podemos encontrar muchísimos ejemplos como este, pero vamos más allá. Hay muchos ejemplos de lenguaje sexista dónde:
·         Se discrimina a la mujer o cuando se les asimila a objetos o animales: Los nómadas se trasladaban de un sitio a otro llevando consigo sus enseres, sus animales, sus mujeres y sus hijos. En esta frase podemos observar como la idea que nos transmite es que los Hombres se trasladaban y traían con sigo a los animales, mujeres e hijos.
·         Cuando no se nombra a la mujer: estas situaciones se producen cuando te encuentras un cartel dónde pone “sala de profesores”, dónde en su lugar tendría que estar escrito: “sala de profesores y profesoras”.
Y así muchos otros más.
Muy a mi pesar, este conflicto lo único que genera es que, cuando incluimos a las mujeres dentro de un masculino pretendido como genérico, estamos considerando que su existencia simbólica depende de la existencia masculina, como si no existieran por sí mismas, es decir, como si no existiera la diferencia sexual. Y, como ya lo hemos dicho, cuando excluimos a las mujeres del lenguaje, las excluimos también de nuestra representación mental.

Dicho esto, creo que sí, el lenguaje es machista, pero este conflicto está generado por culpa de todos los hablantes, por ese motivo, desgraciadamente creo que esta “costumbre” va a ser siempre vigente entre nosotros, ya que es muy difícil cambiar los rasgos de una lengua hablada  que se han utilizado tantos años. 

martes, 14 de noviembre de 2017

Esas Jóvenes Hijas de Puta- El Bullying



Al leer estos artículos que tratan sobre el acoso escolar solo cabe decir que me siento impotente al no poder hacer nada. Cada día muchísimas personas mueren por sufrir el llamado ''bullying'' en las escuelas. El caso de Carla es muy trágico al ver como los profesores no se dieron cuenta lo que esta niña sufría. Esta niña solo tenía 14 años apenas venia comenzando a vivir, es triste saber que muchas personas se suicidan por las burlas, acosos, maltratos ósea todo el daño físico o psicológicamente y que estas personas no saben el gran daño que le están haciendo a una persona. Al ver que estas niñas de la misa edad de Carla pueden ofenderla y agredirla de esta manera a llevar a su compañera a tomar la decisión de suicidarse solo cabe decir que tienen un problema y es muy grave. 

En la sociedad actual nos encontramos muchos de estos casos donde muy pocas personas resuelven estas situaciones., otros sobreviven al intento de suicidio y otros pierden la vida. Las generaciones de ahora creen que por el simple hecho de poner un apodo o mote a una persona no les hacen daño, pero lo que ellos no saben que un simple comentario puede iniciar el crecimiento de hacer sentir mal a una persona. La verdad que no se en que piensan cuando ofende a una persona, la sociedad están muy influencia en criticar continuamente a cada una de las personas que los rodena que terminan despreciando a alguien por su aspecto físico. Yo pienso que son unos prejuiciosos que no se llevan bien con algunas personas por el siempre hecho de que no tiene un buen cuerpo, por diferente clase social, por llevar gafas, por tener modas diferentes, entre otras cosas. 

Pienso que las escullas e institutos deberían de hacer unos test para saber el pensamiento de los alumnos y saber si tienen algún problema ya que la mayoría de los casos, los agresores hacen acoso escolar porque son personas que tiene problema y que se sienten superiores a ellos, otros sufren de maltrato en la familia, no han sido bien educado y por ultimo las personas también hacen bullying porque al principio se lo toman como un juego y no reflexionan que le hacen a sus compañeros. 

Finalmente, creo que este problema va a parar cuando las personas empiecen a llevarse bien, que nosotros como personas tenemos que ser buenas con los demás porque la verdad que esta vida todo se paga y recibimos lo que le haces a otros. Quiero decir también que basta de tantos prejuicios que nosotros mismos nos estamos haciendo daño por el simple hecho de que criticar a los demás no está bien y tampoco si alguna vez recibimos acoso no debemos callarnos sino que tenemos que decirles a las personas que más confiamos para resolver y no llegar a cometer un error como suicidarte porque después cuando mueres no hay vuelta atrás.

