viernes, 28 de noviembre de 2008

Vergüenza ajena.

Las noticias sobre el conocido proceso de Bolonia. Como mas las sigo, mas me duele el estómago.
La declaración de Bolonya fue firmada el año 1999 por 48 ministros de educación de 48 países europeos, este plan es un paso mas hacia la unificación europea y a la práctica borra las fronteras en materia de conocimientos, su objetivo es crear un espacio europeo de educación superior (EEES).
Con el fin de conseguir esta meta, se está unificando la universidad en toda Europa haciendo homologables los títulos en todo el territorio, uno de los efectos secundarios previstos en la consecución de estos objetivos es la mayor mobilidad de los estudiantes europeos.
Desde luego el primer parágrafo es bonito.

Quien quiera estar a favor del plan, que no lea mas.
El sistema actual de cursos universitarios es de 3 años por un primer ciclo y 2 años mas por el segundo ciclo.
Existe la posibilidad de buscar trabajo digno cursando 3 o 5 años pagando entre mil y dos mil euros, por regla general, de matrícula anual. Aunque si quieres ampliar conocimientos tienes la posibilidad de cursar un postgrado o máster, mas especializado y con la participación de empresas privadas en ellos, por lo que su precio puede oscilar entre los tres mil y los quince mil euros, personalmente creo que estos másteres crean desigualdades de oportunidades a causa de su elevado precio y beneificia demanasiado a las empresas, permitiendo que puedan crear, a partir del sistema público, tutulaciones a su medida.

Con el sistema previsto en el EEES, desaparecerá el primer y segundo ciclo, se unificarán los cursos en un único ciclo llamado grado de 4 años (medicina, 6), por lo tanto desaparecerá la ingenieria técnica, arquitectura técnica etc. Solo existiría la carrera superior.
Ahora viene lo polémico; para especializarte y salir con garantías al mercado laboral tendrás que cursar un postgrado de dos años, como si de un segundo ciclo se tratara, o sea un máster con un precio elevado.
La función de un máster es la especialización, por ejemplo, estudias los años de medicina y para especializarte necesitarás el máster a precio de oro. O para especializarte dentro de una enginyería industrial estarás en la misma situación, cuando antes se trataba de un ciclo universitario a precio ordinario.
Ahora las matrículas de las especializaciones estan a precio público, con el EEES estarán a precio privado. Creando así y a mi entender, una universidad menos universal y mas elitista ya que mucha gente no se puede permitir pagar seis mil euros anuales de matrícula. Solo los que tienen mas poder adquisitivo saldrán con garantías de la universidad.

Esto provocará que unas universidades sean mas caras que otras, se prevé que las universidades de Barcelona por su mayor afluencia serán mas caras que por ejemplo la UdL de Lleida, ya que en Barcelona habrá mas demanada y mas empresas. O sea, este plan creará a parte de las desigualdades en las oportunidades laborales, desigualdades entre universidades.

y por mas “inri”, la empresa podrá participar en la confección del temario, por ejemplo en el grado de sociología en la UAB, la empresa que patrocina el postgrado ha suprimido del temario el anarquismo y el marxismo. Una pérdida de objetividad a mi entender.

Otro caso polémico es el del nuevo sistema de créditos y la avaluación continua. Un crédito equivaldrá a 25 horas (ahora son 10), la diferencia significante en este apartado es que a parte de las horas cursadas en las clases se supondrán unas horas que trabajarás en casa, por ejemplo en la asignatura de “edafología” cursarás 3 créditos en clase y 1 en casa (deberes, trabajos). Esto podría gustar a la gente, el problema es que esas horas fuera de la universidad también las pagas en la matrícula anual como si fueran horas lectivas, pagarás unos servicios que no te prestarán.
Esto pasará porque a los profesores se les obligará a hacer avaluación continua de los alumnos y se les exigirá mas tiempo en la investigación, estas medidad restan tiempo de clases.
Encima, como método para optimizar personal docente y equilibrar horas de clases y investigaciones, muchas universidades se verán obligadas a suprimir lineas de tarde, hecho que imposibilitará que muchos alumnos trabajen en algún empleo para pagarse los estudios.

La protesta actual, a base de ocupaciones universitarias la encuentro totalmente legítima a la par que necesaria. Mucha gente en que está a favor del plan de Bolonia ha argumentado en contra de los protestantes que están negando el derecho a recibir clases a la gente que no hace huelga. Erróneo, el plan de Bolonia si que menguará el derecho de recibir clases a muchísima gente, y esto dignifica la protesta.

En mi opinión, este plan es una paso atras de la sociedad “igualitaria” que pretenden o dicen pretender los governantes actuales de este estado, que dicen ser de izquierdas. Tambien argumentan que ellos no pueden parar este plan. Otra mentida, el plan solo es una declaración, que se pone en marcha com reales decretos que emite el Estado. Por lo tanto tomaré este razonamiento como excusa barata para querer sacar sentido a la protesta.

Para terminar, expreso mi inquietud delante la desinformación y el cinismo del plan, un proceso hecho a espaldas de estudiantes, de futuros estudiantes y de colegios profesionales de oficios, solo orquestrado por governantes y empresas. Además esto se ha visto agravado gracias a la desinformación de los medios informativos generales, que desde siempre explican media verdades.
Esto se hace extendible a los variopintos contertulianos que hablan del plan sin informarse antes, como Salvador Cardús, que argumentaba en un programa de radio, que Cataluña es el único lugar de Europa que se hace esta protesta; cuando en Grecia y en Italia por ejemplo hay encerramientos importantes (el mas grande, la Sapeinza de Roma).
O el desproposito ya mas grande, cuando el consejero Huguet, en la investidura anteayer del nuevo rector de la UB, argumento en favor de Bolonia “porque no podemos volver a tiempos oscuros, como en la Guerra Civil, que el 80 por ciento de los fusilados eran estudiantes”, se ha lucido.

Es el plan de la vergüenza. De los pasos atrás y del oscuro sistema de empresas y gobiernos que nos “mandan”.

3 comentarios:

Teresa dijo...

Joan:
Me gusta que encontréis temas que os interesen para vuestros artículos de opinión. Pero, en tú caso empiezo a creer que es contraproducente porque te centras tanto en el tema que olvidas las formas y en ti eso es muy peligroso.
El estilo es tan coloquial que roza la incorrección en muchos casos y las faltas y catalanismos son más abundantes que las nieves de la montaña.
Es cierto que demuestras haberte informado sobre el tema (no sé si tus fuentes han sido variadas) y que el proceso de tu argumentación está bien ordenado y cohesionado pero tu forma de redactar desmerece mucho el trabajo previo y no puedes (y no puedo)permitirlo. Tienes que hacer un trabajo complementario y esbozar una idea para luego ir trabajando la forma que acabará siendo la definitiva.

joanmac dijo...

pues si que debe haber nive en la montña...

Teresa dijo...

Pues eso.