domingo, 12 de diciembre de 2010

Según se viene hablando desde el nacimiento de Jesucristo, la navidad es tiempo de felicidad, tiempo de magia, tiempo de unión entre los más próximos, pero navidad también es conocida como el tiempo de los regalos, para los mayores es tiempo de desabrocharse el cinturón, nada de abrochárselo, la palabra comprar es una de las más utilizadas en los tiempos navideños.
Se calcula que en los últimos dos años, debido a la crisis, el gasto medio de las familias es de 750 euros aproximadamente, de los cuales más de la mitad se invierten en regalos.
Este gasto que hay en navidad, es asumible hasta cierto punto. En estos tiempos en que estamos, la sociedad no está para tirar el dinero, por lo tanto en estas navidades se esperan aún menos gastos que en otros años, es decir los comercios, que siempre aspiran a obtener mucho beneficio por navidades, es el que más perjudicado se ve en el consumo navideño en época de crisis.
En navidad, también tenemos los principales sorteos de la lotería, por lo tanto es otro gasto más a la que la sociedad se apunta. El gasto en lotería aproximadamente se calcula que es de unos 100 euros por familia, un gasto demasiado alto para un sorteo que en el 99,9% de los casos, las familias no salen ganando.
Por lo tanto en mi opinión creo que lo principal tiene que ser en las familias un mayor control sobre la economía y dejar atrás los gastos innecesarios como la lotería o la compra de productos con la simple finalidad de “capricho”, sino el consumo navideño seguirá siendo un problema para la economía de las familias con algún tipo de problema económico.

Ferran Bochaca

2 comentarios:

anDrés R. dijo...

Por qué esta entrada dice "creado por anDrés R."???????????

Teresa dijo...

El juego de palabras "desabrocharse" es original pero, no hace falta que lo expliques porque entonces se pierde toda la gracia.
La expresión "es asumible hasta cierto punto" queda ambigüa y debes construirla de otra forma: "es difícilmente asumible".
En conjunto, me parece un texto correcto, bien ordenado y construido.