¿EL LENGUAJE ES SEXISTA?

Existe, desde hace ya mucho tiempo, un gran debate alrededor del tema de si el lenguaje es machista o no. Pero yo me hago la siguiente cuestión: ¿no continua siendo actualmente la sociedad en general machista?; mujeres que reciben sueldos más bajos que hombres, el deporte femenino y su poca popularidad, y muchos otros factores y problemas de género en los que no quiero hacer hincapié. Con eso quiero mostrar que no solamente en el lenguaje aún sigue existiendo un machismo sino que a nivel social parece que permanezca ese sentimiento de poder de los hombres.  
Pero hoy no hemos venido a hablar de los problemas del género femenino en todos los ámbitos, sino en el ámbito de la lengua.
Es verdad, y yo como hombre que soy lo admito, que el lenguaje es en su gran parte machista. ¿Por qué cuando buscamos en un diccionario online debemos  escribir una palabra o construcción en masculino y no lo hacemos en femenino?, éstos y muchos otros factores hacen de la lengua un medio claro de representación machista. Podemos encontrarnos en nuestra vida cotidiana claros ejemplos de éstos casos, el más significativo de éstos es claramente la distinción que se hace en grupos de personas, ya que por ejemplo si nos encontramos en un instituto y queremos acudir a la sala donde se encuentran los profesores y profesoras, encontraremos un cartel que pondrá: sala de profesores, como si solamente el instituto dispusiera de una grupo docente masculino…
Es en éste tipo de situaciones donde se hace más notable el problema, y trato a éste tema como a un problema ya que según mi opinión, y siguiendo las bases de las leyes que creen en la igualdad de género, es un grave problema que en pleno siglo veintiuno ya no debería encontrarse.
De ahí que debamos buscar una solución general al tema de la lingüística. Creo que lo óptimo sería una remodelación del sistema lingüístico actual, más concretamente una modernización de éste, así podríamos conseguir que el papel de la mujer, poco a poco vaya aumentando el volumen que merece en la sociedad actual y esté en el mismo nivel social que el hombre.
Debemos dejar atrás ese pasado en el que las personas, ya sea por su género o por su raza, se dividían entre sí de manera que una recibía más que la otra, éste es un pensamiento demasiado anticuado para la época en la que vivimos.


Julià Paüls Arnalot

EL LENGUAJE ES SEXISTA


Las mujeres a lo largo de la historia han sido distintas a los hombres debido al pensamiento machista de la sociedad, muchas de ellas han luchado por tener un puesto representativo en ella , han luchado y han ganado derechos dentro de esta sociedad tan injusta. ¿Que tienen los hombres que son mejor valorados en la sociedad? Nada. Simplemente la distinción de genero les favorece.
Desde tiempos más antiguos el hombre siempre es el que gobierna en todo, por sus características físicas sobre todo siempre tienen el papel del fuerte, del inteligente y que como él no hay nadie, antiguamente en la época de nuestros abuelos y abuelas el capitán de la casa y el que mandaba era el abuelo, se decía que era el hombre de la casa y que todo el mundo tenía que tenerle mucho respeto. No hace falta irse en la época de nuestros abuelos, en las tribus que hoy en día existen en algunos países el hombre es el capitán y el que distribuye las tareas sin consultar nada a los demás miembros de la familia o tribu.
La mujer siempre ha estado victima del esclavismo de los hombres, valorada como un objeto que tiene que encargarse de la familia y de la casa, que no tiene derecho a destacar en la sociedad, sin posibilidad de llegar a tener altos cargos, un claro ejemplo es el de la política, ¿Cuántas mujeres han gobernado a lo largo de la historia de España? Apenas ninguna, no porque no tengan la capacidad para hacerlo sino porque la sociedad machista lo impide.
En el lenguaje se puede hablar de vocabulario machista, un ejemplo son los refranes muchas veces están escritos para favorecer al sexo masculino y dejar en ridículo al sexo opuesto, como también pueden ser en las canciones que hoy en día tienen tanta crítica por el lenguaje que se usa y el significado que adquiere. No solo en las canciones o refranes, en la televisión, los discursos políticos, los dibujos animados se incluye la enseñanza machista. Se ridiculiza a las mujeres con el lenguaje y se bromea con ello, pero ellas siempre siguen luchando para que algún día esta injusticia termine. Otro de los claros ejemplos es en los diccionarios, se denomina hombres al conjunto de hombres y mujeres y no se da a entender que es de dos sexos distintos como un conjunto.

Han tomado un control del lenguaje que les potencia un poder encima de las mujeres se tendría que enseñar que en la sociedad hay mujeres y hombres y que los individuos somos iguales y que ningún ser esta por encima del otro. Hace muchísimos siglos que el machismo no se ha terminado, empecemos nosotros y acabemos con este monstruo que tantos problemas esta causando.

EL LENGUAJE ES SEXISTA

¿Qué característica poseen los hombres de la cual las mujeres no sean dignas? ¿Qué particularidad superior les sitúa en la cima de la sociedad?
La respuesta es "ninguna", nada posiciona a un ser por encima de otro por el simple hecho de ser distinto en cuanto al sexo.
Sin embargo, no todo el mundo comparte, ni ha compartido mucho menos, esa opinión en cuanto a la igualdad. Des del inicio de los tiempos, la mujer ha sido considerada inferior a los hombres e infravalorada por ello.
En el paleolítico, los jefes de la "manada" ya eran cargos para los machos. Las mujeres o hembras, en cambio, eran valoradas como elementos de crianza.
A partir de la evolución humana, hemos ido observando pequeños cambios en el trato de las mujeres, en muchos casos insignificantes. Todos los derechos adquiridos eran única y exclusivamente para los hombres: el derecho a voto ( sufragio universal) , los altos cargos (por no decir todos los cargos de etapas como la Edad Media), los mejores sueldos, el trato,...
La mujer ha estado considerada hasta hace unos siglos como a una especie de esclava, una propiedad encargada de dar a luz y mantener la casa limpia.Hasta hace poco, no había podido beneficiarse de gran parte de derechos de la humanidad ni había sido considerada como apta para cualquier tarea.

De ese modo, deducimos que el lenguaje es fruto de un egoísmo creado des de los inicios de la humanidad en el que el sexo masculino ha acaparado siempre el poder y el régimen a base de la fuerza bruta. Se hubieran ocasionado tal cantidad de guerras en el caso en que las mujeres hubieran gobernado des de los inicios? Seguramente no, las mujeres son por ese modo consideradas erróneamente el sexo débil, por el simple hecho de no tener tanta fuerza física, cuando verdaderamente lo que debería valorarse es la fuerza mental y la capacidad.

Así es, que tal y como se adueñaron del poderío, también lo hicieron con el lenguaje, el cual tenia una fuerza descomunal en la sociedad y la información. De aquí viene nuestro lenguaje sexista, en el que distinguimos las bromas misoginias de una sociedad machista y que hoy en día usamos por costumbre sin saber de su origen; y las palabras, expresiones o formas que priorizan a los hombres.
¿Por qué por el solo hecho de que haya un miembro masculino en una aula, aun que sea rodeado de mujeres, debemos nombrar a esos individuos como "señores", "chicos", "caballeros" u "hombres?
Hemos sido adoctrinados de ese modo y aun que las expresiones injuriosas de nuestra lengua sean fáciles de evitar, los elementos que lo forman y que tienen estas características, no lo son.


TEXTOS NARRATIVOS

http://www.materialesdelengua.org/LENGUA/tipologia/narracion/narracion.htm

Este es el link de una página donde las características de los textos narrativos están muy bien definidas y explicadas.

viernes, 10 de noviembre de 2017

TEXTOS DESCRIPTIVOS

LINK: https://drive.google.com/open?id=10NQsaTS_FxPWpns8q4G29qIzPYP0PVq-

TEXTO EXPLICATIVO

OS DEJO  EL CONTENIDO DE MI POWER AQUÍ:

DEFINICIÓN:
Los textos explicativos o expositivos tienen el objetivo de proporcionar información sobre un tema y hacerla entendible para sus interlocutores.
Por eso tienen una función referencial y habitualmente se los usa para aprender.
Son textos expositivos todos los que están incluidos en los manuales de estudio, pero también lo son las clases de los maestros y profesores, las notas sobre ciencia de los diarios o las entradas de un diccionario on-line.
CARACTERÍSTICAS
Los textos explicativos siempre responden a una pregunta que puede estar o no explicitada dentro del texto. Por ejemplo ¿por qué vuelan los aviones?
Para dar respuesta a estos interrogantes, en estos textos se utilizan estrategias explicativas como la definición, la ejemplificación, y la reformulación. Además, la información que contienen puede organizarse a través de diversas secuencias explicativas: descriptiva, comparativa, problema-solución, causal.
Como en un texto expositivo se pueden explicar temas de todas las áreas del conocimiento, cada texto utiliza un vocabulario específico de la disciplina con la que se vincula.
TEXTOS EXPLICATIVOS QUE SE ORGANIZAN EN SECUENCIAS DESCRIPTIVAS

La secuencia explicativa –descriptiva se organiza a partir de:
1-    Presentación detallada de las características del objeto descrito
•          Por ejemplo:  "está formado por rocas sedimentarias" (composición) , "tiene un espesor de 30 cm..." (tamaño).  Recordemos algo que vimos anteriormente: para presentar las características se utilizan principalmente adjetivos. Ese procedimiento se denomina «adjetivación».
2-    Datos descriptivos del objeto descrito y/o sus componentes
•          Por ejemplo: "...se encuentra en el interior del núcleo volcánico".


3-    Datos sobre sus relaciones entre sus partes o con otros seres u objetos
•          Por ejemplo: "... las aguas de California ofrecen a los grandes tiburones blancos un hábitat ideal para alimentarse debido a la presencia de otras especies que son parte de su alimentación habitual ".
4-    Organización atemporal (no importa en qué orden iniciemos nuestra descripción)
TEXTOS EXPLICATIVOS QUE SE ORGANIZAN EN SECUENCIAS COMPARATIVAS
La secuencia comparativa es una variante de la secuencia descriptiva, ya que presenta las características de cada uno de los elementos contrastados, tratando de especificar  cuáles son las similitudes y las diferencias entre ellos.
La secuencia comparativa se organiza a partir de:
Caracterización de dos o más elementos a partir de estructuras paralelas
Se presentan las características de uno de los elementos contrastados con una determinada estructura, por ejemplo: forma, utilidad, ventajas. Esas mismas características se desarrollan luego sobre el otro elemento contrastado. De la relación entre ambas estructuras paralelas surgen las similitudes y las diferencias.


"Las pilas alcalinas son generalmente de bajo costo y tendrán su carga máxima durante más de siete años mientras estén en el paquete. Las pilas recargables tienen un costo mayor y no mantienen la carga por mucho más de un mes, por lo que es importante cargarlas antes de instalarlas en un dispositivo". 
En este fragmento se comparan las pilas alcalinas y las recargables. Así se desarrollan las estructuras paralelas:
 -  En la primera parte se presentan dos características de las pilas alcalinas: su costo y la duración de su carga.
 -  Esas mismas características se presentan en la segunda parte, pero en relación con las pilas alcalinas.
-  Al analizar las dos estructuras paralelas podemos saber cuál de las dos pilas mantiene más tiempo su carga y cuál es más barata.
USO DE CONECTORES COMPARATIVOS
En algunos casos, como el fragmento de las pilas que acabas de leer, la comparación se presenta sólo a partir de estructuras paralelas. En otros casos, la comparación se refuerza utilizando conectores comparativos para unir las estructuras paralelas.  Algunos conectores de comparación y contraste son: como, a diferencia de, a semejanza de, de igual manera que, en cambio, del mismo modo, entre otros.
LOS RECURSOS EXPLICATIVOS
Como el objetivo de todo texto expositivo es que el lector pueda aprender sobre un tema determinado, el autor debe ser capaz de anticipar las dificultades de comprensión que este puede ocasionar al destinatario y proporcionarle todas las herramientas que sean necesarias para que pueda comprender lo leído
Para ello, el emisor suele poner en juego una serie de recursos que facilitan la comprensión. Entre ellos, los más frecuentes son la definición, el uso de ejemplos y la reformulación o paráfrasis, con el fin de aclarar o especificar la información.
LA DEFINICIÓN
La definición proporciona al lector el significado específico de un término y describe las características del elemento definido o indica su función, finalidad, o uso.
¿Cómo se introduce dentro del texto? De las siguientes maneras:
 1-Usando el verbo SER  en presente de la tercera persona: “es”, “son”.
2- También empleando expresiones como “se denomina”, “se llama”, “se entiende por”, “se define como”, “se designa”, entre otras.
LA EJEMPLIFICACIÓN
Se utiliza para aclarar mediante un caso particular o concreto una idea muy compleja o abstracta que fue expuesta anteriormente. El ejemplo suele insertarse a continuación del concepto que se ejemplifica.
¿Cómo se introduce dentro del texto? De las siguientes maneras:
1-    Utilizando conectores de ejemplificación como “por ejemplo”, “a modo de ejemplo”, “como”, “tales como”, “a saber”, “para ejemplificar”, “así como”.
2-    Además utilizando guiones o paréntesis. En estos casos puede o no aparecer un conector.
3-    Los ejemplos también pueden presentarse sin ninguna marca textual que los identifique
REFORMULACIÓN
La reformulación consiste en un enunciado que explica de un modo más sencillo, lo dicho en el segmento anterior, aclara en qué sentido debe interpretarse o añade explicaciones para entenderlo mejor.
Muchas veces la reformulación suele identificarse con la idea de “volver a decir” pero de un modo más sencillo o más claro.
 Habitualmente las reformulaciones están procedidas por las siguientes expresiones: en otras palabras, es decir, esto significa, o sea, en términos más sencillos, para clarificar, etc.


presentación: el texto argumentativo

aquí os dejo mi presentación sobre el texto argumentativo. Como está echo con formato prezi os envio el link donde os llevará allí directamente!

http://prezi.com/abgox5txxi8o/?utm_campaign=share&utm_medium=copy

martes, 7 de noviembre de 2017

ESASA JÓVENES HIJAS DE PUTA

Este artículo me ha dejado conmovida, sin palabras y con mucha rabia.


En 2013, Carla Díaz Magnien fue una niña que con solo 14 años decido terminar con su vida tirándose por un acantilado de Gijón a causa del acoso escolar. Durante dos años había estado sufriendo agresiones físicas y mentales, hasta burlas a través de las redes sociales de parte de sus compañeros de clase. Carla tuvo que aguantar todas las críticas, mofas, miedo de ir a colegio, el ciberbullying sin tener nadie a su lado que la protegiera, ninguna amiga que le diera apoyo, de es modo sintiéndose que no valía nada y que a nadie le importaba. Carla, una niña de catorce años, en su comienzo de vida perdió las ganas de vivir y decidió suicidarse. 

Después de la muerte de esta chica, la noticia cautivo a todo el país, mucha pena al primer momento pero al cabo de unas semanas la gente ya lo había olvidado. Pero,  ¿por qué este caso de bullying conmovió a la sociedad? Pues la respuesta es realmente fácil, si Carla no se hubiese suicidado la gente no se hubiera inmutado y Carla continuaría sufriendo sola. El gran problema es que la gente despierta tarde. ¿Por qué hasta la muerte de Carla nadie fue consciente del daño que se le había hecho? Me da mucha impotencia y rabia ver que nadie quiso frenar el acoso hasta tal punto que la pobre niña pudiera hacer tal cosa.

Al cabo de dos años de su muerte, dos compañeras de su clase fueron juzgadas por ser las agresoras principales. En el juicio el juez las condenó a cuatro meses de trabajos socioeducativos. Solo puedo decir: vergonzoso. Detrás, una chica muerta, una familia destrozada, una madre enloquecida de dolor por el resto de sus vidas solo cuatro meses de trabajos sociales fue la condena para dos niñas que cometieron un homicidio. Con sus insultos, agresiones físicas, incitaciones a hacerle el vacío mataron a Carla. No puedo creer como hay gente tan cruel, igual que todos aquellos que decían no hacerle nada pero tampoco evitaban las agresiones ni la ayudaban. No obstante, creo que estas miserables chicas ya llevaran su condena por el resto de sus vidas, ya que el remordimiento y la culpabilidad es un sentimiento que muchas veces se tiene cuando ya es tarde y no se puede retroceder, y esto es lo que a ellas les ha pasado. Cuando sean realmente maduras siempre llevaran con ellas esa mancha interior.

Después de leer este artículo tengo que reconocer que me ha tocado. Hay muchos miles de niños y niñas que padecen bullying, que ni el colegio ni otros compañeros hacen nada para ayudarlos, y sus padres muchas veces desconocen lo que le ocurre a su hijo. Hasta que no ocurre una desgracia, la sociedad no se entera, o no le quiere dar importancia a lo sucedido. En fin, una sociedad hipócrita. 

Sílvia Colom

lunes, 6 de noviembre de 2017

El valor del esfuerzo en la educación

La mayoría de las situaciones cuotidianas que pasan casi siempre llevan un esfuerzo que haya apuesto cada uno.  El esfuerzo es el ánimo, el valor y la fuerza que tiene una persona para conseguir algo que quiere. Desde pequeños nuestros padres nos han inculcado que tenemos que ganarnos las cosas con esfuerzo porque le damos el valor de la importancia a todas las cosas sabiendo que esto cuesta y que al final siempre habrá una compensación en el futuro Los padres inculcan a sus hijos este valor del esfuerzo para que ellos puedan graduarse o por al menos formarse en una cosa y así poder tener una vida exitosa y también para que transmitan a sus hijos la educación que ellos han recibido 

También uno de las cosas más importantes donde nosotros debemos de esforzarnos es en la educación, porque desde pequeños hemos empezado educándonos en nuestras casas con la familia y a lo largo de nuestras vidas en las escuelas e institutos. La educación es muy importante ya que es el proceso de socialización y aprendizaje que encamina al desarrollo intelectual y ético de cada persona. La verdad que el esfuerzo si influye mucho en nuestras vidas porque con eso muchas vece hemos logrado lo que nos proponemos y así poder vencer nuestros miedos. 

Los jóvenes de este siglo veintiuno han cambiado en este sentido, porque ahora podemos encontrar que muchos de ellos no estudian por el simple hecho de que sus padres no los apoyan o ellos mismos que han perdido el deseo y la motivación en estudiar. Las escuelas e institutos deberían de buscar una forma de reactivar este deseo en los jóvenes ya que ellos son el futuro del mañana. Sabemos que esforzándonos los alumnos como los profesores podemos lograr un futuro mejor donde seremos personas de éxito por el esfuerzo grande que hemos hecho para conseguir nuestros objetivos. 

Finalmente, podemos observar que el esfuerzo es muy importante en la educación y que influye en nuestros valores y disciplina. Algunas personas de la sociedad de hoy en día están fracasando por el miso hecho de que no han sido bien educados o no se han esforzado en sus estudios y por eso continuamente van fracasando en sus vidas por no haber hecho un esfuerzo en sus años anteriores. En realidad, la vida es así si no te esfuerzas en algo nunca lograras nada, pero también este esfuerzo no lo debemos tener como un martirio, sino que hay que esforzarnos positivamente para llevar una vida tranquilla y feliz.